Aleteia

Brasil y la urgencia del Pacto por la Vida

BRAZIL
Caritas Brasileira
Comparte

La Iglesia de Brasil celebrará este 15 de agosto, la Jornada de Oración y Reflexión sobre el Pacto por la Vida y por el país de América Latina que ya ha superado la barrera de los 100.00 fallecidos debido al coronavirus

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Mientras se agravaba la crisis del coronavirus la firma ya estaba sobre la mesa. Hoy Brasil se ha transformado en el país de América Latina más golpeado por la pandemia, con un número de fallecidos que supera los 100.000, y hacer referencia al Pacto por la Vida –documento que tuvo su sello el 7 de abril en conjunto con diversos sectores de la sociedad cuando se recordaba el Día Mundial de la Salud que puedes ver aquí- y por este país se hace más que necesario.

Es por eso que este 15 de agosto, en la fiesta de la Asunción de la Virgen María, la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) -una de las que suscribe el acuerdo-  celebrará “una Jornada de Oración y Reflexión sobre el Pacto por la Vida y por Brasil”, tal cual recuerda en su sitio web.

 

STATUA JEZUSA W RIO DE JANEIRO
EAST NEWS
El Cristo Redentor del Corcovado (Brasil), en Río de Janeiro. Uno de los emblemas cristianos más populares en el mundo, con sus 38 metros de altura (de los que el 30 son del Cristo y 8 del pedestal) y una apertura de los brazos de 28 metros. Realizado en 1931 por el escultor francés Paul Landowski comisionado por Heitor da Silva, el ingeniero que coordinó las obras, consagrando a ellas toda su vida. En Brasil, más de 130 ciudades poseen su Cristo según el modelo del de Río. EAST NEWS

Diálogo, comunión y colaboración

Entre los principales desafíos a futuro debido al gran golpe de la pandemia se destaca poder “superar las injusticias y la discriminación contra los pobres y vulnerables”, pues además del aspecto sanitario las consecuencias económicas, sociales, políticas y hasta de desinformación forman parte de los varios puntos de preocupación en Brasil.

Es por esto que este pacto de alguna manera se presenta como “camino de diálogo, comunión y colaboración”.

“Expresa, por tanto, deseo, voluntad y compromiso de, dada la gravedad del momento socio-económico-político, colaborar en la búsqueda de un nuevo tiempo para Brasil. Es, por tanto, una expresión del compromiso de las distintas entidades de la sociedad, hacia un consenso en torno a la necesidad de promover los principios de solidaridad y dignidad humana”, destaca el arzobispo de Porto Alegre (RS), Dom Jaime Spengler, primer vicepresidente de la CNBB, a la hora de explicar el pacto.

También se hace énfasis en la necesidad de construir agendas políticas públicas para enfrentar tanto a la pandemia como sus consecuencias, por lo que los firmantes recuerdan que le corresponde al Gobierno Federal promover, como se refuerza en el cuarto párrafo del pacto, el “diálogo, presidiendo el proceso de grandes y cambios urgentes (…) superando la locura de la provocación y el personalismo”.

Afrontar con solidaridad

“No es justo poner el peso de la inmensa crisis sobre los hombros de los más pobres y más trabajadores”, destaca otro punto de este Pacto por la Vida y por Brasil, por lo cual se exhorta a la práctica de la solidaridad.

«La propuesta de las entidades firmantes es que el pacto sea ‘acogido por toda la sociedad brasileña en su diversidad, fortaleciendo nuestra democracia, manteniéndonos irreductiblemente unidos’, como se destaca en su décimo párrafo.  ‘Es hora de que el coro lúcido entre en escena en Brasil, eligiendo modelos científicos, políticos y sociales que pongan el mundo y nuestra sociedad en un tiempo verdaderamente nuevo’, dice el documento”, prosigue el mensaje de la CNBB.

Por último, se recuerda, con esta jornada de reflexión y oración, se inicia un proceso que debería continuar mientras dure la pandemia. Es que el Pacto, se recuerda, más que un documento es un proceso, “un conjunto de actitudes que no se deben postergar”.

Es por todo esto –en base a los datos apabullantes de Brasil-  que hoy más que nunca la reflexión y oración sobre este acuerdo se hace urgente.

 

Artículo en base a CNBB, ver original aquí 

 

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.