Aleteia

Bolivia: El sustituto del fallecido obispo Scarpellini también tiene COVID-19

GIOVANI ARANA
Arquidiocesis de La Paz
Comparte

Una curiosa situación en El Alto, donde la pandemia del coronavirus se ha cobrado la vida de un obispo misionero muy querido por la gente

Cuando aún persisten los ecos por la muerte por coronavirus de monseñor Eugenio Scarpellini, un obispo misionero que ha dejado un verdadero legado en la ciudad de El Alto (La Paz) -una de las más pobladas, pero también una de las más pobres de Bolivia-, se ha dado una situación un tanto singular.

Recientemente se informó que el sucesor de Scarpellini en la diócesis de El Alto, Giovani Arana, también ha dado positivo al coronavirus.  Esto, más allá de la curiosidad, ha generado preocupación, pero rápidamente se señaló que se encuentra aislado en su domicilio, pero sin mayores complicaciones.

«Gracias a Dios estoy estable, yo también he dado positivo (a Covid-19), estamos aislados y estoy siendo acompañado por un médico en mi casa; Gracias a Dios no tengo ningún síntoma en particular, pero estamos tomando las previsiones del caso también«, reproducen medios locales en base a declaraciones recogidas por El Alteño.

Giovani había sido nombrado administrador apostólico de El Alto el jueves 16 de julio por el papa Francisco.

El nuevo obispo de El Alto nació en La Paz, el 23 de mayo de 1974. Según una reseña publicada en la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra, “realizó los estudios filosóficos y teológicos en el Seminario Mayor de ‘San Jerónimo’, La Paz. Ha obtenido el Bachillerato eclesiástico y la Licenciatura civil en Teología. Ha estudiado por un año en Roma en el Centro Interdisciplinar de Formación de los Formadores (CIFS), dependiente de la Pontificia Universidad Gregoriana”.

Giovani tiene por delante el gran desafío de sustituir a un obispo que ha dejado huella, no en vano se han declarado 30 días de duelo en El Alto. Pero antes, Giovani tiene otra meta, ganarle al coronavirus. Recemos por su pronta recuperación.

La pandemia en Bolivia

Lo acontecido con Giovani, lo mismo que el obispo fallecido días atrás, sucede en un país donde el coronavirus ha dejado de momento casi 60.000 infectados y más de 2000 fallecidos.

La pandemia se sigue profundizando en este país sudamericano, siendo La Paz el lugar donde se concentran la mayoría de los nuevos casos, pero que también golpea duro en lugares como Santa Cruz, hasta ahora la más afectada.

 

También te puede interesar:

La labor de Scarpellini en imágenes: 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.