Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconContenido de partner
line break icon

Médicos con valores cristianos para inmigrantes en Nueva York

Mario Paredes, CEO de SOMOS, habla de la estrecha relación entre médico primario y paciente.

«SOMOS es una organización de médicos primarios en la ciudad de Nueva York fundada hace cinco años». Mario Paredes, su CEO, es consciente del papel esencial que desempeña el médico en zonas de la ciudad como Queens o el Bronx.

Cómo son los pacientes

Paredes hace un retrato de los pacientes a los que llega la red de asistencia médica SOMOS: «La mayoría son inmigrantes, muchos de ellos sin la documentación apropiada. En tercer lugar, ellos no conocen cómo funciona el sistema de acceso a la atención sanitaria en los Estados Unidos».

La mayoría de los inmigrantes presentan algunas características comunes, explica Paredes: «Tienen una educación básica. Son trabajadores primarios en la ciudad de Nueva York. Están en la industria hotelera, de la limpieza, de los servicios básicos de una ciudad».

Problemas de acceso a la sanidad

Para estas personas, «lo más práctico, si tienen algún problema de salud, es ir a una sala de emergencias de un hospital o ser hospitalizados por cualquier razón». Esto genera graves problemas, porque la salud en Estados Unidos no está regulada como en otros países donde existe una cobertura universal: «Ese tipo de acciones (se refiere a acudir a un servicio de Emergencias, por ejemplo) son carísimas en Estados Unidos«.

El médico primario es clave

Para resolver esta dificultad económica, está SOMOS: «El médico primario, en el 95% de los casos puede resolverle al paciente su problema sin ir a la sala de emergencias o someterse a una hospitalización innecesaria».

Los valores cristianos contribuyen a la calidad de la atención médica

En el caso de SOMOS, muchos médicos son cristianos y viven la fe también en el desempeño de su trabajo, que muchas veces desarrollan con la población hispana, de origen tradicionalmente católico.

Lo primero es atender la vida

«La mayoría de los médicos cristianos y católicos -explica Paredes- han ido a escuelas cristianas, se han formado en Universidades católicas. Ellos indudablemente están impregnados de valores que tienen que ver con la vida. Además, la vocación propia del médico, que es atender la vida, les lleva a reforzar esos grandes principios que recibieron a través de su formación cristiana».

Como «sacerdotes» de la Medicina en el barrio

«Como son médicos primarios, se transforman prácticamente en sacerdotes de la medicina en el barrio», añade el CEO de SOMOS.

Una conexión más humanizada

«Los pacientes llevan muchasinquietudes, muchas dudas, muchas preguntas… y los médicos responden conociendo a las familias. Conectan perfectamente con estos médicos que tienen una fe y una tradición cristiana».