Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
San Saturnino
home iconEspiritualidad
line break icon

El último sufrimiento de santa Teresita: el diablo y la parálisis total

© Office Central de Lisieux

Marcello Stanzione - publicado el 08/08/20

Sentía sobre ella "una mano de hierro", dos días antes de morir. "Fue el asalto final del demonio", repetía santa Teresa de Lisieux a sus hermanas

El ángel custodio hizo todo tipo de favores a santa Teresita de Lisieux (1873 Alenzón, Francia – 1897 Lisieux, Francia) y ella contaba siempre con él para cualquier ayuda. Pero la mística carmelita tuvo también una relación de gran sufrimiento con los ángeles malos o diablos.

La extraña enfermedad

En su vida, como en la de todos los santos, el diablo, con el permiso de Dios, intentó obstaculizar su camino hacia la santidad. Ella misma consideró como obra del demonio la misteriosa enfermedad que la atacó a los nueve años.

Del mismo modo, consideró como una tentación diabólica la angustia que sintió en la vigilia de su profesión religiosa, a tal punto que pidió luz a la maestra de las novicias y a la madre superiora.

SAINT THERESE
Wikipedia PD

TERESITA DE LISIEUX: Se hizo monja carmelita a los 15 años. Sus obras son clásicos de la espiritualidad cristiana. Murió a los 22 años

El dolor en el costado

Su hermana Celina, en la fe sor Genoveva, dio testimonio:

«Una mañana, al despertar, la encontré angustiadísima; parecía encontrarse en una lucha violenta y penosa. Me dijo: ‘Esta noche sucedió algo misterioso: Dios me pidió que sufriera por ustedes y acepté; inmediatamente mis sufrimientos se duplicaron. Tú sabes que me duele particularmente el costado derecho; bien: de repente ha empezado a dolerme también el izquierdo y con una intensidad casi insoportable. Entonces entendí la acción tangible del demonio, que no quiere que yo sufra por ustedes. Me estrechó como con una mano de hierro, impidiéndome tener el más mínimo alivio y llevándome a la desesperación. ¡Sufro por ustedes y el demonio no quiere!».

«Vívidamente impresionada -continúa sor Genoveva- encendió un cirio bendecido y, poco a poco, el demonio se alejó para no volver. No puedo expresar lo que sentí al escuchar esas palabras; la enferma estaba pálida y como transfigurada por el sufrimiento y la angustia; tuve la sensación de que las dos estuviéramos envueltas por lo sobrenatural».

© Office Central de Lisieux

Dos días antes de morir

Otra religiosa cercana a ella, sor María del Sagrado Corazón, nos cuenta:

«Dos días antes de su muerte nos pidió agua bendita diciendo: ‘¡Cuánto sufro! No logro hacer el más mínimo movimiento; siento que me aplasta una mano de hierro. ¡Recen por mí! Creo que el demonio es quien aumenta mi dolor para llevarme a la desesperación. No sufro por mí, es por alguien más y él no quiere'». Decía: «Oh, si se supiera cuánto es necesario rezar por quienes agonizan! Creo que el demonio pidió a Dios el permiso de tentarme con un sufrimiento extremo, para que mi paciencia y mi fe fracasen”».

Después de estos sufrimientos, tan atroces, santa Teresita murió el 30 de septiembre de 1897.


SAINTE THERESE DE LISIEUX

Te puede interesar:
Santa Teresita hizo un pacto con los ángeles a los 9 años

Tags:
diablotentaciónTeresa de Lisieux
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.