Aleteia

Vaticano dice no a «comunión eucarística» entre católicos y protestantes

@DR
Comparte

La decisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe y la preocupación del papa Francisco respecto al caso de Alemania

La Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) se pronunció recientemente contra la “intercomunión” entre católicos y protestantes en una carta al Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Georg Bätzing, 58 años. Así, se declina la invitación mutua de católicos alemanes y protestantes a participar juntos en la “Cena del Señor y a la Eucaristía” como se prevé en el documento ecuménico alemán «Juntos en la mesa del Señor” de 57 páginas. 

La CDF llama la atención sobre cuestiones que no están resueltas, indicó el cardenal encargado del ecumenismo en el Vaticano, Kurt Koch a la revista Herder Korrespondenz, respecto al texto «Juntos en la mesa del Señor» del Grupo de Trabajo Ecuménico de Teólogos Protestantes y Católicos (ÖAK en alemán) de septiembre de 2019. 

El presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos sostuvo que el papa Francisco apoya la posición de la CDF y aún no hay un punto común sobre “la cuestión de la comprensión exacta de la Eucaristía y de la Cena del Señor, la relación entre la Eucaristía y la Iglesia, la cuestión del ministerio ordenado y la cuestión de la relación entre el Bautismo y la Eucaristía, etc.”.  

Preocupación del Papa y diferencias

La ÖAK argumenta que estas ya no son diferencias que dividen a las iglesias, y se asume que la Cena del Señor Protestante y la Eucaristía Católica son básicamente dos formas diferentes del mismo evento. 

El cardenal Koch recuerda, en cambio, que la CDF ha señalado claramente que existen “serias diferencias y que, por lo tanto, las consecuencias extraídas del documento ÖAK no deben justificarse en la actual situación ecuménica”.

Koch dijo haber ya señalado sus preocupaciones al obispo Georg Bätzing en una conversación personal en la que le explicó que no podía apoyar los puntos esenciales y sobre todo las consecuencias del documento “Juntos en la mesa del Señor”.

El papa Francisco no es mencionado en la carta de la CDF al Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana. Entonces, Koch señaló: “el prefecto de la CDF, el cardenal Ladaria, es una persona muy honesta y leal. No puedo imaginar que haría algo que el papa Francisco no aprobaría. Pero también he escuchado de otros lados que el Papa ha expresado su preocupación en conversaciones personales”.

Exclusión de Ortodoxos

Koch insistió que los obispos alemanes deberían escuchar la posición de la CDF. “Después de este discurso de Roma los obispos no pueden simplemente seguir con la agenda. La carta de Roma ha señalado claramente que el documento de la ÖAK toca temas que no pueden ser decididos simplemente por la iglesia en un país”. 

“Si los obispos alemanes quieren evaluar una carta de la CDFe como algo menor a un documento de un grupo de trabajo ecuménico, entonces algo no estaría bien en la jerarquía de criterios entre los obispos”.

El alto prelado suizo comprometido en el diálogo entre los cristianos del mundo considera que la “intercomunión” entre católicos y protestantes excluye a los ortodoxos y esto daña el camino del diálogo ecuménico dentro de un horizonte más amplio. 

“Es difícil para mí entender de todos modos cómo se quiere ir por el camino de la comunión eucarística entre católicos y protestantes sin incluir a los ortodoxos y orientales en la conversación. Alemania hoy en día ya no es simplemente un país biconfesional”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.