Aleteia

Un beso robado para la persona que quieres

KISS
Wavebreakmedia - Shutterstock
Comparte

Siempre es una buena oportunidad para recordarle a esa persona que tenemos a nuestro lado cuán amada es

Cada 6 de Julio se celebra el día internacional del ‘beso robado», un día inspirado en el amor que recupera el valor de la conquista, una oportunidad para volver a enamorar y sorprender para decirle a esa persona que tenemos a nuestro lado cuánto la amamos.

Besar es una manera simple de expresar afecto, hacer brotar sentimientos y buenos deseos de cercanía y aprecio que tenemos por alguien. Es un lenguaje de amor repleto de muchos beneficios por ser un punto de encuentro que revitaliza, levanta el ánimo, da salud y ayuda a fortalecer el vínculo.

La ciencia ha comprobado que los besos activan el sistema de recompensa del cerebro, liberando neurotransmisores como la oxitocina y la vasopresina. También liberan opioides endógenos, dopamina y otras neurohormonas útiles para mantener nuestro estado de ánimo equilibrado. Besar a menudo estimula la liberación de la adrenalina y la noradrenalina.

Estos químicos no solo aumentan el ritmo cardíaco haciendo latir el corazón con más fuerza, sino que reducen de forma considerable los niveles de estrés y pueden contribuir a un mejor desarrollo de la salud mental y a mantener un comportamiento más positivo.

Los besos fortalecen el apego y son canales para crear sensaciones diferentes, ya que pueden darse con pasión, ternura, tocando los labios o incluso en la distancia. Un beso puede ser un excelente modo de sorprender al otro para encender nuevamente una chispa de amor y llenar el tanque emocional, especialmente si llevamos mucho tiempo juntos.

La fiesta del “beso robado” es una celebración que se viene celebrando en Gran Bretaña desde el siglo XIX, un evento que con el tiempo se ha ido popularizando a nivel mundial al ser una oportunidad para traer el amor de modo creativo con un gesto simple, pero que podemos hacer novedoso y divertido para el otro.

Con esta idea, los cantantes Yatra y Vives hicieron una canción llamada “Robarte un beso” que rescata el romance.

También este tipo de besos se han perpetrado en el cine y en la fotografía con aquellos besos famosos que han pasado a la historia, entre ellos el representado en la foto de Alfred Eisenstaedt donde aparece un marinero norteamericano besando a una enfermera en el Time Square en 1945.

La pregunta es “¿cómo vas a robarle un beso a las persona que amas?” ¿Por qué no darle un beso protagonista cuando menos se lo espere y sean los labios el único punto de contacto? Sorprender a otro con un beso explosivo y divertido es posible con esos dulces que chisporrotean en la boca y dan una sensación de hormigueo.

También puedes ser creativo y recrear aquellos besos de sus películas favoritas. Inclinarte boca abajo y dar un beso al estilo Peter Parker en Spiderman, un beso como en Titanic cuando Jack le pide a Rose que cierre sus ojos y luego la besa mientras la envuelve con sus brazos por detrás, o aquél juguetón de Noah y Allie en The Notebook mientras toman helado.


¿Besos con chocolate? ¿Cuál es el sabor favorito de la persona que amas? Coloca un poco de eso en tu beso para que sienta el aroma y el sabor. Regala un beso dulce o fresco como la menta que da una sensación de escalofríos, o con canela para dar un toque más cálido. Mientras estés cocinando una comida que ambos disfrutan, hazle probar los ingredientes y sella cada nuevo sabor con un beso que jamás olvidará.

¿Llueve? Toma su mano y sal corriendo para darle un beso debajo de la lluvia y enciende el romance. Es en tiempo de tormentas cuando el amor verdadero se hace más fuerte. Y si están en la playa o en una piscina, puede ser el momento perfecto para un beso acuático, sumergido con el otro y renovándose el aire.

Si toca una noche fría, puedes cubrir al otro con una manta y regalarle un beso suave y acogedor. Por un día entre diversión y risas cómplices también puedes pactar que cada vez que el otro pronuncie una palabra específica, sin importar dónde esté o qué esté haciendo, recibirá un beso.

Aun en tiempos de confinamiento, si estamos lejos el uno del otro, estos besos robados pueden ser creativos: soplar un beso o dibujarlo en el aire para dejar que los labios floten fuera del alcance del otro. Muchos de los besos que han sido los más profundos e íntimos no han requerido siquiera del contacto físico. Ese es el poder de un buen beso. 

Y para terminar espero que disfrutes y encuentres alguna idea con esta galería de besos

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.