Aleteia

Papa Francisco: Practiquemos la «pedagogía de la recuperación»

PAPIEŻ FRANCISZEK
ALBERTO PIZZOLI/AFP/East News
Comparte

«La habladurías son un virus peor que la COVID»: Las palabras del Papa hoy en el rezo del Ángelus desde la Plaza de San Pedro

Hacer de la corrección fraterna «un hábito saludable» para que «en nuestras comunidades» haya relaciones basadas en el perdón y en la «fuerza invencible de la misericordia de Dios». Asomado esta mañana a la Plaza de San Pedro calentada por un hermoso sol de septiembre, el Papa Francisco señala este camino en el Ángelus.

El Papa comenta el Evangelio de hoy en el que, de alguna manera, Jesús sugiere «una pedagogía de la recuperación» articulada en tres pasos. Cuando un hermano que se equivoca no escucha ni a los que le amonestan solo, ni con dos o tres testigos, y al final ni siquiera a la comunidad, que es «la Iglesia», Jesús dice: «sea para vosotros como pagano y recaudador de impuestos».

Una expresión «aparentemente tan despectiva», apunta el Papa, pero que «en realidad nos invita a poner a nuestro hermano en las manos de Dios» porque «sólo el Padre podrá manifestar un amor mayor que el de todos los hermanos juntos»:

Es el amor de Jesús, que acogió a los recaudadores de impuestos y paganos, escandalizando a las personas bienpensantes de la época. Por tanto, no se trata de una condena sin apelación, sino del reconocimiento de que a veces nuestros intentos humanos pueden fallar, y que solo estar solo ante Dios puede poner al hermano ante su propia conciencia y la responsabilidad de sus actos.

En su reflexión, el Papa también se detiene en las dos actitudes anteriores de corrección fraterna. Ante un hermano que se equivoca, la primera sugerencia es acudir a él con discreción, no para juzgarlo sino para ayudarlo, quizás superando el miedo a que reaccione mal.

Si esta intervención fracasa, la invitación es recurrir al apoyo de algún otro hermano o hermana, dos o tres testigos, como la ley mosaica realmente requería para proteger a la persona de los «falsos acusadores».

Pero incluso el amor de dos o tres hermanos puede resultar insuficiente y por eso Jesús nos exhorta a contarlo a toda la comunidad. Por tanto, la fuerte exhortación del Papa es construir «relaciones fraternales siempre nuevas» dentro de la comunidad.

 

Artículo originalmente publicado por Vatican News y traducido por Aleteia

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.