Aleteia

Alejandro Sanz da un concierto sorpresa en un puente de Madrid

SANZ
Andrusv - Shutterstock
Comparte

Este artista interpretó tres canciones en su puente de los sueños

Alejandro Sanz sabe bien que la música puede inspirar la búsqueda de la felicidad, más aún en estos tiempos de pandemia en los que especialmente Madrid, la ciudad en la que vivió su juventud, intenta volver a una nueva normalidad tras vivir meses de enfermedad, angustia, confinamiento y muerte. 

La capital de España ha sufrido mucho en estos últimos meses. Ha tenido que despedirse de 8.439 personas fallecidas de COVID-19. Los hospitales no han dado abasto; las UCIs excedieron su capacidad; el Palacio de Hielo tuvo que ser habilitado para recibir centenares de cuerpos y en Ifema se habilitó para convertirse en el hospital más grande de España.

Los madrileños necesitan recuperarse tanto física como psicológicamente de este duro golpe. Su alcalde, José Luis Martínez-Almeida, lo sabe. Por eso, ahora en verano, tras cuatro meses «tan difíciles para todos» quiso sorprender a sus conciudadanos con un concierto de este artista tan querido en la capital porque fue allí donde sus sueños se convirtieron en realidad.

Alejandro Sanz soñaba con ser lo que ahora es en el puente de Moratalaz, el barrio donde pasó su juventud. Cuenta que para él es «el puente de los sueños donde nos parábamos Carlos (Rufo) y yo donde nos parábamos a soñar que íbamos a ser grandes estrellas de la música y entonces nos parecía imposible pero después con el tiempo hemos descubierto que lo imposible solo tarda un poco más».

Ese puente se llama desde ayer noche el Puente del Corazón Partío, en homenaje a su trayectoria musical y en recuerdo del concierto sorpresa en el que interpretó para los madrileños tres de sus canciones más queridas: ‘Viviendo deprisa’ , Looking for paradise y ‘Corazón partío’.

 

Así lo explica el artista en su cuenta de Twitter:

 

Anoche Madrid soñó con buscar de nuevo la felicidad gracias a la música de Alejandro Sanz.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.