Aleteia

Este puente medieval es ejemplo de resiliencia en tiempos de crisis

MONTBLANC
Ajuntament de Montblanc
Comparte

El puente de Montblanc es del siglo XII. El pasado mes de octubre demostró que aguanta en situaciones de catástrofe. En tiempos de pandemia, da claves para soportar serias dificultades

En tiempos de pandemia, buscamos modelos de referencia para superar la crisis. ¿Cómo ser fuerte y vivir la resiliencia? ¿Cómo superar estos meses de dificultades personales, económicas y familiares a que nos está sometiendo el coronavirus?

El puente de la fotografía es la imagen de puede ayudarnos a superar esta etapa de nuestras vidas. Fue construido en el siglo XII, con la arquitectura propia del románico. Está en Montblanc, un pueblo de origen medieval situado en la provincia de Tarragona (España).

En octubre de 2019, unas lluvias intensas provocaron una crecida del río Francolí, que se desbordó. Como consecuencia, las aguas se llevaron todo lo que encontraron a su paso: cultivos, árboles, casas… a lo largo de sus 60 kilómetros. La catástrofe tuvo un balance desgraciado: 4 muertos y 3 desaparecidos.

A la altura de la población de Montblanc, la inundación provocó importantes destrozos materiales. Entre ellos, se vio que la fuerza del agua había arrancado las construcciones muy posteriores a la época medieval: la barandilla del puente románico y los accesos a uno y otro lado, que permitían hasta entonces cruzar el río a pie y en coche, quedaron inutilizados.

MONTBLANC
Ajuntament de Montblanc
Pese a la gravedad de las inundaciones, el puente se mantuvo en pie.

Lo impactante de aquel suceso fue ver que a pesar de la situación de extrema dificultad, el puente de piedra resistió el embate de las aguas. No pudieron con él, ni tampoco los troncos y las piedras que bajaban por el río.

Aplicable a cada uno

Uno puede ver en ese hecho un ejemplo aplicable a la experiencia personal. ¿Nos puede ayudar la historia del puente a superar la dificultad que atravesamos? ¿Qué podemos aprender de él?

  1. Se construyó con piedras de material sólido. Pesaban lo suyo pero los constructores prefirieron emplear este elemento que aportaba solidez a la edificación. El éxito se ve: lleva cerca de mil años en pie.
  2. Las piedras estaban bien colocadas. Se apoyan unas en otras y esto hace fuerte el conjunto.

Prepararse para los momentos de crisis y dificultad es importante.

  1. Hay que usar buenos materiales (los valores, los principios por los que nos regimos).
  2. Y hay que darles la forma adecuada (ejercitarlos adecuadamente para transformarlos en virtudes).
  3. Una piedra sola no hace nada. Con otras, se convierte en puente y es útil para muchas otras personas a lo largo de los siglos.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.