Aleteia

5 ideas para celebrar a los santos en casa

©My_Inspiration/Shutterstock
Comparte

Las fiestas de los santos patronos son una bonita oportunidad de descubrir la vida de un santo e inspirarse en él. Aquí algunas buenas ideas para celebrarlas de una manera especial

«Los santos sorprenden, desinstalan, porque sus vidas nos invitan a salir de la mediocridad silenciosa y adormecedora«, escribe el papa Francisco en su exhortación Gaudete y Exultate.

Celebrar a un santo patrón es recordar su vida, su trabajo, sus acciones. Un buen recordatorio para «salir de la mediocridad» y un buen regalo para ofrecer a tu pareja, hijos y a ti.

Además, las fiestas permiten enfatizar un apego particular a un santo, y honrar a un discípulo de Cristo dando testimonio de su fe.

Tristan Fewings

También en Gaudete y Exultate, el Papa llama a todos a la santidad y presenta santos que nos alientan y nos acompañan allí.

«Quizás sus vidas no siempre han sido perfectas, pero, a pesar de las imperfecciones y caídas, siguieron adelante y complacieron al Señor«.

Un santo patrón puede convertirse en un verdadero compañero, lo que nos acerca a la santidad porque «los santos que ya han llegado a la presencia de Dios mantienen con nosotros lazos de amor y comunión«.

El santo también es un intercesor bien colocado con Dios. «La multitud de los santos de Dios me protege, me apoya y me lleva«, dijo Benedicto XVI en su homilía durante la solemne inauguración de su pontificado el 24 de abril de 2005.

Celebrar cada año a un santo es una manera de darle gracias por esta misión. Pequeños regalos o costumbres festivas, aquí hay algunas ideas para celebrar a los santos que te son queridos.

1.
Elige el menú de la cena

La fiesta de un santo patrón puede ser la ocasión para cenar con la familia, de acuerdo con un menú elegido y «ordenado» por adelantado por la parte interesada.

Diviértete, cambia los hábitos (en principio, ¡no son los niños quienes deciden!), ignora por una vez las recomendaciones nutricionales (no te sorprendas si las frutas y verduras no están incluidas), marcará un momento alegre y cordial en honor al santo celebrado.

2.
Visita un lugar relacionado con el santo

Antoine Mekary | ALETEIA

Esto requiere un poco de preparación de antemano, ¡pero vale la pena! Cerca de tu casa, en una iglesia o en un museo, seguramente hay un lugar que contiene una vidriera, una pintura o una estatua que representa al santo que está a punto de celebrar.

Sin ir a Ars, por la familia Vianney, ni a Lisieux por la familia de Teresita, ¡hay una buena posibilidad de que la iglesia más cercana a usted tenga una pequeña estatua! Una buena oportunidad para dar un paseo, que será una oportunidad para meditar ante el santo.

3.
Cuenta la historia del santo

CZYTANIE DZIECIOM
Evgeny Atamanenko | Shutterstock

Contar la vida del santo, que puedes encontrar fácilmente en muchos libros o en internet, le permite al niño descubrir la historia de su santo patrón, identificarse a veces con ella y dibujar algunos ejemplos que seguramente elevarán su alma.

Esta también es una oportunidad para explicarle la elección de su nombre de pila, si esta elección se hizo en relación con su santo patrón.

4.
Ve a Misa

Jeffrey Bruno

Ir a misa, o incluso encargar una misa el día de la fiesta es una hermosa manera de dar gracias por la protección que se otorga a quien lleva el nombre del santo. Una forma de anclar en tu vida diaria el apego que puedes tener a tu santo patrón.

5.
Regala algo relacionado con el santo

©Anne.k

Celebrar a un santo patrón también es una oportunidad para hacer un regalo a su protegido. Puede ser un regalo para toda la vida que le recuerde su vocación como cristiano tipo una medalla de oro o plata, o algo más sencillo como un libro sobre la vida del santo (hay para todas las edades), un pequeño marco para colgar en su habitación o un imán para pegar en la nevera…

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.