Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconEspiritualidad
line break icon

La Virgen María para nosotros, cristianos perseguidos de Irak

IRAK

Gentileza

Redacción de Aleteia - publicado el 15/08/20

"Recuerdo que cuando huíamos de mi ciudad, unos a otros se decían: ¡mira, la Virgen nos acompaña!"

Desde otras religiones, a veces nos acusan de adorar a nuestra madre María más que a Dios. No es así, pero todos sabemos que en los momentos de dificultad, normalmente corremos a buscar a nuestra madre, eso es lo que pasa siempre.




Te puede interesar:
¿Los católicos adoran a la Virgen María?

Uno de los Padres de la Iglesia logra un equilibrio entre María, la Iglesia y el alma del creyente: cada uno de estos tres pilares es un gran espacio de recepción para llenarse de Jesús, del amor y la gracia de Dios, pero no para guardarlo para uno mismo, sino para dárselo a los demás.

María ostenta variedad nombres y títulos: la Virgen, la Señora, la Compasiva, la Misericordiosa, Reina de la Paz… La honramos en distintos lugares: Iglesias, montañas, templos y santuarios…

En distintas fechas: 15 de mayo, 15 de agosto, 8 de septiembre…, pero ante todos ellos prevalece una verdad: María es la Madre de Dios y nuestra Madre y nos acompaña en nuestro camino de fe.

En los cristianos de Irak, la confianza en María está muy arraigada en nuestros corazones, generación tras generación, permaneció en los corazones de nuestros padres y abuelos y así continuará por los siglos venideros.

María es la novia del Espíritu Santo, es como la levadura que nos da la luz y la sabiduría para pasar por este punto de nuestra historia sin perder el mensaje de Jesús.

Tan pronto como surgen los peligros y atacan las calamidades, la súplica se eleva a María por todas partes.

VIRGIN MARY,MOSUL
Safin Hamed | AFP

La virgen María tiene un sitio dentro de nuestro corazón, tenemos fe en ella y está con nosotros en cada momento. Sentimos que no estamos solos ya que Ella está dentro de nosotros y nos acompaña en el camino de nuestra vida. María es una madre de verdad que cuida de sus hijos.

En 2014, el año de la masacre masiva en la que muchos cristianos fueron asesinados por el grupo del Daesh en Oriente Medio, especialmente en Irak y Siria, recuerdo que cuando huíamos de mi cuidad, unos a otros se decían: ¡mira, la Virgen nos acompaña!

Y así todo el camino, fuimos rezando, y así durante todo el camino sabíamos que María estaba con nosotros y por eso no nos sentimos solos, para mí eso fue suficiente, completamente suficiente.




Te puede interesar:
La Virgen que sobrevivió al ISIS

Tal y como el cristiano de Irak honró a la Virgen en el pasado, también en el presente del corazón del cristiano nacen las sólidas virtudes, que hacen que la vida se convierta en entrega y la muerte se convierta en esperanza de contemplar el  resplandor de la Virgen.

IRAK
Twitter | D. Naim Shoshandy

María, abnegada madre, continuó apoyando a la Iglesia primitiva con su fe después de la ascensión de Cristo y antes del advenimiento del Espíritu Santo.

María siguió estando presente y enseñó  la adoración, la oración, las esencias de las virtudes, la santidad y las perlas de la Palabra de Dios.

María cuidó de la Iglesia naciente como cuidó anteriormente al Niño Divino, y desde entonces ella sigue ejerciendo su deber maternal hacia todos, recordándonos las palabras del Salvador, guiándonos hacia él, empujándonos a los sacramentos.

María existe con nosotros, nos  insta a trabajar para difundir el reino y la salvación e intercede por nosotros  delante de su Divino Hijo.

¿Hay todavía alguien que  puede preguntarse por qué la  amamos, queremos y honramos después de todo este amor que nos ofrece?

Levantemos los ojos hacia ella,  esperemos y aprendamos de su fe. Ojalá creamos sin dudar al igual que Isabel:

«Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor»»(Lucas 1,45).

Ella es verdaderamente nuestro refugio, nuestro destino.

Gracias, Señor, por regalarnos a María.




Te puede interesar:
El padre Naim: de las bombas de Irak al coronavirus en España

Por Naim Shoshandy – sacerdote de Irak

Tags:
cristianos perseguidosirakvirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.