Aleteia

La tormenta Laura generó devastación en República Dominicana y Haití

LAURA
Comparte

Su paso por el Caribe ha dejado al menos 12 muertos y hay alerta en varios países

Laura y Marco. He aquí los nombres de dos tormentas tropicales que por estos días tienen en vilo a varios países del Caribe y Centroamérica, además de Estados Unidos (donde podrían ingresar como huracanes).

Pero el paso de Laura, aún calificada como tormenta tropical pero que puede convertirse en huracán, por países como República Dominicana y Haití ya ha generado muerte y destrucción en las últimas horas debido a que al menos 12 personas han perdido la vida.

Imágenes aquí (galería): 

 

«La pared les cayó encima (…) nunca debieron haber levantado esa pared ahí, el dueño tiene que reconocerlo», expresó una mujer dominicana en diálogo con BBC Mundo.

Este testimonio es tan solo uno de los tantos vinculados al dolor y temor por estas horas debido a esta tormenta tropical, que ha generado que muchas familias tuvieran que abandonar sus hogares.

Pero otro de los países que hasta el momento también ha sentido el «latigazo» de Laura es Haití, el país más pobre de América Latina.

En este país las imágenes recientes que dan cuenta de desplazamientos de tierra y afectación en Puerto Príncipe son más que elocuentes:

 

Según informa BBC Mundo, en base a reportes de autoridades, entre las víctimas hay un niño de 10 años. En este caso, un árbol se le cayó encima en una zona fronteriza con República Dominicana.

Las tormentas siguen su camino

Por estas horas son varios los países que siguen de cerca el pasaje de estas dos tormentas, tanto Laura como Marco (entre versiones de debilitamientos o fortalecimientos). Lo cierto es que preocupa lo que pueda pasar próximamente en sitios como Cuba, donde la vulnerabilidad impera (como dejó de manifiesto un reciente informe de Macky Arenas en Aleteia) y también por lo que pueda suceder en otros sitios como México o Estados Unidos.

 

Horas de incertidumbre, momento de mirar una vez más al Cielo e implorar protección para no tener que seguir lamentando fuertes tragedias.

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.