Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconActualidad
line break icon

Payasos, la odisea de hacer reír (y sobrevivir) en tiempos de COVID-19

CLOWN

Shutterstock | Montri-Uaroon

Pablo Cesio - Aleteia Perú - publicado el 27/07/20

Mochoqueque, Pitilla y Canchita, tres profesionales de la risa que son interpelados por la pandemia, pero que no pierden la fe y la esperanza

Perú, año 2020. La batalla contra el coronavirus no da tregua en este país sudamericano, que han tenido más de 370.000 casos confirmados y un número de fallecidos que supera los 17.000.

En el medio de todo esto se avecinan las famosas fiestas patrias, que esta vez no tendrán con una de sus imágenes más peculiares, los payasos y circos. Pero más allá de lo circunstancial del protagonismo de estos artistas durante esta época, el hecho de hacer reír en medio del drama del COVID-19 se ha transformado también en un verdadero desafío.

No obstante, para tres profesionales de la risa en Perú como Mochoqueque, Pitilla y Canchita –pertenecientes a familias con larga tradición en el rubro- no solo el objetivo es hacer que la gente tenga alegría en medio de la adversidad, pues también ellos necesitan sobrevivir.

En ese sentido, la historia de estos tres payasos ha sido publicada en estos días en Agencia Andina, lugar desde donde se busca visualizar lo que ha significado para estas personas el hecho de haber tenido que “bajar el telón”.

En el caso de Mochoqueque, se recuerda que su nombre es César Chumacero (57), hijo del legendario Tony Rabanito (Augusto Chumacero Guerrero), a diferencia de otros payasos, vida transcurre todo el año en una carpa. Junto a otros integrantes del circo recorren diversas localidades. Pero desde el 16 de marzo, con la emergencia sanitaria, todo cambió, dejando carpas y acción totalmente suspendidas.

Debido a esto, se indica desde Agencia Andina, no han tenido más remedio que buscar alternativas para sobrevivir y es ahí donde comienza a imperar la creatividad.

CLOWN
Shutterstock | bianca paunescu

“Buscarse el día a día”

Caracterizados de payasos, no han tenido otra opción que igual salir a las calles vendiendo diversos productos como pop corn, manzana acaramelada, entre otros.

Otro es el ejemplo de Pitilla, una mujer también con familia de payasos –en este caso provenientes de Chile-  cuyo nombre es Marilú Rest Diche y que lleva con orgullo su profesión, pero no forma parte de su única tarea, pues también es guía turística, secretaria de gobierno en Callao y hasta integrante del Cuerpo de Bomberos. En su caso, la exploración de «shows virtuales» estuvo latente, pero considera que no es lo mismo.

Por último, se menciona el caso de Christian Oré, más conocido como Canchita, quien tiene un papá que también es payaso y se lo conoce como Trompetín.   Para Canchita también está la posibilidad de hacer reír a través de diversas plataformas, pero reconoce que, para un gran número de personas como él, tener un ordenador es un verdadero lujo.

Canchita es director de la Escuela Experimental del Payaso, por lo que su profesión también tiene mucho de espíritu educativo.

Pero una vez más las alternativas más comunes para sobrevivir están de la mano de los dulces, ofrecer serenatas, hacer reír en los semáforos u ofrecer productos para protegerse del COVID-19 como mascarillas. Pero el arte sigue estando ahí, intacto, a la espera de volver a deslumbrar a lo grande.

“Vamos a hacer como los supermercados, seguramente desinfectar a la gente cuando ingrese, mantener la distancia social entre sillas o graderías. Si Dios quiere, vamos a reabrir pronto. Y estaremos listos para que realicen las inspecciones. Hay que tener paciencia”, concluye Chumacero con respecto al futuro cercano y el regreso a la actuación presencial. Y lo hace con un dejo de esperanza y confianza en Dios en que todo irá bien.

Con información en base a Agencia Andina


PERU

Te puede interesar:
Payasos que curan con ternura


CLOWN

Te puede interesar:
Clown: la cosa va de payasos




Te puede interesar:
“Payasos de Hospital” que alegran a los enfermos en Venezuela




Te puede interesar:
Estos payasos llevan alegría en situaciones de emergencia

Tags:
circocoronavirusperusonrisa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.