Aleteia

Ed Sheeran: Abusaba del alcohol y la droga, mi mujer me ha cambiado

ED SHEERAN,
Denis Makarenko | Shutterstock
Comparte

La estrella británica declaró hace poco: «Solía comer dos cenas y bebía toda la noche. Luego llegó Cherry y he cambiado»

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Edward Christopher Sheeran, más conocido como Ed Sheeran (1991), es cantante, autor, músico. Con ese rostro de muchacho sencillo, con el pelo rojo revuelto, es el artista pop más escuchado del mundo, y ha vendido decenas de millones de discos y coleccionado muchísimos premios.

Hace dos años se casó Cherry Seaborn, a la conocía de la escuela: el gran amor estaba delante de sus narices. Y gracias a ella, «un ser de luz que ha iluminado la oscuridad de mi honda noche», por decirlo con un versículo de Verlaine, el cantante ha cambiado de dirección y se ha salvado de una vida de excesos y locuras.

«Ha sido quizás el punto más bajo de mi vida»

Recientemente, en una conferencia on line sobre ansiedad y bienestar, Ed Sheeran relató algunos aspectos dolorosos de su vida, revelando que tiene una «personalidad muy dependiente». Durante la gira mundial para promocionar el disco «X», entre 2014 y 2015, vivió un momento difícil abusando de la comida, el alcohol y la cocaína. Una montaña rusa de euforias y adicciones que le hizo sentir, a pesar de los conciertos y el éxito planetario, muy triste.

Al principio parece un patio de recreo, luego las cosas cambian. Quizás fue el punto más bajo de mi vida, también subí de peso. (Vanity Fair)

«Después de los conciertos, bebía toda la noche»

Después de los baños de multitudes y los aplausos, bajaba del escenario y tenía ataques de pánico. ¿La «cura»? Alcohol y drogas toda la noche en el autobús mientras corría a una nueva etapa de la gira. El círculo infernal se detiene cuando llega a su vida – más bien regresa, ya que los dos eran compañeros en la escuela secundaria –, Cherry:

Entre un concierto y otro, me quedaba despierto por la noche en el autobús para beber. Luego me derrumbaba, dormía todo el día, me despertaba y subía al escenario: durante cuatro meses no vi la luz del sol (…) Solía ​​pedir dos cenas y me comía las dos. Después de los conciertos bebía toda la noche (…) Luego Cherry vino y me cambió, comencé a seguir su estilo de vida. (Ibídem)

El cantante y compositor también revela la relación insana que tenía con la comida, en particular con los postres, consumía grandes cantidades hasta que le daban náuseas. ¡Quién sabe cuánta soledad y sensación de vacío tenían que intentar llenar esos azúcares!

Me llamaban «Teddy dos-cenas» porque siempre hacía un doble pedido. Comía cuatro postres, hasta que vomitaba (Vanity Fair)

Y luego explica que mientras leía la biografía de su mentor Elton John notaba los innumerables aspectos en común entre ellos:

La comida chatarra, el azúcar, la cocaína, el alcohol, te hacen sentir bien en este momento, pero son lo peor. (Ibidem)

«Luego vino Cherry y me cambió»

Pero en julio de 2015 la música cambia: Ed reencuentra a su Cherry y gracias a su compañía abandona las malas costumbres para caminar, más bien, correr a su lado.

Ella entrena mucho, así que comencé a correr con ella (…) Come de una manera bastante saludable, así que yo también comencé a seguir su dieta. Además, no bebe mucho: ahora ya no bebo. (Vanity Fair)

Como dice Jack Nicholson en la película «Algo ha cambiado», el amor nos hace querer ser mejores personas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.