Aleteia

Vacaciones del Papa en medio del bullicio, campamento de niños hospedado en el Vaticano

POPE FRANCIS
Antoine Mekary | ALETEIA
Comparte

A partir del 1 de julio y hasta el 5 de agosto próximo, Francisco suspende sus actividades: audiencias generales, privadas, misas etc. 

El papa Francisco transcurrirá sus ‘vacaciones’ dentro del Vaticano, como acostumbra desde el 2013. Pero, este año, tendrá una compañía inesperada. Él autorizó que los Jardines Vaticanos acogieran un ‘campamento’ de 300 niños y adolescentes, entre 5 y 14 años. 

La iniciativa es organizada por el Estado de la Ciudad del Vaticano. Los hijos de los casi 5.000 empleados de la Santa Sede y la Gobernación del estado más pequeño del mundo saltarán, cantarán y jugarán en los Jardines donde Juan XXIII amaba rezar el rosario, coordinados, y en plena seguridad anti COVID-19, por el salesiano, Francesco Fontana, 70 años, capellán de la Gendarmería Vaticana. 

Así el bullicio de los chicos romperá el silencio estival de los Jardines Vaticanos, al mismo tiempo, que este ‘paraíso verde’ se abre para ellos, con las debidas precauciones, con sus espacios naturales, abiertos y ventilados. Incluida la instalación de una piscina portátil y una visita guiada por grupos a los Museos del Papa.

El Obispo de Roma bendijo esta iniciativa para ayudar a los trabajadores vaticanos, papás y mamás, que luego de terminar su jornada laboral podrán recoger a sus hijos cómodamente en el mismo lugar y con la tranquilidad de que los chicos no pasen el tiempo del caluroso verano solos en casa o estén mal cuidados. 

El costo es de 60 euros a la semana. El horario: 7:30 am a 18:00 pm. El viernes salen antes. Los niños y adolescentes recibirán atención pastoral, participarán de talleres y actividades artísticas. 

Pausa estival del Papa

El papa Francisco solo presidirá en Julio el Ángelus del domingo (5, 12, 19, 26) desde la ventana de su estudio y saludará a los fieles en la Plaza de San Pedro y durante este mes no realizará las Audiencias Generales. 

El Papa volverá a presidir las catequesis del miércoles a partir del 5 de agosto. Las homilías de Santa Marta aún no tienen fecha, desde que dejaron de ser publicadas por el Vaticano el pasado 17 mayo de 2020.

En la audiencia general del pasado miércoles, desde la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, el Papa auspició que la temporada de vacaciones, a pesar de todas las medidas de seguridad relacionadas con la amenaza de infección por el coronavirus, sea un “tiempo de descanso pacífico, de disfrute de la belleza de la creación y del fortalecimiento de los lazos con Dios”. 

Pandemia 

En sus vacaciones, Francisco acostumbra a preparar sus próximos viajes apostólicos, discursos y publicaciones. Este año debido a la pandemia, los viajes apostólicos quedaran suspendidos, probablemente hasta el segundo semestre de 2021. 

Papa Bergoglio ha hecho 32 viajes internacionales y ha visitado 52 países. Sin embargo, el año 2020, pasará a la historia: es la primera vez, desde 1978, el ‘año de los tres papas’, que no se realizan viajes papales desde que Pablo VI los inaugurará en 1964.

Donaciones

Por su parte, el Papa ha seguido enviando donaciones a países vulnerables en medio de la pandemia de COVID-19, especialmente a aquellos con un sistema sanitario con más problemas.  

En las últimas semanas, a través de las nunciaturas apostólicas, Francisco ha donado 35 respiradores: 4 a Haití, 2 a la República Dominicana, 2 a Bolivia, 4 a Brasil, 3 a Colombia, 2 a Ecuador, 3 a Honduras, 3 a México, 4 a Venezuela, 2 a Camerún, 2 a Zimbabwe (a través de la Conferencia Episcopal local), 2 a Bangladesh y 2 a Ucrania.

Entretanto, recientemente, el Papa ha donado 2500 pruebas sanitarias al Ministerio de Salud de Gaza, donde hasta la fecha son 1.284 los casos de Covid-19 en esos Territorios. La entrega de los kits fue coordinada por la Delegación Apostólica de las Iglesias orientales, por el Patriarcado Latino de Jerusalén y Cáritas Jerusalén, y tuvo lugar el 17 de junio. 

La donación forma parte de las iniciativas promovidas por el Fondo de Emergencia, querido por el Papa, para ayudar a los países más afectados por la propagación del virus.  

Verano caliente en el Vaticano 

Francisco pasará un verano caliente debido a dos escenarios: el primero, externo, donde varios países, especialmente en las Américas, pasan su peor momento en la curva de contagio por el coronavirus y enfrentan problemas sociales, económicos y políticos que dificultan las medidas sanitarias por adoptar.

De hecho, el mundo superó los 10 millones de casos y más de 500.000 muertes a causa del COVID-19.

El segundo frente, interno, está relacionado a la continuidad de la Reforma de la Curia, aplazada por la emergencia coronavirus, y la búsqueda de una solución a futuros ‘dolores de cabeza’ derivados de los escándalos económicos. 

Precisamente, el Vaticano ha informado hoy que tras la reciente promulgación del Motu Proprio «Sobre la transparencia” en los procedimientos de adjudicación de contratos públicos de la Santa Sede, Francisco, el 29 de junio, nombró al Arzobispo Mario Giordana, nuevo Comisario Extraordinario de la Fábrica de San Pedro. 

“El Comisario Extraordinario tiene la tarea de actualizar los Estatutos, aclarar la administración y reorganizar las oficinas administrativas y técnicas de la Fábrica. En esta delicada tarea el Comisionado será asistido por una comisión”, informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede. 

El Vaticano sostuvo que el Auditor General informó de anomalías que luego se transformaron en un procedimiento para la «adquisición de documentos y equipos electrónicos en las oficinas técnicas y administrativas de la Fabrica de San Pedro».

«Esta última operación fue autorizada por decreto por el Promotor de Justicia del Tribunal, Gian Piero Milano, y su brazo derecho, Alessandro Diddi, tras informar a la Secretaría de Estado”. 

Se trata del mismo Tribunal Vaticano que prosigue una investigación judicial que involucra a la Secretaria de Estado con la compra de un edificio que debería ser transformado en apartamentos de lujo en Londres.

La compra se hizo través de los servicio de un broker italiano, retenido por más de una semana  e interrogado en la cárcel del Vaticano por pedir a la Secretaria de Estado una comisión millonaria. El caso ha llevado a la suspensión de cinco funcionarios vaticanos. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.