Aleteia

Por que este pequeño superviviente de COVID-19 está recibiendo tanta atención

Super Chico
Comparte

Este pequeño guerrero con síndrome de Down ha pasado por siete cirugías y un montón de obstáculos, ¡y ahora se ha curado del coronavirus!

Es una estrella de Instagram con más de 185.000 seguidores y su último selfi tiene más de 20.000 “me gusta”. Su nombre es Francisco Guedes Bombini, “Chico”, para abreviar. Tiene síndrome de Down y tiene 3 años. Vive en Bauru, en el Estado de São Paulo, en el sur de Brasil. ¿Su último triunfo? Sobrevivir al coronavirus. ¡Sus admiradores lo llaman Súper Chico!

View this post on Instagram

Curuminho! #superchico

A post shared by Dani Guedes Bombini SUPERCHICO (@daniguedesbombini_superchico) on

La COVID-19 es sólo el suceso más reciente en la serie de obstáculos que ha superado este pequeño de rollizas mejillas. En sus tres años de vida ha pasado por siete cirugías como parte de los tratamientos para su grave disfunción renal, sus problemas del corazón, su hipotiroidismo y una enfermedad crónica pulmonar debida a estar tres meses conectado a un ventilador tras nacer.

View this post on Instagram

Serelepando aqui! #superchico #budiaaaa

A post shared by Dani Guedes Bombini SUPERCHICO (@daniguedesbombini_superchico) on

En una publicación de Facebook, su madre, Daniela Guedes Bombini, ofrece un resumen de su vida hasta la fecha: seis meses en el hospital tras nacer, luego cuidado en casa con la supervisión de una enfermera las 24 horas, terapia física, etc., para continuar ayudándole a superar sus problemas de salud. Ha estado entrando y saliendo del hospital para lidiar con emergencias que han ido surgiendo, pero siempre ha salido adelante.

No hay que ser médico para darse cuenta de que corría el riesgo de una gran exposición al coronavirus. Los médicos dijeron a la familia que si se contagiaba de COVID-19, moriría. Cuando terminó dando positivo en el test de la enfermedad, su madre dijo: Sentí que la tierra me desaparecía bajo los pies, sinceramente, pero, como saben, ¡vivimos día a día y dejamos que las cosas se vayan resolviendo por sí solas!”.

Los principales síntomas de Chico eran dolores corporales, especialmente en el abdomen. El 22 de julio, 14 días después de la aparición de los síntomas, ¡los médicos informaron a la familia de que Chico había superado los pronósticos definitivamente! Aunque aún tenía algunos problemas gastrointestinales, lo peor ya había pasado. Y, por el camino, había conquistado los corazones del personal hospitalario, además de los de personas de todo el mundo.

Como muestra una fotografía de Instagram del 25 de julio, el hospital celebró la recuperación de Chico con una gran pancarta de su “club de fans”, anunciando: “Súper CHICO, ¡lo hemos vencido contigo! Club de fans ‘CHICO ES SINÓNIMO DE AMOR’”.

Ya ha salido del hospital y ha vuelto a casa, donde continúa derritiendo corazones con sus adorables fotos y vídeos. ¡Sin duda, se ha ganado a pulso su mote de Súper Chico!

Según señaló sabiamente su madre, solamente podemos vivir día a día y nunca sabemos lo que nos traerá el mañana. Sin embargo, podemos abordar cada día con esperanza. Incluso cuando la situación parece nefasta, siempre hay una posibilidad de que salga mejor de lo esperado.

Incluso una vida como la de Súper Chico –difícil, frágil, “imperfecta” según los estándares de muchas personas– puede estar llena de felicidad y ternura y puede aportar esa alegría, amor y mayor aprecio por la vida a miles de personas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.