Aleteia

Perú: Pensión de orfandad a niños que perdieron a sus padres por COVID-19

PERU
Shutterstock | Joel Salvador
Comparte

Una medida que regirá hasta que los menores cumplan 18 años y que se anunció el mismo día en el que se celebró el primer Te Deum virtual debido a la pandemia

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Este martes 28 de julio no fue un día más en Perú, pues la celebración de los 199 años de la independencia se vivió en medio de la crisis del coronavirus, pandemia que hasta el momento ha dejado más de 390.000 casos confirmados y una cifra de fallecidos superior a 18.000.

 

PERU
Shutterstock | Joel Salvador

 

Durante toda la jornada hubo palabras especiales para los enfermos, las víctimas directas del virus e indirectas (aquellas que también se han quedado sin empleo, empiezan a pasar hambre y a sufrir los coletazos de la crisis sanitaria debido a meses de confinamiento).

 

 

Pero también, durante el discurso central del presidente Martín Vizcarra hubo un grupo muy particular que mereció una consideración especial. Se trata de los menores que han perdido a sus padres debido al coronavirus. A ellos se les otorgará una pensión de orfandad hasta que cumplan 18 años de edad.

“El COVID-19 ha dejado en luto a muchas familias, pero sobre todo a muchos niños que hoy están bajo el amparo de sus tíos, abuelos o familiares cercanos. Ellos vienen enfrentando dificultades económicas. Para apoyarlos aprobaremos una pensión de orfandad por 200 soles (57 dólares) mensuales hasta que alcancen la mayoría de edad”, expresó Vizcarra durante su mensaje a la nación sobre una medida que requiere la inminente identificación de los beneficiarios.

 

 

El presidente de Perú también hizo otros anuncios vinculados a inversión en salud, así como apoyo a hogares que sufren los efectos de la pandemia, entre otros.

 

“Los mártires” de la pandemia

Durante este 28 de julio no solo hubo anuncios, sino también gestos y palabras conmovedoras. Unas de las más potentes provienen de la Catedral de Lima, sitio desde donde se realizó el tradicional Te Deum, pero por primera vez de manera virtual.

Desde ahí, el arzobispo de Lima, monseñor Carlos Castillo, recordó a las víctimas del coronavirus y no dudó en calificar de «mártires» a quienes han fallecido luchando contra la pandemia.

 

 

En tan pocos meses, nunca tuvimos tantos mártires de la Patria en quienes se unió iniciativa individual y sentido del bien común, allí están Mario Romero, ‘el ángel del oxígeno’, Santiago Manuín, el líder histórico Awuajún, y muchos otros y otras. La justeza de su entrega nos ha enaltecido”, señaló, reproduce Tvperú. 

“Hoy, sobre todo, médicos y trabajadores de la salud, soldados y policías, trabajadores que sostienen los servicios urbanos, campesinos que envían los alimentos, el empresariado, asociaciones de la sociedad civil, iglesias y comunidades religiosas”, agregó Castillo en una jornada que nunca más se olvidará.

 

 

Luis sale triunfante del hospital (imágenes): 

Cruzada solidaria en Perú: 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.