Aleteia

El indígena de 82 años que venció al COVID-19 y hasta conoció a Francisco

ANTONIO SUEYO
Comparte

Antonio Sueyo, considerado uno de los últimos Harakbut (Perú), llegó a vivir como no conectado hasta que conoció a los misioneros dominicos. Ahora integra la lista de los sobrevivientes del coronavirus

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En Puerto Maldonado, Madre de Dios (Perú), celebran su victoria. Es que el líder indígena Antonio Sueyo, de 82 años (aunque algunas versiones hasta dicen que tiene 85), le ha ganado al coronavirus.

Lo sucedido con este indígena adquiere relevancia por tratarse de uno de los sabios más ancianos de su comunidad (Harakbut, Amazonía peruana) y porque además ha tenido la particularidad de haber vivido su infancia como no conectado, tal cual recuerdan medios locales como El Comercio, hasta que conoció a los misioneros dominicos.

Luego de 14 días internado en el hospital Santa Rosa de Puerto Maldonado, finalmente fue dado de alta y su salida fue triunfante:

“Al principio no podía respirar, pero ahora estoy respirando bien. Ahora sí voy a vivir algunos años más en mi comunidad”, expresó en medio de alegría, y con la ayuda de la traducción de su hijo, este hombre que anteriormente también ha tenido que lidiar con otras enfermedades y epidemias, prosigue el medio local.

Un encuentro con Francisco

En 2018, cuando el papa Francisco visitó Perú y llegó a Puerto Maldonado, este indígena tuvo la oportunidad de obsequiarle su legado: nada más ni nada menos que su vida plasmada en el libro ‘Soy Sontone, Memorias de una vida en aislamiento’, obra en la que cuenta vivencias y cómo fue que conoció a los misioneros dominicos.

En Madre de Dios perduran los cantos de alabanza, pues recién acaba de escribir otra página dorada digna de incluir también en sus memorias.

 

ANTONIO SUEYO
MINSA-Peru

 

El Covid avanza entre los pueblos originarios

La pandemia sigue avanzando con fuerza en América Latina y está también golpeando de manera especial a los pueblos originarios. ¿Quieres ver su avance en la Amazonía?, mira este mapa que publica frecuentemente la Red Eclesial Panamozónica.

 

En el medio de esto, la palabra brindada por la hermana Laura Vicuña, catequista franciscana de origen nativo e integrante de la reciente creada Conferencia Eclesial de la Amazonía, quien hace referencia a esta situación de vulnerabilidad y hace un llamado a la resistencia.

 

“Los pueblos originarios, los pueblos amazónicos, tienen una sabiduría ancestral que puede responder y contribuir a esta gran crisis planetaria que estamos experimentando. Porque los pueblos originales tienen una experiencia con la Madre Tierra que va más allá de cualquier proyecto económico. En el Sínodo, la Iglesia en el Amazonas asumió ser un aliado de los pueblos nativos y amazónicos. Esta alianza está comprometida con la defensa de la vida, la tierra y los derechos. La Conferencia Eclesial de la Amazonía interconecta estas diversas experiencias ancestrales, pero también se convierte en una voz profética contra todos estos proyectos de muerte que pesan en la Amazonía, especialmente en este momento que vivimos ahora. Comenzamos el verano amazónico, los incendios ya han superado el promedio de otros años y estamos experimentando una pandemia que ataca precisamente todo el sistema respiratorio”, reflexiona en Laura en declaraciones recogidas por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) y que genera voz de alarma más allá de las luces de la victoria como la de este indígena peruano frente al COVID-19.

 

 

También te puede interesar: La Amazonía y su gente en imágenes 

 

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.