Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 26 noviembre |
San Juan Berchmans
home iconEspiritualidad
line break icon

57 años con sus piernas dobladas en posición de "crucificada"

MARIA ANTONIA SAMA

Fair use

Larry Peterson - publicado el 18/07/20

El anuncio de la próxima beatificación de María Antonia Samà (1875-1953) ha pasado casi desapercibido. Sin embargo su historia y el milagro que se le atribuye son extraordinarios

María Antonia Samà nació el 2 de marzo de 1875 en el Catanzaro, en el sureste de Italia. Su padre murió unos meses antes de su nacimiento, y su madre estaba sola cuidando a su nuevo bebé.

Era bastante pobre, y ella y su hija vivían en una pequeña casa de una calle muy estrecha. Las viviendas que rodeaban la casita eran todas más grandes, y además de ser pequeña, la suya nunca estuvo expuesta a la luz del día.

Mariantonia fue bautizada el 3 de marzo en la parroquia local, y su abuela paterna y su tío abuelo materno se presentaron como sus padrinos. Recibió su Primera Comunión y su Confirmación durante el año 1882.

Mariantonia y su madre estaban muy unidas; solo se tenían la una a la otra. La madre de María Antonia era analfabeta, y también su hija.

Juntas, usando una mula prestada, cargaban trigo y lo llevaban a un molino. Lo cambiaban por harina, que traían de vuelta a la ciudad. La harina se cambiaba por pan y otros alimentos para comer.

Un día, en el año 1886, María Antonia, su madre y algunos familiares caminaban hacia el río Saturo para lavar la ropa. Había un molino a lo largo de la orilla del río, y proporcionaba una apariencia de agua corriente para usar en el lavado.

En el camino, María Antonia, que tenía mucha sed, se detuvo en un gran charco, se inclinó y bebió el agua. Parecía limpia, pero desafortunadamente estaba contaminada.

Cuando María Antonia y su madre llegaron a casa, la niña se acurrucó y gritó de dolor. Su comportamiento inexplicable y aterrador continuó durante más de un mes, y durante este tiempo, no solo temblaba, sino que su cuerpo parecería vibrar y balbuceaba sonidos que no tenían sentido.

La gente comenzó a sugerir que la niña era víctima de posesión diabólica. Su comportamiento se transformó de dócil a hostil y esta situación continuó durante ocho años.

Algunos médicos lo consideraron neurológico, otros emocionales y otros, gastrointestinales. Muchos pensaron que era hora de entregar esto a Dios.

En 1894, cuando María Antonia tenía 20 años, la baronesa Enrichetta Scoppa se encargó de intervenir en un intento de ayudarla a ella y a su madre.

Organizó un viaje al convento cartujo de San Bruno, donde los monjes rezarían por ella, y se realizaría un exorcismo. María  Antonia fue llevada dentro de una caja durante ocho horas para llegar al convento.

Una vez dentro del convento, a María Antonia le mostraron un busto plateado de san Bruno sosteniendo su cráneo y huesos.

SAINT BRUNO
Public domain

María Antonia creyó que el busto de san Bruno le sonrió. Aparentemente también se sintió mucho mejor y pudo levantarse.

Su recuperación se atribuyó a la intercesión de san Bruno, el fundador de los cartujos. La llevaron a casa y pareció mejor por un corto tiempo.

Pero en poco tiempo, una vez más quedó postrada en cama, esta vez con las piernas dobladas por las rodillas.

Durante los siguientes 57 años, permanecería en esa posición, paralizada por la artritis. Tenía las piernas dobladas como si hubiera sido crucificada.

MARIA ANTONIA SAMA
Facebook | Padre Giuseppe Samà SJ

La gente comenzó a venir a ver a María Antonia buscando consejos, para obtener gracia, espiritualidad e incluso un milagro.

La baronesa Scoppa había permitido que las Hermanas del Sagrado Corazón se instalaran en su palacio vacante, e hicieron de María Antonia una «hermana» honoraria, incluso cubriéndole la cabeza con un velo negro.

Se hizo conocida como la «Monja de San Bruno«, aunque nunca fue una monja. Ella, sin embargo, profesaba votos privados.

María Antonia murió el 27 de mayo de 1953. Tenía 78 años. Ni siquiera después de su muerte pudieron enderezar sus piernas y fue enterrada de esa manera.

Había sido santa en la vida, e incluso después de su muerte, se le atribuyeron milagros. El 18 de diciembre de 2017, fue declarada Venerable.

MARIA ANTONIA SAMA
Facebook | Padre Giuseppe Samà SJ

Una mujer llamada Vittoria de Sant’Andrea fue el caso milagroso validado para la beatificación de María Antonia. Entre el 12 y el 13 de diciembre de 2004, se curó de la noche a la mañana de una osteoartritis degenerativa.

Invocó a María Antonia durante la noche para ayudarla con el dolor, y desapareció y nunca volvió. Este milagro fue aprobado por el papa Francisco el 10 de julio de 2020. La beatificación tendrá lugar en 2021.

Tags:
místicosantoralsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.