Aleteia

El sacerdote que descubrió el verdadero tamaño de la Tierra

earth.jpg
Comparte

Durante milenios, la humanidad ha querido saber el tamaño del lugar donde vivía. Se requirió la perseverancia de un sacerdote para dar una respuesta digna a esa pregunta.

Jean-Félix Picard, un sacerdote y astrónomo francés, fue la primera persona en darle a la humanidad una idea precisa del tamaño de nuestro planeta.

Nació hace 400 años, el 21 de julio de 1620, en La Flèche. Los detalles de su juventud son escasos. Sin embargo, sabemos que su padre probablemente era un librero local.

Otro detalle bien conocido es que el joven Picard estudió en el Collège Royal Henry-Le-Grand, que en ese momento era una escuela jesuita (más tarde se convirtió en una escuela militar).

Después de la graduación, Picard fue a París. Allí, se convirtió en un protegido de Pierre Gassendi (que era sacerdote y astrónomo) y se desempeñó como asistente de sus observaciones sobre eclipses lunares. Algunas fuentes informan que Picard terminó reemplazando a Gassendi en el puesto de profesor de astronomía en el Collège de France.

Ordenado en 1650, Picard serviría como sacerdote en la antigua provincia de Anjou (oeste de Francia). También continuó sus actividades científicas y adquirió una reputación lo suficientemente sólida como para ser presentado a la Academia de Ciencias de Francia solo un año después de su formación en 1666.

Sin embargo, el mayor logro de Picard se produjo cuando la Academia lo nombró para medir la longitud de un grado de latitud (que se extiende desde París hasta Sourdon, cerca de la ciudad de Amiens).

Con cuidadosa atención al detalle, Picard pasó dos años en esta tarea. Utilizando métodos y herramientas de triangulación matemática especialmente diseñados y equipados con tornillos micrométricos, pudo llegar al resultado de que un grado de latitud era equivalente a 110.66 km. Este número llevaría a la conclusión de que el radio polar de la Tierra es de 6.328 km, una diferencia de menos de la mitad del 1% del número real que ahora conocemos (6.357 km).

Al determinar el radio, pudo usar la fórmula confiable (C = 2πR) para calcular la circunferencia.

Los resultados del gran proyecto de Picard se publicaron en 1671. Poco después de que apareciera este trabajo, pasó gran parte de su tiempo en el observatorio astronómico de París. Entre sus colaboradores estaba el astrónomo danés Ole Romer, quien realizó importantes trabajos iniciales sobre la velocidad de la luz.

Considerada una de las principales mentes científicas de su tiempo, Picard mantuvo correspondencia con otros científicos, incluido Isaac Newton. El polímato inglés luego utilizó el trabajo de Picard para revisar sus propios cálculos sobre la gravitación. El hecho de que alguien de la reputación de Newton se refiera al trabajo de Picard de esta manera es la validación final de su valor.

Justo un mes después de su último día de trabajo de campo, Picard, que entonces tenía 62 años, sucumbió a una breve enfermedad el 12 de octubre de 1682 (algunas fuentes dicen incorrectamente que murió varios meses antes).

Durante incontables siglos, la humanidad ha contemplado los horizontes de la Tierra y el mar, contemplando el posible tamaño de este lugar donde habitamos. Se necesitó la perseverancia de un sacerdote francés para dar a esta pregunta universal una respuesta digna.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.