Aleteia

Papa Francisco reafirma su cercanía y oración por México tras el terremoto 

GUADALUPE
Osservatore Romano / AFP
Comparte

Audiencia general, el Pontífice recordó hoy el sismo que azotó el Sur de México

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El papa Francisco se mostró cercano y rezó por la población de México luego del sismo de magnitud 7,5 que remeció este martes el sur y el centro del país y dejó al menos seis muertos, 29 heridos y contados daños materiales en las zonas cercanas a su epicentro en el estado de Oaxaca, una de las zonas más pobres de la nación. 

Ayer un violento terremoto azotó el Sur de México causando algunas víctimas, heridos y algunos daños. Rezamos por todos ellos, que la ayuda de Dios y de los hermanos les de fuerza y apoyo». Luego se le quebró un poco la voz y aseguró: «Hermanos y hermanas estoy muy cercano”.

El Papa manifestó su solidaridad a los mexicanos en la audiencia general del miércoles, 24 de junio de 2020, en la Biblioteca del Palacio Apostólico Vaticano, durante sus saludos en español a los fieles que siguieron la transmisión de su catequesis a través de los medios de comunicación social. 

Francisco continuó su ciclo de catequesis sobre la oración. Precisamente, en su saludo pidió rezar por México y su población damnificada por el terremoto, cuyas ondas – según la prensa local – se sintieron incluso en Puebla y en Ciudad de México, donde todavía las ruinas y los traumas del temblor de hace tres años son un mal recuerdo para muchos de sus pobladores.

Papa Francisco y México

Papa Francisco siempre ha mostrado su cercanía con México, como lo demuestran sus continuos mensajes y el viaje del Pontífice al país hace ya 4 años (Galería)

El Rey David y la oración

El Pontífice hoy se detuvo a reflexionar sobre la figura del rey David, que tiene un papel central en la historia del pueblo de Dios. Lo rememoró como un pastor que guió a su pueblo. “Sabemos que, después de haber cometido un pecado grave cuando era rey y al escuchar el reproche del profeta Natán, David comprendió que era un mal pastor, que había saqueado a otro hombre lo que más quería: se había convertido en un enfermo de poder”. Pero, sostuvo que David con la oración se acercó a Dios. 

Al final, el Papa saludó a los fieles de lengua española: “Hoy celebramos la memoria de san Juan Bautista, el profeta precursor del Mesías. Que su ejemplo, como también el del rey David —dos hombres que vivieron la profecía y que supieron indicar dónde estaba el verdadero Dios—, sean estímulo para nuestra vida, para que busquemos la amistad de Dios a través de la oración, y nuestro ejemplo pueda ayudar a llevar a Dios a los hombres y a los hombres a Dios”, concluyó. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.