Aleteia

Transformación de Santa Sofia y la Iglesia de Chora en Mezquitas, el dolor de Bartolomé I

BARTOLOMEW
Shutterstock | Alexandros ichailidis
Comparte

Experto sobre Turquía denuncia uso instrumental de la religión por motivos políticos y electorales

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El Patriarca Ecuménico Bartolomé I expresó su tristeza a nombre de la cristiandad por la transformación en mezquita de otra joya del patrimonio bizantino en Estambul, la iglesia de San Salvatore en Chora, decretada el 21 de agosto por el Presidente turco Recep Tayyip Erdogan. 

“Nos dolió la conversión de la Basílica de Santa Sofía y la Iglesia de Chora en mezquitas», afirmó el Patriarca, amigo del papa Francisco, el 23 de agosto durante su homilía en la celebración de la Divina Liturgia en el histórico monasterio de Panagia Faneromeni en Cyzicus, informó Orthodox Times.

«Estos dos monumentos únicos de Constantinopla fueron construidos como iglesias cristianas. Expresan el espíritu universal de nuestra fe así como el amor y la esperanza de la eternidad«.

Patrimonio cultural mundial

El patriarca también se refirió a los preciosos mosaicos dentro de Santa Sofía y la Iglesia de Chora. «Los mosaicos e iconos, únicos en su género, son ‘alimento para el alma y un extraordinario espectáculo para los ojos’, como dijo el escritor y pintor griego Fotis Kontoglou. Son parte del patrimonio cultural mundial. Rezamos al Dios de amor, justicia y paz para que ilumine las mentes y los corazones de los responsables”, expresó. 

Mustafa Cenap Aydin, turco, experto en diálogo interreligioso, dijo a Aleteia que el gobierno de Recep Tayyip Erdogan explota la religión musulmán persiguiendo objetivos electorales para distraer a la población de los problemas reales derivados de la gestión de la pandemia, de la creciente crisis económica y de las tensiones limítrofes con Grecia y Siria.

La Iglesia de San Salvador en Chora está considerada como uno de los más bellos ejemplos de iglesia bizantina. El edificio, que fue diseñado inicialmente como una iglesia ortodoxa, está situado en el distrito occidental de Estambul, conocido como Edirnekapı. 

Uso político del mito de la conquista otomana

Después de la conquista otomana, la iglesia fue transformada en mezquita en 1511 por Hadim Ali Pasha, gran visir de Bayezid II. Debido a la oposición islámica a la representación de figuras humanas, los mosaicos y frescos se cubrieron con cal, pero no se destruyeron. 

En 1948 se inició un programa de restauración del edificio para recuperar los mosaicos y frescos, considerados entre las más altas expresiones del arte bizantino.  Durante algunos años, el templo permaneció cerrado al culto hasta que el edificio se transformó en un museo en 1958. 

Ahora, el 21 de agosto de 2020, un decreto del Presidente turco Erdogan confirmó la decisión del Consejo de Estado del pasado 19 de noviembre de 2019 que anulaba la decisión por la que el templo era considerado un museo.

La religión musulmana no está de acuerdo con Erdogan 

En fin, la Iglesia de San Salvador en Chora será reabierta de nuevo al culto islámico, con el consecuente recubrimiento de los mosaicos cristianos. Así, la transformación en mezquita “es una idea que no comparte la religión musulmana”, dijo Cenap Aydin, co-fundador del Instituto Tevere, un centro de estudios con sede en Roma que lleva el nombre del rió Tíbet – como símbolo del puente -que hay que tender para la comprensión entre musulmanes y cristianos.

El Corán invita a los musulmanes a la paz y a la misericordia y con esta decisión no hay ni una cosa, ni la otra. Es una desviación de la religión islámica y contraria al espíritu del diálogo interreligioso que tiene el objetivo de creer en un mundo de armonía y respeto recíproco. Aquí no hay respeto, paz o reconciliación”, anotó el experto.

El templo será reabierto de nuevo al culto islámico, con el consecuente ocultamiento de los preciosos mosaicos cristianos que la UNESCO considera invaluables y patrimonio de la humanidad. 

Los musulmanes cuando rezan en dirección a la Meca no deben tener delante imágenes de ningún tipo, pueden haber en otras direcciones. Así en el caso de Santa Sofia se buscaron soluciones con juegos de luces que no funcionaron y, al final se usó una tela para cubrirlas”.  

Si hubiera alguna voluntad de diálogo se encontraría alguna solución para no tener que tapar todos los mosaicos bizantinos, afirmó Cenap Aydin. En San Salvatore en Chora los iconos serán ocultados casi seguramente.

El experto afirma que la actual política turca convirtió la Basílica de Santa Sofia y la Iglesia de Chora en Mezquitas no porque se respete un sentimiento religioso verdadero o se busque alimentar una necesidad de culto concreto. «Mezquitas en Turquía no faltan se trata de una búsqueda de ‘consenso’ político y electoral», concluyó el experto en diálogo interreligioso.

Turquía: Los mosaicos de la Iglesia de Chora que no veremos más, convertida en Mezquita

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.