Aleteia

Papa Francisco: Liberar a la Virgen María de la mafia

POPE FRANCIS,BLESSED MOTHER,CHILD,CHILE
Osservatore Romano | AFP
Comparte

El Pontífice contra la combinación forzada entre religión y crimen 

El papa Francisco pide liberar la “figura de la Virgen de la influencia de las organizaciones criminales”. Lo hizo a través de una carta dirigida a su institución de confianza en temas de mariología en Roma. 

En su carta dirigida recientemente al padre Stefano Cecchin, de la Orden de Frailes Menores, presidente de la Pontificia Academia Mariana Internacional (PAMI), el pontífice que excomulgó a los mafiosos en un viaje a Calabria, exhorta continuar con la misión del Departamento de análisis y de estudio de los fenómenos criminales y mafiosos de la PAMI. 

Religiosidad y crimen

«La devoción mariana es un patrimonio religioso-cultural que hay que salvaguardar en su pureza original, liberándola de superestructuras, poderes o condicionamientos que no responden a los criterios evangélicos de justicia, libertad, honestidad y solidaridad”, escribió Francisco en su misiva fechada significativamente el pasado 15 de agosto, fiesta de la Asunción de María. 

El Pontífice apoya la misión de padre Cecchin, presidente de la PAMI, quien decidió poner el tema «religiosidad y crimen» en el centro de su trabajo, creando un Departamento para defender la religiosidad popular mariana.

El PAMI ha escuchado también expertos externos: representantes  de magistrados, criminólogos y fuerzas del orden. Es a ellos a quienes el Pontífice dirigió el mensaje enviado en vista de la conferencia “Liberar a María de las mafias” que tendrá lugar en Roma el 18 de septiembre próximo. 

MESSINA
Shutterstock | Marco Crupi

Ejemplo de vida, mafiosos fuera

Ningún narco, capo o gánster de turno para afianzar su poder delictivo y de influencia puede instrumentalizar los símbolos cristianos y mucho menos la imagen de la Virgen María. En este sentido, menos velado, Francisco reitera que es «necesario que el estilo de las manifestaciones marianas sea conforme al mensaje del Evangelio y de las enseñanzas de la Iglesia«. 

De esta manera, señala que ”uno de los criterios para comprobarlo es el ejemplo de vida de los participantes en tales manifestaciones, que están llamados a dar en todas partes un testimonio cristiano válido mediante una adhesión cada vez más firme a Cristo y una generosa donación a sus hermanos y hermanas, especialmente los más pobres«. 

Fieles y santuarios marianos alerta

Se recomienda que las comunidades locales vigilen las fiestas patronales y especialmente a aquellos que en esas ocasiones se presentan como devotos, ocultando intenciones que son todo menos devocionales. Y a los fieles, los verdaderos, Francisco les invita a que «adopten actitudes que excluyan una religiosidad equivocada y respondan en cambio a una religiosidad correctamente entendida y vivida». 

El Sucesor de Pedro exhortó también a los santuarios marianos, para que «se conviertan cada vez más en ciudadelas de oración, centros de acción del Evangelio, lugares de conversión, piedras angulares de la piedad mariana, a los que miran con fe todos los que buscan la verdad que salva”.

MESSINA
Shutterstock | Marco Crupi

El Papa excomulgó a mafiosos en Italia

Cabe recordar que Francisco mismo ha pedido salir de una religiosidad malévola al servicio de la criminalidad y la superstición mafiosa. En Calabria, 21 de junio de 2014, el Papa excomulgó a los mafiosos. En una homilía histórica afirmó: «Aquellos que siguen este camino del mal en sus vidas, como los mafiosos, no están en comunión con Dios: están excomulgados”. 

Este concepto fue reiterado en la homilía de la misa celebrada poco más de cuatro años después (el 15 de septiembre de 2018) en Palermo en memoria del Beato Padre Pino Puglisi, un sacerdote asesinado por la Mafia: «No se puede creer en Dios y ser un mafioso. Los mafiosos no viven como cristianos, porque blasfeman con sus vidas el nombre de Dios-amor«. 

Y en Nápoles, el 21 de marzo de 2015, el Papa llamó a todos los creyentes a estar atentos a las distorsiones de la devoción mariana, cuando afirmó ”un cristiano que deja que la corrupción entre en él no es un cristiano, apesta”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.