Aleteia

Prostitución, trata, abuso sexual de bebés, niñas y niños en México

ABUSE
Shutterstock | 271-EAK-MOTO
Comparte

Parecería que solo pasa en las películas, pero en México es una realidad, las redes de tráfico de personas, trafican a cientos de mujeres y niñas todos los días para satisfacer la lujuria de adictos sexuales y pederastas.

Cuando terminé de realizar esta entrevista, me temblaba todo, tenia ganas de vomitar, tenia nauseas, tarde en recuperarme por la impresión de los relatos de sufrimiento que padecen mujeres, niñas, niños y bebés, en las garras de las redes de trafico de personas.

Yo fui agente federal de migración y denuncie una red de trafico de personas hace ya mucho tiempo, pensé que esos recuerdos quedaban enterrados en lo más profundo de mi mente y de mis recuerdos, pero al escuchar las impactantes declaraciones de Rosi Orozco, luchadora y activista social que ha rescatado a miles de mujeres y niñas victimas de la trata, he vuelto a recordar lo que años atrás yo denuncié.

Era verdad todo lo que sucedía en el aeropuerto de la ciudad de México, las autoridades están coludidas de arriba abajo, vertical y horizontalmente, son cómplices en el trafico de personas.

Es el esclavismo sexual, donde cientos de miles de víctimas entre mujeres, niños y niñas y bebés, nunca regresan a sus casas.

Muchas de estas víctimas traficadas, son utilizadas para los peores actos atroces humanos, las víctimas, son traficadas para satisfacer a las mentes mas retorcidas y depravadas de México y el mundo.

Las víctimas mujeres niños, niñas y bebés, son utilizadas en las peores actos perversos que uno se pueda imaginar. Solo Dios y ellas saben el terror que viven. Solo ellas y Dios saben del dolor físico que sufren en los actos que cometen seres deshumanizados y que están sedientos y hambrientos de infligir dolor en sus víctimas.

Desde violaciones tumultuarias y sin descanso en contra de mujeres y niñas y muy posiblemente también en contra de bebés, hasta mujeres que son desaparecidas, descuartizadas, al ser desechadas por estar enfermas o por que se niegan a seguir siendo violadas o por que intentan escapar de las garras de sus victimarios.

Es un lucrativo negocio que esta a la par del tráfico de drogas y armas, por los millones de dólares que logran conseguir a costa de las esclavas sexuales.

Un negocio que tiene paralelamente a la pornografía como su aliada, ya que la pornografía es la leña que fomenta en los hombres el apetito voraz por abusar sexualmente de una mujer o niña. La pornografía es quien se encarga de fomentar y alimentar permanentemente la demanda el apetito para consumir a sus víctimas.

Este es el testimonio real y verdadero de Rosi Orozco, mujer y esposa, que no se acobardó ante el demonio de la corrupción y el demonio de los traficantes de personas, esta es la historia de la mujer que desafió y confrontó a las redes de traficantes de personas y pederastas en México.

ROSI OROZCO
@RosiOrozcoOficial

Gracias, Rosi, por concedernos esta entrevista para El Observador y Aleteia. ¿De dónde eres y cómo empieza tu misión por las mujeres víctimas de trata de personas?

Yo nací en Ciudad de México, en un hogar con mucho amor; 61 años de casados cumplieron mis padres. Y, cuando recibes tantas bendiciones, estás obligado, eres responsable de regresarle al mundo tanto que no mereces… porque nadie escoge nacer donde nace.

En la vida tenemos oportunidades. En hebreo la palabra “tzedek” significa justicia, y, si te das cuenta, los rabinos llegan y te dicen “dame tu tzedaká, dame tu acto de justicia”; no te dicen “sé bueno, sé generoso”, ¡no! Si tú has recibido tienes la obligación de dar.

¿Y esto, Rosi, es lo que te motivó de alguna forma a dar tu servicio a los demás?

Sí. Y en 2005 conozco la historia de una víctima de trata, que termina cuando se escapa esta preciosa niña y se quita la vida. Lloré una semana pensando: “¿Cuál es la diferencia entre ella y yo, si somos iguales?”; y nunca jamás volví a poder dormir sin hacer algo contra la trata de personas, porque podía oír ya el clamor de esas niñas y niños, porque hoy también tenemos el primer refugio de América para niños varones que fueron vendidos por sus propias familias o fueron engañados; como Luis Armando, al que le dijeron que iba a ser cantante y lo iban a ayudar, cuando lo que ocurrió fue que lo prostituyó un productor musical de Tamaulipas.

Hoy Luis Armando es una voz privilegiada, y ese hermoso don de Dios lo puede llevar a cabo en libertad, gracias a que nos hicieron llegar su historia, que ahora es pública.

ROSI OROZCO
@RosiOrozcoOficial

Rosi, nos hemos enterado de que tú eres la que desenmascara la red de tráfico de personas en el barrio de La Merced, en la capital mexicana. Platícanos un poco de esto, ¿cuáles fueron los retos, las adversidades y los miedos?

Desde el principio, no había nadie que estuviera rescatando a las víctimas, y me metí entre chicas que estaban en situación de prostitución. Así fue como pudimos rescatar a las primeras.

Una de ellas, Elizabeth, que hoy tiene su familia y su salón de belleza, es una de las personas que me ayudó al principio, en el refugio para auxiliar a las demás; y a partir de ahí empezamos a comprender, a través de sus historias, lo grave que es este delito, y cómo destruye la dignidad, que es el regalo más hermoso que Dios nos ha dado, que nos hace semejantes a Él.

Cuando destruimos la dignidad de un ser humano, lo cosificamos, lo volvemos un objeto, le quitamos la esencia, el soplo de vida de parte de Dios.

¿Cómo se llama tu organización o tu causa social?

Empezamos con un refugio que se llama Fundación Camino a Casa.
Pero yo entré a ser diputada para lograr que hubiera una ley muy firme, la cual castiga toda forma de explotación sexual; y castiga la pornografía, la explotación de la prostitución ajena, y también el tráfico de órganos, las adopciones falsas, la explotación laboral, la mendicidad forzada, los matrimonios forzosos. ¡Todo lo que sea tratar a un ser humano como una mercancía se castiga en esta ley!

Después de eso abrí la organización Comisión Unidos contra la Trata, a través de la cual ayudamos a 5 refugios.

Hacemos también un cabildeo político en la parte legislativa para que la ley avance, no retroceda. Esto porque la trata de personas es uno de los negocios más fuertes, por lo que siempre hay el riesgo, y hay que estar al pendiente, igual que estamos al pendiente de temas de vida y de familia. ¡La libertad es igual de importante! Si vamos a defender la vida, pero vamos a permitir que esta vida la conviertan en esclava, entonces hay una incongruencia. ¡Tenemos que defender tanto la vida como la libertad y la familia!

Y justamente tenemos un equipo muy grande de gente buscando a los legisladores para que se avance y no se retroceda. Porque así como en la época de William Wilberforce había empresarios que esclavizaban y defendían la esclavitud, hoy es igual, hay personas que comercian con seres humanos, que son dueños de prostíbulos, y que van y cabildean.

Por supuesto, también son importantes las campañas de prevención y las conferencias sobre este tema.

ROSI OROZCO
@RosiOrozcoOficial

¿Quiénes son los principales comerciantes y consumidores de este terrible delito? ¿Qué es lo que tú has percibido?

Desgraciadamente gente ignorante, gente perversa, gente que se habituó a vivir una sexualidad fuera de los planes correctos de Dios y a comprar a un ser humano como mercancía para iniciarse en el negocio. Muchos de los chicos son llevados por sus mismos padres a iniciar, comprando a alguna niña.

Están también a veces los adictos a la pornografía. El 88% de la pornografía es violenta: estás viendo escenas de violencia extrema, de violaciones tumultuarias, de cosas muy perversas. Y vemos que muchas de estas personas adictas ni siquiera se dan cuenta de que las víctimas fueron grabadas, que el sufrimiento de ellas está en estos videos. Yo creo que tenemos que empezar a educar a nuestras familias de manera diferente, enseñando a respetar al ser humano como un igual, porque somos iguales.

En cuanto a estratos sociales, ¿cuáles son los principales consumidores de la trata de personas?

Por supuesto que hay de todo, pero quienes tienen más recursos buscan más cosas perversas: son los que buscan comprar a una extranjera, a una menor de edad, a una migrante. Son las personas que tienen más recursos para hacer cosas más graves. Y desgraciadamente, se extorsiona a las autoridades.

Yo lo he dicho constantemente, y se lo vuelvo a decir hoy al presidente López Obrador y a los gobernadores: si permitimos los “giros negros” también permitimos que se extorsione y se corrompa; si de verdad ya no queremos corrupción e impunidad, tenemos que lograr que ningún ser humano sea mercancía, que no puedan llevarle una niña a un policía o a un presidente municipal, sentarla en sus piernas y tomarle fotografías para después extorsionarlo.

¡Todas las víctimas te pueden decir cómo en los prostíbulos le sacan videos y fotos a las autoridades para tenerlos como aliados de este delito! Si de verdad no queremos corrupción e impunidad, tenemos que empezar por cerrar todos los “giros negros” en el país.

¿Cómo está conectado el cáncer de la pornografía con el tráfico de mujeres?

Muchas de las niñas que fueron víctimas de trata también fueron fotografiadas y videograbadas. Es de las cosas más dolorosas, cuando logran escapar, el no poder borrar de las redes esos videos.

Pero, además, hoy en día se abren 21 mil millones de videos pornográficos diarios, lo que significa que en promedio se abren 3 videos por persona en el mundo, contando desde bebés hasta adultos. Eso quiere decir que hay muchísima gente que se pasa toda la noche viendo videos pornográficos. Hay un sitio de internet que tiene tantos videos pornográficos que puedes durar 64 años sin parar de ver esos videos.

¡Es muy grave, porque estos videos están enfermando a la gente! Hace muchos años yo me preguntaba, cómo tantos hombres no vieron que Carlita Jacinto tenía tan solo 14 años, y cómo cuando tenía 12 años la podían violar 30 tipos a diario. ¿Cómo es posible que ninguno dijera “es una niña”? ¿Por qué? Porque están ya mal de la cabeza.

Cuando nuestro cerebro fue creado por Dios, fue creado para poder reaccionar cuando un hombre, ve a una niña sufrir, de forma natural corra a salvarla. ¡Nuestro cerebro está creado así! Lo natural es que un hombre la rescate, como el príncipe a la damisela.

Pero cuando estamos permitiendo que se alimente a nuestro cerebro totalmente al revés, dejando que se produzca un orgasmo ante el placer de estar viendo sufrir a una niña, el cerebro cambia; y entonces se producen feminicidios, y vemos violaciones aumentando en todo el planeta. Conforme crece este tipo de videos, crece un cerebro totalmente transformado en un monstruo, en un perverso que encuentra placer en el sufrimiento.

¡Eso está cambiando al mundo! Por eso la Biblia advierte que el amor de muchos se enfriará, y que en el final de los tiempos crecerá mucho la maldad. ¡Y estamos viendo la maldad crecer! Tenemos que ser agentes de bondad, y ayudar a transformar hacia el bien a estos seres humanos, y por eso siempre digo que necesitamos una hoja en blanco, una nueva historia para México. Y una nueva historia personal; porque tal vez alguien por ignorancia fue a un prostíbulo, o tal vez por ignorancia estuvo viendo videos pornográficos; ¡en ese caso hay que pedir ayuda!

Nosotros tenemos ayuda para la gente, atención psicológica, atención espiritual.

¡Pidamos ayuda y empecemos un nuevo nacimiento! Una hoja en blanco en la que podamos escribir ahora una nueva historia sin esclavitud, respetando la dignidad de todos los seres humanos.

ROSI OROZCO
@RosiOrozcoOficial

Compártenos, por favor, las edades de las víctimas.

La edad más común de las víctimas es de 12 a 18 años, porque lo que buscan los “padrotes” (proxenetas) es poderlas controlar. Pero nosotros hemos recibido en los refugios a niñas desde 6 años de edad; Carla Jacinta llegó a ver a bebés siendo abusados.

Estamos hablando de gente tan perversa, que cuando enferman sus cerebros viendo estos videos, ellos terminan haciendo lo mismo, como lo hizo Ted Bundy. El asesino serial Ted Bundy, un día antes de morir en la silla eléctrica en 1989, le confesó al psicólogo James Dobson todo lo que él hizo, y decía: “Tuve una buena familia, una familia cristiana, y tuve buenos amigos. Todo en mi vida fue bueno, excepto la pornografía”.

Él llegó a confesar 39 asesinatos de mujeres y niñas después de violarlas y de hacerles lo más perverso. Entonces él muere confesando que lo que hizo fue a causa de la pornografía, ¡y eso en 1989, cuando la pornografía no estaba a la mano de un teléfono celular!

Tenemos niñas que han llegado al refugio Camino a Casa y a las que su propia familia las estaba prostituyendo; es terrible el grado de maldad que ya hay en el mundo. Pero todos nosotros podemos hacer la diferencia, y podemos hacer una nueva historia en este país.

¿Y las edades de los consumidores? Esto porque a lo mejor los papás no tienen idea de que sus hijos pueden estar consumiendo pornografía.

Hoy, de los 8 años a los 16 años de edad, el 90% de los menores de edad ha visto pornografía. Son cifras de Georg McDowell, que ha estudiado a fondo el enorme daño que causa la pornografía.

¿Y puede pasar que niños incluso más chicos estén viendo pornografía?

Sí, puede pasar, por descuido de los padres, porque les dan el celular y el internet para que jueguen, y cualquier niño puede ingresar a cualquier página.

En México se está padeciendo una era de terror por asesinatos de parte del narco; pero también de feminicidios, y hasta de feminicidio infantil. ¿Crees que la pornografía sea la razón de esta ola?

Estoy absolutamente convencida de que el crecimiento en pornografía y en la violencia que estos videos contienen está provocando que la gente actúe de la misma manera en que está alimentando su cerebro.

Y estoy convencidísima de que la manera de frenar la violencia contra las mujeres y el feminicidio tiene que ver con cerrar los “giros negros”, con poner regulación al internet, como lo ha hecho ya Reino Unido, donde la pornografía se limitó y ya está prohibido que se vean videos donde aparezcan menores de edad o donde haya escenas violentas.

Creo que es muy importante que México piense que no va a bajar la violencia contra las niñas y las mujeres mientras no cambie el contenido del internet.

¿Crees que realmente México podría convertirse en un país con cero espacio para la pornografía? ¿Se podría si el gobierno lo quisiera?

Si el presidente López Obrador dijo en campaña mil y un veces “primero los pobres”, y su equipo llega a entender que la peor pobreza es la esclavitud, creo que tendría la obligación de proteger a toda la gente vulnerable, a toda la gente que es mercancía.

Los tratantes de personas buscan a personas en pobreza, como Carlita, porque su mamá y su papá no tenían suficientes recursos para buscarla. ¡Eso es lo que ellos quieren, gente tan vulnerable que no haya manera de que su familia la encuentre y la rescate!

Así que el presidente tiene la obligación de hacer algo que frene esta violencia, este comercio de las personas en pobreza.

¿Cómo es la cara, cómo es el perfil de un traficante de personas? Porque imagino que los has enfrentado y los has visto de frente. ¿Cómo son?

La primera vez que fui a la cárcel a ver a uno de los tratantes fue por la causa de Paty González –a quien estamos capacitando para que en el futuro sea la presidenta de la organización—, pues este hombre, a quien llamaremos “Pedro”, hace 10 años la vendía como carne fresca en el barrio de La Merced.

Él iba a salir libre porque estaba detenido con la ley anterior, y era muy mala ley; entonces estaba yo sin dormir porque me daba mucho miedo que le hiciera daño a Paty, que había llegado a ser como una hija para mi; pero yo aprendí que los miedos hay que enfrentarlos, y entonces, sin decirle a nadie, me fui a meter a la cárcel, al Reclusorio Sur, y fui a buscar a este tipo.

Para poder platicar con “Pedro”, me ayudó un amigo mío, líder cristiano; yo iba temblando como gelatina, pues estaba de verdad aterrada, porque él era un “padrote” muy fuerte.

Pero lo más simpático, sobre lo cual hasta hoy bromeo con “Pedro”, es que el que salió corriendo cuando me vio a lo lejos y me reconoció fue él. Mi amigo, Alejandro Treviño, fue por él y lo trajo ante mí y lo sentó. “Pedro” estaba muy enojado y me dijo: “¡Usted escribió un libro sobre mí!”, y le respondí: “¡No, espérate! Sólo escribí un pedacito en una hoja para decir quién era el ‘padrote’”. Pero él estaba como suele ocurrir,con esos hombres que son muy violentos con las mujeres, muy misóginos, tratando de intimidarme con su enojo y con sus gritos.

Entonces le pegué a la mesa y exclamé: “¡A ver, ‘Pedro’, yo soy la única que tengo algo que perder aquí! ¡Si tú quieres, en este mismo momento me levanto y me voy!”. Y entonces ya pudimos empezar a platicar; y, a partir de ese día, durante 3 días lo visité cada 15 días, y a veces cada semana. Y se convirtió a Cristo, se entregó a Dios, cambió su vida.

Hoy “Pedro” tiene su vida totalmente transformada, y fue el que arriesgó su vida para salvar a una chica de su mismo pueblo, que ahora yo ayudé. ¡De verdad arriesgando la vida!

He conocido a un total de 17 “padrotes”, de los cuales 4 ya se convirtieron a Cristo, son activistas y dan su testimonio: “Pedro”, una mujer y otros dos hombres.

ROSI OROZCO
@RosiOrozcoOficial

Parece que hay muchos mitos respecto de cómo acaban las víctimas: que si terminan enfermas, que si las desaparecen, que si las descuartizan para deshacerse de ellas, o que hasta las lanzan a cocodrilos en La Merced. ¿Tú qué sabes de esto?

Sí hay mucha perversidad de cómo destruyen las vidas de estas niñas. Carlita te puede platicar de una niña de 8 años, que la mataron a golpes y luego la descuartizaron; y le tocó a Carlita que le enseñaran el recorte del periódico y la amenazaran diciéndole: “Si te escapas, te va a pasar esto”. Es parte de lo que hacen para intimidar a las que todavía están prisioneras.

Tenemos ahorita en el refugio a una bebé y a su mamá con SIDA; y a otra muchacha con una enfermedad venérea horrible, y que acaba de tener a su bebita, la cual nació enferma.

Hablamos de chicas que, además de ser violadas 30 o 40 veces, han recibido golpes; una de ellas ya murió y tenía quemaduras de cigarro en las piernas y en la espalda.
Y también tenemos a sus familias sufriendo. A Carlita, cuando desapareció, sus papás la buscaron por todos lados, y gastaron todo lo que tenían, pidieron prestado y quedaron en la peor ruina; su dolor era enorme, y su abuelita enfermó de diabetes cuando se enteró de que su nieta estaba desaparecida.

¡Si pudiera entender la gente todo el sufrimiento que hay alrededor de la trata! Vemos a tantas mamás con la foto de sus hijos en la mano porque es lo único que les queda.
Una mamá me habló desde San Luis Potosí con el teléfono celular que le prestó otra señora; me dijo: “Yo no tengo celular, no tengo dinero; lo único que pude sacar fueron 15 copias de la foto de mi hija”. ¿Sabes lo que es eso? Lo único que te queda es la foto de tu hija, y ¿dónde la pegas? Porque te la arrancan de los lugares donde la pegues. Cuando oí a esta señora lloré mucho tiempo.

Rosi, ¿dónde están desapareciendo las niñas y las mujeres: dentro del hogar o en la calle?

Se pierden desde el momento en que hay desintegración familiar; se pierden desde el momento en que hay violencia.

Muchas niñas que se salen a la calle lo hacen porque en casa las están golpeando, porque las están abusando sexualmente o por la desintegración.

Un padre que abandona su casa deja a merced de los tratantes de personas a sus hijos, a sus hijas, porque los desprotege.

¿Cuál es el llamado para ellos? Porque pareciera que estamos esperando que el gobierno actúe, lo cual ciertamente es importantísimo; pero los padres de familia, desde el hogar, ¿qué tendrían qué hacer?

Cada padre y madre tienen que poner por encima de su egoísmo a sus hijos e hijas. Lo que ellos están sufriendo en casa, abandonados, cuando papá no está en casa para protegerlos, es impensable, inimaginable; y todo porque el papá se va de la casa con otra mujer, que va a ser el mismo infierno pero con diferente diablo cuando se pase la calentura sexual.

Hay que tener el valor de decir: “Ante Dios me comprometí en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separe”. Es un compromiso, es una decisión, no es un sentimiento. El sentimiento se acaba, pero la decisión de amar y de perdonar tiene que permanecer hasta que la muerte nos separe. Ésa es la protección que Dios planeó para nuestros hijos e hijas, para que ellos no sean vulnerables.

Y no sólo eso, sino tener conversación, tener pláticas, tener comunicación dentro del hogar para poder decir: “Mira, hijo, te puede pasar esto. Mira, hija, hay estos riesgos. Mira, esto pasó”. Pueden usar nuestras redes sociales, buscar en nuestra página de “comisionunidos.org” muchas historias y testimonios, y usarlos con los hijos e hijas para que ellos no caigan en estas redes.

¿Consideras que el tratante y el que trafica con las niñas y adolescentes las “engancha” tomando algo así como el papel del papá ausente?

¡Claro, por supuesto! Desde las redes sociales, la manera en que buscan conversar con ellas es porque en casa no están pudiendo platicar con papá y mamá. Ese vacío lo llenan a través del internet, y hay un 17% de perfiles falsos; tal vez esa niña cree que está platicando con un chico de su edad o un poco más grande, y la persona es un depredador, mucho más grande que ella, que sabe perfectamente cómo captarla por la necesidad emocional que tiene.

¿A Rosi Orozco quién la ayuda, quién le da fuerzas para luchar?

Primero Dios, por supuesto; desde que entregué mi vida a Él, en 1983, mi vida se convirtió precisamente en una hoja en blanco, ese nuevo nacimiento que me permitió tener nuevos sueños, poder escribir una vida no egoísta, pensando en los demás.

Y yo veo a Cristo con los brazos abiertos, amando hasta el último momento y diciendo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Y yo creo que nuestro deber como católicos, como cristianos, como personas que tenemos una fe, es amar como Cristo. Amar, entregar nuestra vida, estar dispuestos a dar la vida por amor a los demás.

Si realmente hay fe, creemos que no importa el riesgo sino que vamos a vivir los días que Él ya tiene contados que vivamos; no tenemos por qué tener temor, porque Dios tiene ya nuestra vida en sus manos, ¡y vamos a vivir todos los días que Él planeó!

Y la segunda persona que más me ayuda y que me da fuerzas es mi esposo, Alejandro; para mí es increíble la manera en que ha apoyado.

Mi mejor amigo después de mi esposo es Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales, en el Vaticano, y es mi aliado en la lucha contra la trata de personas. Al obispo Marcelo lo admiro mucho por la forma tan aguerrida en que habla en la ONU y en todas partes, diciendo que, como dice Francisco, la trata de personas debe ser considerada como un delito de lesa humanidad.

No es posible seguir viendo como normal la prostitución. Debemos entender que ninguna de las chicas está ahí porque sea el plan de Dios para su vida. El plan de Dios es una vida de libertad, es una vida de dignidad; así que no podemos considerar la prostitución como un trabajo, y si acaso lo fuera, sería el trabajo más peligroso. Pero al ser pisoteada la dignidad del ser humano, al ser vendida como una mercancía, jamás podría ser un trabajo digno y sólo puede ser considerado como una forma de esclavitud.

¿Entonces tu lucha en México se ha internacionalizado? ¿Cómo está involucrado Francisco?

Francisco es el líder mundial contra la esclavitud. Para mí es a quien yo sigo como líder contra la trata; porque si alguien tiene muy claros los conceptos es él; y la gente que lo rodea, como el obispo Marcelo Sánchez Sorondo, o Gaby Marino, que también trabaja en la Academia Pontifica y que es otra de mis mejores amigas.

Hemos estado 18 veces en el Vaticano. En el último evento, que fue el de la sección de migrantes y refugiados, aprendí muchísimo y admiro tanto lo que hace la Iglesia católica por los migrantes; y el que haya una orden como la de los Scalabrinianos, es algo que me impresionó al conocer su cantidad de casas-refugio y el amor que tienen hacia las personas que, por hambre, por necesidad o por la violencia en su país, tienen que salir y tienen la necesidad de encontrarse con hermanos, que les den la mano en el camino.

Rosi, ¿consideras que con este flujo migratorio y con esta crisis humanitaria que se nos viene, puede acentuarse la trata de personas en México y en el mundo?

Sí; porque sabemos que detrás hay mentes perversas, porque a veces los flujos migratorios no están solos, sino que hay cabezas de gente, que políticamente explotan a los vulnerables, y que quieren leyes a favor de drogas, a favor de prostíbulos, y que ven a los seres humanos como una estrategia política. Y eso puede pasar.

El que la gente migre no debe ser un crimen; es algo natural, normal; y debemos todos apoyar al migrante. Pero hay gente que los organiza. Jamás debemos criminalizar al migrante, pero sí a quienes usan al migrante como un instrumento de presión política, a quienes organizan caravanas de migrantes pagadas por gente perversa como estrategia política.

¿Cuáles son tus proyectos, tus sueños y acciones, y cómo podemos sumarnos a la causa de Rosi Orozco?

El sueño más grande que tengo, y que he platicado mucho con mi esposo, porque siempre la vida está en riesgo, es no morirme antes de ver 32 refugios; y no morirme antes de ver que cualquier niña, como Carla, pueda escapar y pueda tener vida después de esa muerte. Si no logramos eso, vamos a tener a muchas chicas que, después de que escapen, se quiten la vida.

Todos los que amamos la vida desde la concepción hasta la muerte natural, tenemos que ayudar por igual a que se formen refugios, que de eso sí está carente la iglesia cristiana en general, evangélicos y católicos. ¡No hay suficientes refugios!

Hago un llamado a la gente que dice tener fe, a los que dicen defender la vida y la familia, a que defiendan la libertad por igual; porque si defendemos al no nacido, pero va a nacer para ser esclavo, pues también estamos permitiendo una muerte. Entonces necesitamos que cuando hagamos eventos pro-vida y pro-familia, también sean pro-libertad.

Para aquella víctima que pueda ver o leer esta entrevista, ¿qué le dices ante su desesperación y su vida de terror?

Que tú vales muchísimo; que tal vez te dijeron una y mil veces que eres basura; que tal vez crees que no hay vida detrás de la trata. Pero es todo lo contrario, en cuanto tú busques a las personas que estamos comprometidas para darte todo lo necesario: apoyo legal, apoyo psicológico, apoyo académico para que puedas terminar una carrera.

Tenemos universidades católicas que han donado becas del 100% para víctimas de trata. Hoy Paty, que hace 10 años estaba sufriendo lo mismo, ya terminó su carrera; es abogada y ahora está estudiando inglés en Colorado, y tiene una hoja en blanco, una nueva historia, una oportunidad.

Y tú también tienes el derecho de tener una hoja en blanco, el derecho de tener una vida de libertad. Y sí hay vida después de la trata.

Rosi, ¿dónde pueden buscarte, dónde pueden dar ese grito de auxilio?

Soy súper twittera; si buscan “Rosi (con i latina) Orozco”, me encuentran enseguida. También en mi página web, que es “comisionunidos.org”

Se re-direcciona más rápido la página si ponen “unidos hacemos la diferencia.org”. También me pueden encontrar en Instagram en “Rosi guión bajo Orozco”. Y en el Facebook.

¿Si logran escaparse a dónde podrían ir?

Depende de sus circunstancias. Si son mayores de edad hay refugios para adultas; si eres mujer menor de edad hay refugios en Comisión Unidos contra la Trata; y si eres varón menor de edad también hay otro refugio.

Nosotros abrimos el primer refugio para niños varones antes que Estados Unidos lo hiciera. En nuestro refugio para varones tenemos a cuatro niños, de 14 y 13 años, y el más chiquito de 8.

¿Deseas agregar algo más?

Quiero hacer un llamado a la gente que dice tener fe, que dice amar a Dios, pues Él dice que amemos al prójimo.

Hay una campaña que nosotros iniciamos y que se llama Corazones Unidos, en donde todos podemos decidir que si la mitad del país es vulnerable a la trata de personas –porque la Fundación World Free dice que el 57% del país es vulnerable–, pues el restante 43% de los que sí hemos tenido oportunidades debemos darle la mano al 57% más vulnerable.

Si hemos recibido oportunidades, por justicia y no solo por bondad, debemos ayudar a una persona vulnerable: vulnerable por pobreza, vulnerable porque a lo mejor es un adulto mayor abandonado por su familia, o un adulto mayor al que lo pueden explotar y despojar de todos sus bienes. Podemos ayudar a una persona con adicciones hasta que salga y esa persona ayude a otras; o podemos ayudar a una persona como Carlita. ¿Cuál es mi esperanza? Que un día Carlita esté tan fuerte, cuando sus hijos estén más grandes, que ella misma abra un refugio, que ella misma ayude a otros y sea una luz; hoy ya lo es, hoy es una activista, y hoy su testimonio va a impedir que muchas niñas caigan en las redes de trata.

Y tú, que estás leyendo esta entrevista o viendo este video, si tienes oportunidades, si estás estudiando o estudiaste, si tienes un trabajo, si has podido en este mundo tener más que los demás, sabe que estamos obligados a darle la mano al menos a una persona, una persona a la que ayudes; por ejemplo, a una amiga cuya familia se está desintegrando, hasta que ella misma ayude a otro.

¡Como una cadena de favores!
Si logramos darle esta hoja en blanco, vamos a cambiar a este México; porque no lo van a hacer las autoridades, no lo van a hacer los políticos; ¡lo vamos a hacer todos los que tenemos a Cristo en nuestro corazón, todos los que tenemos el amor de Dios y creemos que amar a Dios es amar al prójimo!

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.