Aleteia

¿Qué pasó con 10.000 toneladas de papa que no fueron a McDonald’s?

ARGENTINA
Comparte

Destino final: los más pobres, otro gesto para aplaudir en medio de la crisis derivada del coronavirus en Argentina

Entre las múltiples manifestaciones de solidaridad que la pandemia y la inédita crisis económica puso de manifiesto en Argentina, ésta llama la atención por el volumen, por la cantidad de personas involucradas en tantísimos destinos a los que llegó la ayuda, y, desde ya, por involucrar a más de 10.000 toneladas de papas.

Básicamente, el peso equivalente a 60 estatuas de la Libertad, o 4 cohetes Saturno, el más grande propulsor jamás construido para enviar al espacio a Apollo 11.

Más de 10 millones de kilos de papas fueron puestos a disposición por la empresa Mc Cain durante la pandemia, producción que en gran parte no pudo ser utilizada por los restaurantes de comida rápida a los que provee normalmente la empresa.

Por ese motivo, desde el Banco de Alimentos de Balcarce, provincia de Buenos Aires, la red de Banco de Alimentos de Argentina logró aunar esfuerzos de otros para hacer llegar 230 camiones con esas papas a todo el país.

 

ARGENTINA
@RedBdeA

 

En concreto, se trata de una materia prima que permite la preparación de más de 30 millones de raciones. En algunos destinos, la papa fue destinada a comedores populares; en otros, directamente a hogares de bajos recursos.

Pero para hacer llegar la papa al plato de comida se necesitó voluntarios que en distintos centros, desde Chubut hasta Misiones, pasando por numerosos municipios del Gran Buenos Aires y varias ciudades del interior, embolsen la papa y la preparen para que llegue a los destinos finales.

Familias, regimientos militares, grupos de amigos, fueron convocados para esta anteúltima etapa, previa a la entrega final. Aproximadamente unas 2.300 personas participaron de este proceso, según contaron al diario La Nación.

Al final del camino, facilitaron la entrega 130 municipios, 50 organizaciones no gubernamentales y los distintos Bancos de Alimentos que componen la Red Argentina.

 

 

La Red Argentina de Banco de Alimentos centra sus esfuerzos en contrarrestar la inseguridad alimentaria de los argentinos, particularmente los menores de edad, y disminuir el desmesurado desperdicio de productos de la industria alimentaria.

La necesidad de los “rescates de alimentos” no son nuevos: ni nacieron con esta crisis, ni cayeron con ella. Aunque durante la pandemia, como informó la misma red, la demanda de alimentos de parte de los comedores creció un 60%.

Conectando empresas multinacionales como en el caso de las papas, productores agropecuarios, compañías locales, con quienes están pendientes de las necesidades de los más pobres en todo el país, los bancos de alimentos vienen desde inicio del siglo XXI fortaleciendo la nutrición pero también respondiendo a distintas necesidades coyunturales.

En particular, durante la pandemia, también facilitaron la distribución de elementos de higiene y productos de limpieza, que garanticen los cuidados seguros a la hora de distribuir las comidas.

ConectamosHeroes es el nombre de una de las campañas con las que ilustra su labor durante la Pandemia, y bien define la misión cotidiana de una entidad, que desde sus bancos en todo el país, logró el milagro de distribuir, estimando 4 papas por kilos, una papa por argentino.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.