Aleteia

¿Qué pasa con la malaria en América Latina?

SAO PAULO
Shutterstock | BW Press
Comparte

La OPS y un llamado a no descuidar la lucha contra el paludismo en tiempos de la pandemia del coronavirus

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“¡No nos dejen morir de paludismo!”. El clamor no es de ahora, pero tampoco del siglo pasado. Tenía que ver con un grupo de indígenas en Venezuela (ver nota publicada en Aleteia), en 2017, que pedía ayuda de medicamentos para tratar la malaria (también conocida por el nombre de paludismo).

Esta enfermedad había sido erradicada años atrás en Venezuela, pero volvió a impactar debido a la crisis humanitaria en la que está inmerso el país desde hace años.

No obstante, la malaria  –enfermedad que se transmite por la picadura de un mosquito- no ha sido un tema exclusivo de Venezuela en los últimos en años en lo que a América Latina refiere y también ha estado relacionada con países como Brasil, Colombia, Perú, Ecuador, México, Nicaragua, El Salvador, Honduras o Haití.    

Seguir combatiendo esta enfermedad

Pero en estos últimos días –ya en tiempos de pandemia del coronavirus–  el tema de la malaria ha merecido un nuevo llamado de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que ha pedido de manera especial no abandonar la lucha contra esta enfermedad en las Américas, en conjunto con todo lo que se está haciendo contra la Covid-19.

«Esta situación es especialmente preocupante en las zonas donde residen las comunidades indígenas y en las ciudades con transmisión simultánea de malaria y Covid-19 como la región amazónica de Brasil y Perú y en las zonas de la región del Pacífico en Colombia. La situación de malaria en toda la región está siendo impactada por la coexistencia de la pandemia Covid-19”, se indica en una reciente actualización epidemiológica publicada por la OPS, reproducida en su sitio web.

El doctor Luis Gerardo Castellanos, jefe de la unidad de la OPS sobre enfermedades desatendidas, tropicales y transmitidas por vectores, recuerda –prosigue la web- que la situación de pandemia de alguna manera influye para que “las personas pueden estar más renuentes a buscar un diagnóstico y tratamiento temprano para malaria porque les preocupa salir a las clínicas, y el personal de malaria en los servicios de salud puede haber sido reasignado para trabajar en la pandemia».

 «En la medida que aumente la dispersión de la transmisión de Covid-19, más crítica será la situación de todas las áreas maláricas, mayormente rurales, dada la alta vulnerabilidad de las poblaciones y las debilidades de los sistemas de salud. Se espera que un primer efecto de la pandemia de COVID-19 en la situación de la malaria sea la reducción en la detección y tratamiento y el subregistro de casos de malaria. Las barreras impuestas al diagnóstico temprano son el principal determinante”, agrega la OPS.

La actualización de la OPS culmina con recomendaciones para medidas de control de la malaria, entre las que se destacan el diagnóstico precoz en caso de fiebre en lugares endémicos o también la diferenciación para evitar confusiones con Covid-19.

En tanto, se indica que en los primeros tres meses de 2020 hubo ocho países en las Américas con un aumento total de casos de malaria en comparación con mismo período de 2019: Haití, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Honduras, Costa Rica y Surinam.

 

AMAZONIA
Shutterstock | guentermanaus

 

¿Qué es la malaria?

Según recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el paludismo es causado por un parásito denominado Plasmodium que se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados”.

“Entre los síntomas del paludismo destacan la fiebre, las cefaleas y los vómitos, que generalmente aparecen 10 a 15 días después de la picadura del mosquito. Si no se trata rápidamente, el paludismo puede poner en peligro la vida del paciente en poco tiempo, pues altera el aporte de sangre a órganos vitales”, concluye.

 

También te puede interesar el dengue en América Latina:

 

Hacer click en galería para saber lo que dice la OPS sobre el dengue: 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.