Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Quién hace los milagros?

PRAYER CANDLE

Sebastien Desarmaux | Godong

Aleteia Team - publicado el 03/08/20

¿El santo al que le rezas? ¿Dios mismo?

Muchas veces has escuchado la palabra “milagro”, que se origina de la acción de “mirar algo con asombro” porque no puede explicarse o entenderse. Se utiliza cuando ocurre un evento que altera el ritmo de las cosas o modifica lo esperado. Pero, ¿por qué sucede y quién lo realiza?

Durante su vida, Cristo realizó muchos milagros: multiplicó los panes, curó enfermos, aplacó tempestades y devolvió la vida a quienes ya habían fallecido.

Esos milagros tenían siempre la finalidad de ayudar a otros, y Cristo los hizo por amor a nosotros.

Cuando Jesús hacía un milagro, primero hablaba con Dios Padre, y no dejaba de explicar a los presentes que realizaba el milagro para que reconocieran a su Padre Dios que actuaba en Él y que lo realizaba con la autoridad misma de Él. ¡Muchos creían al ver los milagros!




Te puede interesar:
¿Los milagros de Jesús fueron reales o ficticios?

Más tarde, los discípulos y los apóstoles comenzaron también a realizar milagros por autoridad de Cristo, que es Dios: haciendo siempre oración y pidiendo en Su nombre, se realizaba el milagro.

Esto significa claramente que Dios es “el autor” de todos los milagros.

Muchos hombres y mujeres piden ayuda a Dios para nuestro beneficio. Eso les ha hecho ser reconocidos como “santos”, porque antes de pedir por ellos mismos, se preocupan y piden por otros.

Así, desde el cielo y delante de Dios, los santos interceden por ti cuando se lo pides para que Dios realice un milagro.

Dios no deja de hacer milagros cuando su finalidad es ayudar a otros, porque en todo milagro viene la firma del amor de Dios.

Por eso no debemos pedir milagros huecos ni egoístas que busquen comodidad o lujos, sino que ayuden a otros a creer en Dios, a creer en el amor, porque Dios es amor.

¿Quieres pedir un milagro a Dios? Pídelo con ayuda del santo de tu devoción, con toda confianza, porque a eso nos invita Jesús: “Pidan y se les dará”, y “lo que pidan en mi nombre, mi Padre se los concederá”.




Te puede interesar:
¿Hay que pedir a la Virgen y a los santos o mejor directamente a Dios?

Tags:
confianzadiosmilagro
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.