Aleteia

Luis Abinader, primer presidente de América Latina electo en tiempos de COVID-19

LUIS ABINADER
Comparte

República Dominicana (Caribe) y una jornada electoral inusual que marcó el triunfo en primera vuelta de la oposición luego de 16 años. En cuanto al aborto, ¿la defensa de la vida está en riesgo?

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Las elecciones nacionales celebradas este 5 de julio en República Dominicana generan dos hechos que se pueden destacar de manera acelerada. En primer lugar, el triunfo en primera vuelta (casi 53% hasta este 6 de julio con más del 40% de los votos escrutados) de Luis Rodolfo Abinader Corona, de 52 años, el primer presidente de América Latina elegido en tiempos de coronavirus y hombre que incluso logró superar esta enfermedad.

En segundo lugar, el cambio a nivel político –aunque no ideológico –  luego de 16 años del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en el poder. Con la victoria de Abinader, ahora es el Partido Revolucionario Moderno (PRM), también con origen en la centroizquierda, quien se hará cargo del período constitucional 2020-2024.

La combinación de estos hechos, además de otros, hace que las elecciones en República Dominicana hayan cobrado una relevancia más que particular, pues en definitiva el desafío de la pandemia generó que todo se viviera de una manera más que especial.

Es que la jornada electoral se vivió –de manera inédita-  en medio de las medidas de distanciamiento social y algunos protocolos establecidos como el uso de mascarillas, entre otros. En algunos países, como Argentina, Canadá o Panamá, la pandemia ha obligado a varios residentes en esos países a no poder ejercer su derecho ciudadano.

De todos modos, a nivel local, se constata que hubo una alta participación de votantes e incluso con la denuncia de algunas aglomeraciones en determinados lugares, habiéndose registrado también un hecho que rompió la calma generalizada: un tiroteo en un colegio electoral.

Los desafíos de Abinader

No solo controlar pandemia -que en República Dominicana ha dejado de momento más de 37.000 casos confirmados y unas 800 personas fallecidas-, sino fortalecer aspectos como la generación de más empleos y combatir el hartazgo generalizado tras algunos escándalos de corrupción que se dieron últimamente, forman parte de la larga lista de desafíos que este empresario ahora deberá afrontar ahora como presidente.

Si bien República Dominicana ha sido uno de los países de América Latina que más ha crecido económicamente en los últimos años, los otros factores sociales –entre ellos también el fortalecimiento de la informalidad laboral- ha generado un clima favorable para el cambio.

En tanto, en cuanto a cuestiones como el matrimonio homosexual o el aborto, recuerda un informe de BBC Mundo sobre el perfil del nuevo mandatario, que si bien no ha tomado una posición clara, se ha expresado, por ejemplo, partidario de la interrupción del embarazo “bajo tres causales”.

 

 

“Defensa de las dos vidas”

“Invitamos a todos los ciudadanos: a participar y mantener una conducta de respeto, madurez y tolerancia, para poder completar este proceso en paz, ejerciendo el voto de manera responsable por candidatos con propuestas a favor del futuro de la patria, que priorice el bien común, la familia, los valores y la vida desde la concepción hasta la muerte natural”, expresaba sobre las elecciones de este 5 de julio la Conferencia del Episcopado Dominicano en el marco de un comunicado por la 58 Asamblea Plenaria.

Entre otras cosas, la Iglesia en ese país llamaba a “acatar responsablemente el resultado”. Al cierre de esta edición no había surgido un nuevo pronunciamiento al respecto, ya con el avance del escrutinio a la vista.

No obstante, el Semanario Católico Nacional, publicado en web de la propia Iglesia de República Dominicana, se hace referencia también a algunos temas de preocupación como la violencia, la corrupción administrativa, la justicia, la educación y también al llamado al gobierno a tener un plan que contemple “la defensa de las dos vidas” (el aborto está prohibido en este país, pero la posición del presidente electo con respecto a permitir la práctica bajo tres causales genera algunas interrogantes de cara al futuro con respecto a la defensa de la vida), además de la necesidad de que los líderes políticos firmen un pacto nacional en pos de la unidad.

 

 

 

También te puede interesar: el sueño de los inmigrantes centroamericanos

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.