Aleteia

Una beca para que los jóvenes cristianos no abandonen Tierra Santa

Custodia de Tierra Santa
Comparte

La presencia de los franciscanos en Tierra Santa permite a los jóvenes cristianos estudiar en su propia tierra, evitando que se vayan al extranjero y abandonen los santos lugares en que vivió Jesús.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El objetivo es claro: permitir a los cristianos que han nacido y viven en Tierra Santa estudiar en su lugar de origen, evitando que decidan trasladarse al extranjero para formarse y después, tal vez, no volver nunca más.

Entre los muchos modos con los que la Custodia se compromete a apoyar a la población local están las becas, especialmente las destinadas a financiar los estudios universitarios de los jóvenes.

“En la mayor parte de los casos, los que se van al extranjero a estudiar ya no vuelven para vivir. Ahora todos nuestros jóvenes quieren ir a estudiar a la universidad. Lo que más atrae a los jóvenes son las especializaciones y la facilidad para encontrar trabajo”, explica el padre Ramzi Sidawi, fraile franciscano, ecónomo de la Custodia de Tierra Santa.

Cada año se otorgan quinientas becas, patrocinadas por dos programas diferentes que cubren todos o parte de los gastos escolares. Los destinatarios son estudiantes con un bajo nivel de ingresos familiares, con una media de notas alta.

El padre Peter Vasko, de la Franciscan Foundation for the Holy Land, añade: “El 95 % de estos estudiantes ahora trabaja en el sector jurídico, médico, contable, de ingeniería… Y cuando vemos a jóvenes convertirse en profesionales, y estar verdaderamente agradecidos a la Custodia Franciscana, nuestro corazón se llena de alegría.”

George Hleis, de 23 años, acaba de terminar la universidad en el Monte de los Olivos de Jerusalén, ciudad en la que vive.

Explica: “A muchos chicos no les gusta la situación actual, querrían ir al extranjero para encontrar mejores oportunidades. Yo también me lo he pensado, pero me gusta estar en la tierra en la que Jesús vivió.

“Es muy importante darse cuenta de que si queremos que los cristianos se queden aquí debemos darles una motivación, incentivos: Esta motivación e incentivos nacen de la posibilidad de acceder a la educación universitaria”, añade el padre Peter Vasko.

La colecta a favor de Tierra Santa, que el Papa Francisco ha convocado en todas las iglesias para el domingo 13 de septiembre, servirá también para ayudar económicamente a estos jóvenes cristianos de la tierra de Jesús.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.