Aleteia

¿Qué pasa con el dengue en América Latina?

DENGUE
Shutterstock | sc-image
Comparte

En tiempos de COVID-19, la otra epidemia que sacude con gran fuerza a Latinoamérica. No te olvides de rezar también por las víctimas de esta enfermedad

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La pandemia del coronavirus sigue acaparando los principales medios de comunicación en América Latina y gran parte del mundo. La batalla contra la COVID-19 sigue sin tregua y se ha agudizado de manera considerable en estas últimas semanas en el continente americano, actual epicentro.

No obstante, otras enfermedades, epidemias o “males”, los que en los últimos años han afectado de manera considerable a la región, siguen más latentes que nunca y es por eso que se requiere especial atención.

Un ejemplo clásico de esto es el dengue y la necesidad de “no bajar la guardia” en tiempos de pandemia. Recientemente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) acaba de difundir una nueva actualización con respecto al avance de esta epidemia en las Américas en los primeros cinco meses de 2020 y es ahí donde se notifica que los casos superan los 1.6 millones.

“La mayoría de los casos fueron en Brasil (65%), seguido por Paraguay (14%), Bolivia (5%), Argentina (5%) y Colombia (3%). También se reportaron altas tasas de incidencia en Honduras, México y Nicaragua”, esboza el informe, tal cual se publica en el sitio web del organismo.

En ese sentido, la OPS hace énfasis en “la necesidad de seguir con las acciones para eliminar los criaderos de los mosquitos que pueden transmitir la enfermedad, incluso durante la pandemia por COVID-19”.

 

DENGUE
Shutterstock | Will Rodrigues

 

“Si bien existen medidas de distanciamiento social, se debe alentar a trabajar juntos dentro y alrededor de los hogares para eliminar el agua estancada, reducir y eliminar los desechos sólidos y garantizar la cobertura adecuada de todos los contenedores de almacenamiento de agua. Estas medidas pueden hacerse como una actividad familiar», se indica en la actualización de la OPS.

Luis Gerardo Castellanos, jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas desatendidas, tropicales y transmitidas por vectores de la OPS, aporta la siguiente recomendación:

«Las personas que tienen síntomas de dengue, incluyendo fiebre y dolores de cabeza intensos, deben buscar atención médica y estar alertas a los signos de advertencia de severidad en el dengue, como vómitos persistentes, dolor abdominal intenso y mareos».

Castellanos también habla de aprovechar el confinamiento como oportunidad contra el dengue:

 «Si todos actuamos sistemáticamente para eliminar los criaderos de mosquitos podemos dar un golpe al dengue, al reducir la cantidad de mosquitos y el riesgo de transmisión».

En tanto, el informe de la OPS hace referencia a que en este tiempo “también hubo 37.279 casos de chikungunya y 7.452 casos de Zika. En cuanto a la cifra de fallecidos por dengue en las Américas, la OPS reporta 580 personas en 2020, aspecto que hace no olvidar también a estas víctimas y rezar por ellas.

¿Qué es el dengue? La OPS responde (hacer click):

Características (continúa la OPS):

El dengue es una enfermedad grave similar a la gripe que afecta a los lactantes, los niños pequeños y los adultos, pero que raramente causa la muerte.

Las características clínicas del dengue varían según la edad del paciente. Los lactantes y niños pequeños pueden tener fiebre y erupciones cutáneas. Los niños mayores y los adultos pueden tener fiebre leve o la enfermedad invalidante clásica, de aparición brusca, con fiebre elevada, cefalea grave, dolores retrooculares, musculares y articulares, y erupciones cutáneas.

El DH es una complicación potencialmente mortal que se caracteriza por fiebre elevada, a menudo con hepatomegalia, y en casos graves con insuficiencia circulatoria. A menudo empieza con un aumento brusco de la temperatura acompañado de rubor facial y otros síntomas gripales. La fiebre suele durar 2 a 7 días y puede llegar a 41 ºC, acompañándose a veces de convulsiones y otras complicaciones.

En los casos de DH moderado, todos los síntomas y signos mejoran una vez que ha cedido la fiebre. En los casos graves, el estado del paciente puede deteriorarse súbitamente tras algunos días de fiebre; la temperatura desciende, aparecen signos de insuficiencia circulatoria, y el paciente puede entrar rápidamente en estado de choque, falleciendo en 12 a 24 horas, o recuperarse rápidamente tras un tratamiento médico apropiado.

Con información en base a OPS

Mirar información aquí 

 

Te puede interesar:
Cruzada contra el dengue

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.