Aleteia

Oración a san Wenceslao por todos los servidores públicos

SAINT Wenceslaus
Comparte

San Wenceslao fue un líder bueno y santo que puso la ley de Dios por encima de la suya

Muchos conoce el popular villancico El buen rey Wenceslao, pero lo fascinante es la persona real que hay detrás de él.

Wenceslao era el duque de Bohemia y un gobernante justo, que hizo todo lo que pudo para cuidar de su pueblo. Una leyenda común cuenta cómo Wenceslao salía todas las noches a dar limosna a los pobres. Cosmas de Praga, en 1119, escribe:

Pero creo que lo podréis conocer mejor a través de sus hechos que con lo que yo podría decirles; porque, como se lee en su Pasión, nadie duda de que, levantándose cada noche de su noble lecho, con los pies descalzos y un solo chambelán, recorría las iglesias de Dios y daba generosamente limosna a las viudas, a los huérfanos, a los encarcelados y afligidos por todas las dificultades, tanto que no se le consideraba un príncipe, sino el padre de todos los miserables.

San Wenceslao sigue siendo un intercesor perfecto para todos los líderes políticos, mostrando un ejemplo de verdadero liderazgo y de cómo poner la ley de Dios por encima de las leyes humanas.

Esta es la oración de apertura de la Misa en la fiesta de san Wenceslao, y se puede usar para orar por todos los políticos y servidores públicos.

Oh Dios,
que enseñaste al mártir san Wenceslao a anteponer el Reino celestial al terrenal,
concédenos con sus oraciones que, negándonos a nosotros mismos,
podamos aferrarnos a ti con todo nuestro corazón.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios,
por los siglos de los siglos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.