Aleteia

Perú y una mirada integral e inclusiva hacia los ancianos

PERU
Comparte

Un proyecto dirigido a las personas de la tercera edad de la mano de Cáritas en un momento donde la crisis política también dice presente

“Promoción integral e inclusiva para las personas adultas mayores, en el sur del Perú y ayuda humanitaria para adultos mayores y personas con incapacidad en respuesta al COVID-19”.

Aquí el nombre completo de un trabajo conjunto entre Cáritas Perú, Cáritas diocesanas de Arequipa y Tacna-Moquegua con el apoyo de Cáritas de Alemania.

El objetivo, recuerda el coordinador del proyecto, Rafael Quispe Chura, es que se apliquen prácticas saludables de “autocuidado” con acceso a establecimientos de salud y que reciban también un trato digno de comunidad y familias, entre otras.

En ese sentido, también se indica –reproduce una nota publicada por la Conferencia Episcopal Peruana-  que el proyecto «reforzará la participación social y el ejercicio ciudadano de las personas adultas mayores».

Hasta el momento el proyecto se viene ejecutando en ocho municipalidades distritales de Arequipa y Tacna, siendo 25 las organizaciones de adultos mayores que se ven beneficiadas directamente por esto. Las mismas agrupan a casi 900 personas de los Centros Integrales del Adulto Mayor (CIAM).

Por último, la propia Iglesia en Perú afirma que durante la crisis del coronavirus se han entregado kits con insumos de bioseguridad, al igual que acompañamiento a los ancianos vía telefónica con la ayuda de voluntarios en cuanto a medidas de prevención, cuidado y apoyo emocional.

 

 

Perú, crisis política y coronavirus

Por estas horas el país sudamericano se ve inmerso en una crisis política que tiene como protagonista al presidente Martín Vizcarra. Se trata una moción de vacancia (destitución) presentada en su contra por el Congreso en base al denominado “caso Richard Swing” (contratos del Ministerio de Cultura con el cantante Richard Cisneros).

Esto se dio en los últimos días tras la divulgación de audios que dejarían en evidencia una maniobra del propio presidente para deslindarse del caso, todos aspectos que seguían suscitando nuevos episodios con el correr de las horas.

En medio de esto, la crisis del coronavirus no ofrece tregua y los datos oficiales daban cuenta de más de 730.000 casos positivos y un número de fallecidos superior a 30.000.

 

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.