Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 31 julio |
San Ignacio de Loyola
home iconEstilo de vida
line break icon

Cómo afrontar una separación matrimonial

DIVORCE

Shutterstock | Pheelings-media

Mercedes Honrubia García de la Noceda - publicado el 30/07/20

¿Es tan fácil volver a la vida de soltero?

Hace unos días una señora que está en proceso de separación me comentaba lo duro que le está resultando volver a hacer vida de soltera.

«Mis amigas sólo quieren que salga y que me vuelva a enamorar, que un clavo saca a otro clavo, pero yo no puedo, no tengo ninguna gana…. ¡mi marido se ha ido con otra!».

Los procesos de separación siempre son duros para ambas partes. Otra cosa es cómo llevemos ese proceso internamente.

DIVORCE
zimmytws - Shutterstock

No es lo mismo estar rumiando la decisión de romper un matrimonio durante un tiempo que encontrarse con la decisión ya tomada y sin margen de maniobra.

No es lo mismo tener hijos que no tenerlos, no es lo mismo que haya terceras personas que el que no las haya… No es lo mismo en ningún caso.

Cada matrimonio es un mundo y cada persona un universo. Por eso, pase lo que pase y pese a quien le pese, no es lo mismo para nadie.

Un verdadero duelo

«Me da cierto respeto exponerme a la gente -me comentaba-. No tengo ganas de dar explicaciones a nadie por lo que estoy pasando y trato de ocultarme».

«Sin embargo, con niños, la vida continúa y aunque a mi marido parezca que esto no le está afectando, yo me siento incapaz de relacionarme como antes».

Esta situación es algo bastante frecuente en los procesos de separación. Una situación muy dolorosa en la que el hecho de encontrase frente a frente con la realidad genera un dolor que sólo el que lo ha pasado sabe a qué me estoy refiriendo.

Es necesario un tiempo para poder pasar ese duelo, pero ¿cómo?

En ocasiones, cuando nos encontramos con un matrimonio que hace aguas, uno se enfrenta a esa realidad y decide pedir ayuda.

A veces esa ayuda resulta eficaz, pero otras veces llega tarde, porque la otra parte ya ha despegado en su proceso y ha tomado la decisión.

Por eso, cuando haya marejada o sólo marejadilla, pide ayuda.

Muchas veces los problemas o las dificultades, vienen provocadas por diferencias en lacomunicación que generan errores de interpretación generando conflictos, pero eso no necesariamente tiene que desembocar en una ruptura.


DIVORCE

Te puede interesar:
¿Me divorcio o no me divorcio? La solución: responde antes a este cuestionario

Otras veces, ante esa realidad y después de una fase de negación y enfado o incluso rebeldía por lo que nos está ocurriendo, no cabe más remedio que aceptar lo que tenemos delante, por muy doloroso que nos resulte.

Es en ese momento cuando es necesario encontrar esas cosas positivas (los hijos en común, experiencias positivas que nos ha aportado esa relación, momentos que nos quedan del tiempo compartido con tu pareja, etc…), para poder dar un paso hacia delante y agarrar con fuerza la vida que tienes frente a ti.


ROZWÓD

Te puede interesar:
¿Qué puede hacer el cónyuge que se queda solo tras el divorcio?

La mayoría de las veces, esa fuerza nos la dan nuestros hijos, que -si estamos atentos- son los grandes maestros de nuestras vidas.

Cuántas lecciones hemos aprendido de ellos a lo largo, por ejemplo, de esta pandemia sin ir más lejos… Su capacidad de adaptación al cambio, su ilusión, su resiliencia, su capacidad de disfrute de las cosas sencillas, su creatividad, su cariño, etc … Estas realidades son las cosas verdaderamente importantes.

FATHER
Unsplash - CC0

Otra fase por la que uno atraviesa después de una ruptura es la necesidad de cariño y del cuidado personal, precisamente para vernos bien nosotros y que los demás nos vean bien, principalmente nuestros hijos.

Esta señora me comentaba que en este proceso había adelgazado 7 kilos, se veía demacrada, sin fuerzas y sólo lloraba….

Después de esa toma de conciencia para quererse y cuidarse ahora ha empezado a tomar el sol, come y duerme algo mejor,…

Aunque le cuesta hacer vida social. No quiere trato con nadie, le da como vergüenza que le pregunten por su matrimonio, por ese marido al que nunca ven y por su soledad y mala cara…

Este es el siguiente paso: poder retomar tus actividades con normalidad, cada uno a su tiempo, poco a poco, sin prisas.

Por Africa Studio/Shutterstock

Habrá días en que a uno le apetezca socializar y otros en los que uno prefiera estar en modo caracol… No pasa nada, forma parte del proceso.

Lo importante es no dejarse llevar por la apatía y la desgana, ya que si nos dejamos, suele generar un languidecimiento que nos lleva a la tristeza.

Y la tristeza aunque es un sentimiento muy legítimo, hace que sólo sintamos pena por nosotros mismos (muy normal por otro lado), pero que nos desenfoquemos de nuestro objetivo.




Te puede interesar:
¡No caigamos en la trampa de la autocompasión!

Actitud positiva

Precisamente porque hemos hecho una lectura positiva/constructiva de lo sucedido, podemos mirarnos con más cariño para descubrir todas esas cualidades que cada uno lleva en su interior y que nos ayudan a crecer, a creer en nosotros y a evolucionar, a encontrar nuestro para qué, un sentido a lo que nos ha pasado y a lo que nos queda por vivir.

Y es en ese para qué cuando descubrimos que pese a nuestra cicatriz, pese a nuestro dolor, la vida continúa, que podemos caminar y avanzar con paso firme.

Porque hemos sido capaces de sobrellevar una situación dolorosa para nosotros y pese a eso, querernos y querer a los demás.

Necesitaremos nuestro tiempo para curar esa herida, pero en ese durante, somos capaces de ver más allá de nuestro propio dolor y darnos cuenta de todo lo que nos espera, de la gente que nos quiere y de nuestra valía como personas…

STRONG
Photo by Miguel Bruna on Unsplash

A veces incluso será bueno un ejercicio de perdón no sólo hacia la persona con la que hemos compartido nuestra vida, sino con nosotros mismos, por haber llegado a  esa situación…

Esta señora me comentaba que no lo había sabido ver: «No he visto o no he querido los mensajes que él me mandaba y me siento culpable».

Esa culpabilidad es la que habrá que trabajar para que este proceso sea un proceso de cambio interior, desde dentro y hacia fuera, precisamente para querernos mejor a nosotros mismos y poder querer mejor a los demás…


WOMAN,SAD,DEPRESSED

Te puede interesar:
Cómo trabajar en el auto-perdón

Hoy en día puede parecer que se vende una vida de alegría y despreocupación y donde dejo una relación empiezo otra y aquí no pasa nada…..

Lo que sí que pasa en cada persona que vive esta situación es el dolor que provoca la traición, el desamor y el desengaño. Por eso cuesta tanto el retomar la vida y las relaciones como si no pasara nada.

Lo que pasa es que tu pilar, tu eje, tu proyecto de vida se ha visto truncado y eso no se restablece de la noche a la mañana. Eso requiere tiempo y trabajo  personal.

Es ahí, una vez recorrido este proceso interior, cuando poco a poco retomaremos nuestra vida social, porque habremos aprendido a conocernos, a escucharnos, a querernos y a cuidarnos como necesitamos.

Y es ahí cuando descubriremos que pese al dolor de la separación, nosotros hemos crecido como personas, siendo para nosotros y para los nuestros nuestra mejor versión.




Te puede interesar:
«Dios permite la separación matrimonial para un bien mayor»

Tags:
amor de parejacuracióndivorciomatrimonioparejaperdonseparaciónsoledad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
5
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
BECCIU
Ary Waldir Ramos Díaz
Comienza un juicio histórico por corrupción en el Vaticano
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.