Aleteia

Arqueólogos descubren una iglesia de 1.300 años de antigüedad cerca del Tabor

Israel Antiquities Authority
Comparte

Los investigadores creen que la iglesia era parte de un monasterio cerca de la aldea de Kfar Kama, en la Baja Galilea

Un grupo de arqueólogos ha desenterrado una iglesia bizantina de 1.300 años de antigüedad al pie del monte Tabor, que, según el Nuevo Testamento, es el sitio de la Transfiguración de Jesús.

La Autoridad de Antigüedades de Israel, junto con el Colegio Académico Kinneret, llevó a cabo la excavación que condujo al descubrimiento de la iglesia en la aldea de Kfar Kama, en la Baja Galilea, informó The Algemeiner.

La arqueóloga jefe Nurit Feig explica: “La iglesia, que mide 12 × 36 [metros], incluye un gran patio, un vestíbulo o nártex y una sala central. Característico de esta iglesia es la existencia de tres ábsides (nichos de oración), mientras que la mayoría de las iglesias se caracterizan por tener un solo ábside”, según el informe.

Los investigadores creen que la iglesia era parte de un monasterio que se construyó en las afueras del pueblo.

Desde principios de la era bizantina, el sitio ha sido sagrado para los cristianos, quienes creen que es el lugar de la Transfiguración de Jesús, descrito en las Escrituras. En Marcos, Mateo y Lucas, Jesús lleva a Pedro, Santiago y Juan a una montaña alta donde se transfigura en una luz radiante, signo de su gloria.

Según el Times of Israel, la cerámica encontrada en el sitio indica que la iglesia fue construida en el siglo VI, durante un «auge de la construcción» de iglesias en Galilea.

Durante la excavación, los arqueólogos descubrieron coloridos mosaicos de suelo, en patrones geométricos, con azulejos geométricos rojos y azules. También se desenterró el relicario de un santo, pero hasta ahora los investigadores no han podido determinar a qué santo pertenecían los huesos que contenía la pequeña caja de piedra encontrada en el lugar.

La excavación es parte de un proyecto de investigación arqueológica sobre iglesias en Tierra Santa y el este del Mediterráneo, que está siendo financiado por la Fundación de Ciencias de Israel.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.