Aleteia

El Reggaeton es pornografía auditiva y sus videos abuso sexual

REGGAETON
Shutterstock | Alucardion
Comparte

Los niños ya no escuchan más Parchis, La Onda Vaselina, Burbujas, Topo Gigo, los Pitufos, ni Tatiana. ¿Qué escuchan ahora los más jóvenes?

Los niños hoy escuchan regaetton, es asi como vemos ahora videos grotescos en Youtube y Tiktok de niños y niñas perreando, donde los padres de familia se sienten orgullosos y les aplauden por la forma tan sexi de bailar. Los niños literalmente ahora tararean letras y estrofas con contenido de sexo explícito.

Las mamás enamoradas por los famosos cantantes de regaetton sueñan con Maluma y duermen a sus hijos, bebés y niños con regaetton. Adiós a las canciones de cuna, hoy se arrullan con Bad Bunny.

Los adolescentes se dedican ahora este tipo de música, es la moda, así se enamoran hoy en la secundaria o primaria, dedicándose canciones para excitarse los unos y los otros con los grandes exitos de Maluma, Bad Bunny y quien sabe quien más.

REGGAETON
Shutterstock | Lena Nester

Que ridículas y cursis se escuchan ahora a lo lejos las canciones de la Onda Vaselina, después OV7, Magneto, Mercurio o Moenia. Hoy lo nuevo es enamorar con letras  de Reggaeton.

No hay más canciones románticas que dedicar, las canciones de Manzanero, Agustín Lara o Juan Gabriel, están sepultadas, para las nuevas generaciones les da asco, les aburre y se burlan de sus abuelos por escuchar este tipo de música de Manzanero o Agustín Lara.  María Pía Rodríguez Regordosa, experta en pedagogía, orientacion familiar, psicologia y desarrollo humano, habla en exclusiva para Aleteia sobre los daños que este género musical está causando.

MARIA PIA
Gentileza

Pía Rodríguez, gracias por concedernos esta nueva entrevista. En la primera oportunidad hablaste con nosotros sobre las narco-series y sobre los narco-corridos. Ahora se nos atraviesa un tema un poco alarmante, y queremos que nos ayudes a reflexionar lo que está sucediendo, pues salió publicada una nota en el periódico Milenio, donde se hablaba de que el Reggaeton, este ritmo “musical”, es lo que más escuchan los niños en México. ¿Qué opinión tienes al respecto?

Tuve oportunidad de leer la nota, y es muy importante añadir esto, que los niños están optando por el Reggaeton como principal estilo musical, por encima de la música propia de los niños; y esto es en parte porque no hay una suficiente producción musical dirigida a los niños, adecuada a su etapa de desarrollo, a sus mentes, a sus necesidades.

Por otro lado, si el Reggaeton es lo que principalmente están escuchando los niños, ¿quién les está poniendo esa música a los niños? Porque los niños solitos no ponen la música; los niños acceden a los dispositivos para escuchar la música que sus padres les dan. Entonces los padres, lejos de estar pensando en una sana educación y formación de sus hijos, no están filtrando los contenidos de la música que está llegando a la mente de sus hijos.

Así que tenemos que pensar en esto: ¡no son los niños los que lo hacen! Aunque a lo mejor sí son ellos los que lo piden, y ése es el argumento de los padres: “Es que mi hijo me lo pide”. ¡Pues sí! Es una música con un ritmo pegajoso, divertido, alegre, que es atractivo para los niños; pero eso no quiere decir que sea positivo o bueno y educador para ellos.

Todo el mundo sabe el tipo de letras que contiene el Reggaeton, intercalan estrofas tratando de maquillar un poco lo que es literalmente una relación sexual, y un maltrato y denigración de la mujer. ¿Consideras que este género, al describir el acto sexual a veces descaradamente, es una pornografía auditiva?

De alguna manera sí lo es. Sus letras efectivamente tienen un alto contenido  sexual; pero, además de tener un alto contenido sexual, lo tienen sólo en el ambiente erótico de la sexualidad, es decir, sólo en la parte física de la sexualidad. Y otra cosa que tienen, es una visión muy reducida y denigrante de la figura femenina, además de un deterioro grave del valor de la sexualidad, presentándolo como algo que no es en la realidad.

Por lo tanto, aunque los niños pequeños, que no saben todavía de sexualidad, y no saben el significado de las cosas, se quedan con estas letras en su mente y las van repitiendo; y cuando ellos entren en el periodo sensitivo en el que se despierta toda la sexualidad, esta información que está guardada en su cerebro empieza a tener un significado, y el problema es que va a tener un significado contrario a la verdad y contrario a su naturaleza y a su mayor bien, provocando distorsiones de pensamiento, actitudes erróneas y comportamientos inadecuados en el tema de la sexualidad. Así que el problema no es sólo el niño erotizado hoy, sino el adolescente erotizado que será en un futuro.

MALUMA
Capture Facebook MTV

Me preguntas si es pornografía auditiva. Si lo escuchamos los adultos, nos damos cuenta de que a veces son descripciones muy grotescas de la sexualidad, demasiado explícitas y vulgares. Y el problema es que, al escuchar esto, el adolescente o el adulto va creando una imagen o haciendo una fantasía de lo que está escuchando.

Por otro lado, el Reggaeton no sólo está siendo escuchado, sino que también hay videos y producciones de esto, en donde los movimientos, los bailes y el resto del contenido audiovisual están lanzando una imagen negativa de la persona, de la sexualidad y del amor. Bueno, del amor ni hablan.

¿Qué pasa con el adolescente o el adulto que escucha estas letras explícitas y vulgares? La música con la que nosotros crecimos nos ayudaba a enamorarnos; eran letras hasta cierto punto cursis, pero nos hacían sentir bonito, añorar a la persona de que te habías enamorado. A diferencia de esto, ¿se puede decir que las letras del Reggaeton excitan sexualmente al hombre o a la mujer?

Yo creo que hay que matizar esto, lo mismo que lo del contenido de pornografía auditiva. Es pornografía auditiva en cuanto a la descripción del acto sexual pero de una manera obscena. El problema es que esto, que se describe de manera obscena, y que se repite, se repite y se repite, luego se asocia a imágenes que reproduce la mente de la persona, o vienen en videos que están apoyando la canción. Y entonces, al final, el adolescente o el adulto está teniendo estímulo por dos lados: auditivo y visual. Y entonces sí va provocando reacciones psico-corporales congruentes con el estímulo que está recibiendo.

O sea, si una persona ve la imagen de un desnudo reacciona con el instinto sexual, sí, y eso está hablando de la salud de esa persona, porque si la persona no reacciona entonces hay algo mal en su cuerpo y en su psique; pero si reacciona es porque está bien “diseñada”, por decirlo de alguna manera. ¡Porque estamos diseñados para eso! Esta reacción psico-corporal, que está como respuesta al atractivo sexual del otro, si se da en un contexto, un lugar, dirigido hacia una persona, tiene ciertas reglas que, cuando se respetan, elevan a la persona y al acto sexual a lo más sublime; y, cuando no se respetan, pueden degradar.

Entonces, ¿qué es lo que pasa con el Reggaeton? Están oyendo una descripción del acto sexual, y esto los lleva a investigar más, a armar una fantasía sexual o a verla; y entonces sí se está accediendo entonces a pornografía, que deriva en excitación sexual y en otras cosas más que distorsionan la sana sexualidad de la persona, desvinculándola del amor y desvinculándola de la visión integral de la persona, porque la persona no sólo es cuerpo: la persona es cuerpo, afectividad, racionalidad y espiritualidad, juntos en una unidad indivisible e irreductible; así que la sexualidad está en todos los ámbitos de la persona, y no sólo en el cuerpo. Y el regaetton está hablando de un acto sexual reduciéndolo sólo a genitalidad y corporeidad, entonces está reduciendo a la persona. ¿Dónde queda la afectividad? ¿Dónde queda la racionalidad? ¿Dónde queda la espiritualidad? ¿Dónde queda esta unidad indivisible de la esencia de la persona? ¡Lo saca de ahí! Entonces realmente está yendo contra la persona, y por eso daña la sana concepción de lo que es la sexualidad para el amor y ordenada al amor para el bien de la persona.

¿Entonces el Reggaeton degrada lo que es realmente el amor, lo que es verdaderamente la finalidad de las relaciones sexuales humanas? ¿Lo degrada, lo animaliza?

Exacto. Es una degradación porque el ser humano no sólo es reacciones instintivas de genitalidad, o reacciones instintivas corporales que lleven al coito; ¡eso es propio de los animales! Pero el ser humano, que tiene inteligencia para buscar la verdad, que tiene voluntad para buscar el bien, que tiene libertad para elegir amar al otro y, junto con el otro, hacer un proyecto de vida, no puede degradarse a sólo corporeidad, porque entonces deja de ser humano.

Esta propuesta musical, que se está repitiendo constantemente a los chavos, a los adultos y a los niños, es sólo genitalidad. Y entonces está rompiendo la naturaleza humana, desvinculándola del diseño original del ser humano.

Y, claro, cuando se acercan un chavo y una chava, están repite y repite el “quiero contigo”,  “quiero que entres en mí”, o quiero que hagas equis o ye cosas, además con una descripción hasta grotesca, poco respetuosa de la intimidad de las personas, que lejos de despertar el romanticismo, el vínculo, el respeto al otro, la entrega mutua, el amor profundo o un proyecto de vida, lo que está diciéndole es “tú me tocas, yo te toco, nos satisfacemos y ya está”.

Se está presentando una propuesta reduccionista de la sexualidad, y reduccionista de la figura de la mujer, como si fuera un objeto. Y yo me pregunto: ¿cómo podemos vivir en una sociedad que, por un lado, está luchando todo el tiempo por la protección y la seguridad de las mujeres, yendo contra los feminicidios, yendo contra la denigración de la mujer en muchos ámbitos, pero por otro lado está respaldando una propuesta musical que usa a la mujer y la desvalora tanto que la presenta como un objeto de consumo? ¡Qué incongruente!

Pía, para que los padres de familia lo tomen en cuenta, ¿consideras que en el niño que escucha Reggaeton constantemente, permanentemente, puede despertarse más pronto su libido, su deseo sexual, y propiciar los tocamientos y la masturbación?

Si un niño de entre 5 y 10 años escucha una canción de Reggaeton, esa letra no le provoca ninguna reacción de tipo erótico sexual porque aún no tiene hormonas circulando en su cuerpo que lo predispongan a la reacción sexual; es decir, si escucha una de esas canciones no va a tener por ello erecciones ni se va a masturbar. En cambio, si se unen esas letras que escucha a imágenes, ahí sí se está despertando la erotización en niños, porque ya hay un estímulo visual.

El niño puede repetir cosas; pero si esas cosas que repite no le significan nada porque no tienen nada que ver con su vida, no le despiertan el instinto sexual; pero si esto está asociado a imágenes, a tocamientos, a experiencias, ahí sí se despierta un impulso sexual. Por ejemplo, si accede a videos de Reggaeton ve movimientos y ve acciones, y eso sí puede despertarle una curiosidad y un impulso sexual que no es propio de la edad.

Mostrar a un niño imágenes de contenido sexual es una forma de abuso sexual. El abuso sexual no es sólo tocar a un niño en su cuerpo o hacer que toque; mostrar imágenes de contenido sexual a un niño es una forma de abuso sexual porque no se está respetando su sano desarrollo, ni su psicología, ni su periodo sensitivo. ¡Así que cuidado!, porque algunos videos de regaetton traen demasiado contenido explícito en el tema de la relación sexual, por lo que pueden catalogarse de pornografía.

Tú eres madre de familia. ¿Dejarías que tus hijas oyeran este tipo de música?

Yo soy madre de adolescentes, y esto es muy complejo porque el Reggaeton está inserto en todos los ambientes, aunque no lo escuchen en mi casa. Si van a fiestas, ahí está; y como es una música muy pegajosa, ¡muy, muy pegajosa!, con un ritmo atractivo para bailar, no lo puedes sacar del mundo. Tenemos que aprender a estar en el mundo sin ser del mundo. Y eso hay que enseñarlo en la educación de nuestros hijos. Tenemos que enseñarles, según la edad, a discriminar los contenidos; así que si están oyendo algo, hacer pausa y decirles: “Oye esa frase, ¿qué están diciendo y qué piensas de esto? Y eso que estás oyendo, ¿te parece que es algo que te respeta a ti o que respeta a los otros? ¿Qué te parece si mejor buscamos otra música que sea más congruente contigo, con tus valores, con el respeto a ti mismo y a los demás?”.

Porque prohibir por prohibir sólo hace apetecer. Es mejor generar en nuestros hijos un pensamiento crítico; pero para esto hay edad, porque el niño chiquito no tiene capacidad para pensar críticamente, ya que su pensamiento no es hipotético sino concreto; no tiene la racionalidad hipotética que ya tiene el adolescente, y que empieza a los 11 o 12 años. Así que al adolescente sí hay que ponerlo a analizar los contenidos. Y esto se extiende a toda la oferta de los medios de comunicación.

¿Qué otras cosas consideras que está generando el Reggaeton en un mundo como el de hoy?

Yo no soy músico, pero me parece que está destruyendo el arte. Recuerdo que leí un artículo donde decía Pablo Milanés que el Reggaeton son groserías recitadas con música.

La producción musical tiene que ver con la sensibilidad humana, y la sensibilidad humana para hacer arte tiene que ser estética, y lo estético es bello, y lo que es bello es congruente con la naturaleza de la persona. Lo grotesco de estas canciones no es estético, ni despierta emociones positivas en las personas. Entonces yo cuestionaría si es arte, pues veo que destruye, no construye.

En el tema de la educación y la formación tampoco aporta. Todos los medios de comunicación por su naturaleza existen para contribuir al bien de la sociedad, a aportar al desarrollo de las personas, a dar un espacio de nutrición emocional y racional. Yo pregunto si el Reggaeton es un nutriente para el desarrollo de las personas, o si es un apoyo para la educación o formación en las familias, o si más bien es un problema, por los antivalores que va proponiendo. Está provocando un daño en lugar de provocar un bien.

Tampoco hay que decir que sólo el Reggaeton es nefasto, o que todo lo anterior era bueno, porque no es cierto; hace poco fui a un concierto, no voy a decir de qué artista, y al oírlo yo me decía: “Estas canciones también están terribles”. No era explícito, era sugerido, pero tocaba los mismos temas. Así que debemos tener un pensamiento mucho más crítico de lo que escuchamos, de lo que vemos, de lo que leemos y de lo que dejamos entrar en nuestras familias.

Antes, muchas canciones hablaban de amor, y a veces en la escuela un adolescente se las dedicaba a alguna persona; pero ahora hay adolescentes que se dedican canciones de Reggaeton. ¿Qué pasaría si te dedicaran a ti una canción de Reggaeton?

Diría “No, muchas gracias”. Las canciones existían, y existen, para expresar lo que a veces no sabemos expresar, y por eso se dedicaban las canciones; siento esto por ti, no sé cómo decírtelo, o no me atrevo, pero te mando la canción porque esta canción habla de lo que yo siento por ti. Y entonces yo recibo el mensaje, el contenido y el mensaje afectivo que tú quieres transmitirme cuando me dedicas una canción.

Pero, si escuchamos el contenido de una canción de Reggaeton, ¡no, muchas gracias! “Quiero tocarte, que me toquen, entrar en ti, salir de ti…”. ¡No, gracias! ¿Qué me estás diciendo o qué me está proponiendo? “Te voy a usar”.

¿Cuál es tu opinión sobre el noviazgo en la secundaria o la preparatoria? Yo creo que no se puede pedir que los adolescentes no sean novios, que no se enamoren. Pero otras veces se dice que en el kínder el niño ya tiene novia. ¿Cuál es la edad propicia para poder iniciar un noviazgo?

Los adolescentes traen una carga hormonal muy alta, que los hace muy susceptibles a ser estimulados sexualmente, y esto también los lleva a una carga de emotividad muy alta, en un proceso de maduración que está viviendo, transitorio, al pasar de la infancia a convertirse en un adulto, que es un ser autónomo y responsable de sí mismo.

El adolescente puede amar, por supuesto; pero no sólo desde adolescente, sino desde niño. Pero tiene que ser un amor total y capaz de dar, no de usar y tomar para mí. El problema de la propuesta musical del Reggaeton es que propone una relación de uso entre las personas, y las personas no existimos para ser usadas, existimos para ser amadas y para amar. Así que tenemos que preparar a nuestros niños y adolescentes para amar en plenitud, y que este amor se exprese físicamente, afectivamente, racionalmente y espiritualmente.

Ahora bien, los niños en el kínder no tienen novios o novias, tienen amigos que les caen súper bien. Si el niño dice “es mi novia”, los papás tenemos que aprender a decirle “No es tu novia, es tu amiga”. Hay que explicarles desde chiquitos: “Una novia es una amiga con la que te vas a casar; pero tú tienes 5 años, así que aún no te vas a casar; por eso no es tu novia, es tu amiga, a la que quieres mucho y te cae muy bien”. Y estimular esa amistad, y enseñarles a usar el vocablo correcto.

Y luego quieren ser novios a los 10 años, y pasa lo mismo. El noviazgo, por definición, es una etapa que prepara para el matrimonio. Todos los noviazgos, absolutamente todos, existen para terminar. Los noviazgos terminan por uno de dos motivos: porque se dan cuenta de que son el uno para el otro y quieren compartir un proyecto de vida para siempre, así que empieza el matrimonio, o se dan cuenta de que no son el uno para el otro, así que se separan.

Por eso a los 10 años no es una etapa para andar buscando a una persona con quién compartir toda tu vida. Entonces, ¿cuándo es la etapa ideal para buscar un noviazgo? Pues cuando va unido al desarrollo psicológico de la búsqueda de pareja para un proyecto de vida. Yo pregunto: ¿a los 8, a los 12 o a los 14 años estás definiendo tu proyecto de vida? A los 18 o a los 21 años a lo mejor sí.

¿Y hasta dónde sí los besos o las caricias entre supuestos “novios” adolescentes? ¿Hay algún termómetro para no sobrepasarse y llegar a la relación sexual?

Un adolescente todavía no tiene la capacidad para controlar su impulso sexual. Y hay caricias que, en sí mismas, están diseñadas para ser preámbulo del acto sexual; entonces, si esas caricias se viven en el noviazgo, lo natural es que se concluya en un acto sexual, porque el cuerpo está diseñado para eso; el cuerpo está lleno de zonas erógenas, y si estas zonas están estimuladas, van a reaccionar con apetito sexual. Ese funcionamiento está diseñado para un lugar y un compromiso al que tú puedas responder para toda la vida, porque el acto sexual puede tener consecuencias que hay que ser capaces de asumir; no es solamente si hay o no un embarazo, es un responder al otro, y en la adolescencia no se tiene la madurez para ello. Así que no lo hagas porque no lo sabes manejar.

Y por eso el noviazgo en niños y adolescentes no está recomendado; no porque sea malo, sino porque está a destiempo. Un beso pasional lo que despierta es el apetito sexual. ¿Y van a poder terminar eso que empezaron? No. Van a estar interrumpiendo e interrumpiendo, y eso también hace daño porque distorsiona las cosas. Todo tiene su momento y su lugar, y hay que aprender a respetarlo, para evitar un sufrimiento innecesario.

Desgraciadamente los chavos de hoy están muy presionados por los medios de comunicación a vivir sin reglas, sin limitaciones, a vivir una sexualidad desenfrenada que no respeta su  naturaleza. Eso sólo les deja vacío, en lugar de hacerlos crecer. Y así como nadie va a París si no sabe que París existe, nadie llega a vivir un noviazgo pleno y casto, que te acerque a la felicidad, si nadie te lo propone como algo a lo que puedes llegar.

Para consultar a Pía al correo: piarodriguezregordosa@hotmail.com

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.