Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 19 octubre |
San Juan de Brébeuf y compañeros mártires
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Qué aprendes al navegar?

Sailing boat

By Pavel Nesvadba | Shutterstock

Blanca de Ugarte - publicado el 25/06/20

"Quien no sepa rezar que vaya por esos mares, verá qué pronto lo aprende sin enseñárselo nadie”

He tenido la oportunidad de visitar el «Juan Sebastián Elcano», el Buque Escuela de la Armada Española, un barco con 113 metros de eslora y 4 mástiles que exige el trabajo y la dedicación de 197 marinos. Verle salir de puerto es un maravilloso espectáculo que a mí personalmente me transmite paz y magnanimidad.


SPAIN

Te puede interesar:
«Duc in Altum»… Juan Sebastián de Elcano

Las conversaciones que he mantenido a lo largo de mi vida con marinos y amantes del mar me permiten afirmar que navegar a vela es una experiencia cargada de enseñanzas y valores:

Compañerismo

Aprendes el valor del compañerismo y la importancia de trabajar bien en equipo.

Orden

La vida a bordo exige guardias, seguir un horario y seguir un protocolo concreto para cada tipo de maniobra.

Solidaridad

Anima a desarrollar la solidaridad con otros navegantes.

Obediencia

Exige practicar la obediencia al patrón de la embarcación.

Humildad

Ofrece grandes lecciones de humildad: La mar es impredecible y se escapa de tu control.

Autoconocimiento

Ayuda a conocerte al disponer de momentos de soledad lejos de la familia.

Conexión con la naturaleza

Impulsa a contemplar la belleza e inmensidad de la Creación.

Permite disfrutar de la fuerza del viento y de respirar aire puro.

Orar

Pero tal vez la experiencia más profunda que aporta la mar sea la espiritual. Por varias razones.

Primero porque  la contemplación de la Naturaleza ayuda a ponerse en contacto con Dios.

Después porque, como me comentaba hace poco un marino, el hecho de que «la vida en la mar sea más ordenada que en tierra» te da la oportunidad de dedicar un tiempo a explorar en el interior de tu corazón. Puedes aprovechar para rezar con más facilidad.

Y por último, las duras experiencias en la mar, cuando se ha de navegar contra viento y marea, hace inevitable aquello que tanto repiten los marinos:

El que no sepa rezar, que vaya por esos mares, y verá qué pronto lo aprende sin enseñárselo nadie». 

Tags:
educaciónmar
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
3
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
4
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
5
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
7
CARLO ACUTIS, CIAŁO
Gelsomino del Guercio
«Cerró los ojos sonriendo»: así murió Carlo Acutis
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.