Aleteia

L’ou com balla: la gran tradición de Barcelona en honor a la Eucaristía

L'OU COM BALLA
Shutterstock | catwalker
Comparte

Este año Barcelona celebra el 700 aniversario de la procesión del Corpus. Es la gran fiesta popular de la ciudad y en varios claustros y patios históricos puede verse «L’ou com balla».

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En torno a la fiesta de Corpus Christi, Barcelona experimenta una explosión de flores que engalanan patios góticos y cubren fuentes donde se coloca un elemento de lo más inusual: un huevo vacío sobre el chorro del agua de una fuente, de tal modo que flota y parece que baile sobre el agua. De ahí que esta tradición se denomine «L’ou com balla» (, literalmente en catalán, el huevo como baila).

Niños y mayores acuden a contemplar casi embobados esta representación. Puedes ver aquí una galería de imágenes:

Una expresión de amor a la Eucaristía

La imagen del huevo blanco es un recordatorio de la Hostia donde se encuentra el Cuerpo de Jesús Sacramentado, que permanece a la vista de todos y se hace presente en las calles de la ciudad. De ahí que exprese la alegría y el gozo con que los barceloneses celebran esta gran fiesta religiosa.

En la Solemnidad de Corpus se unen dos ideas fundamentales: la adoración de la Eucaristía y la manifestación del amor (la caridad), especialmente hacia los más vulnerables. El Señor Sacramentado sale a las calles en busca de todos.

700 años de la primera procesión de Corpus

La procesión del Corpus es una de las citas ineludibles del calendario de la ciudad, y precisamente este 2020 se conmemoran los 700 años de la primera procesión de Corpus en Barcelona.

Existen fuentes históricas que revelan que tiene su origen en 1320, con lo que se trata de una de las procesiones más antiguas de Europa. Hay que recordar que el Corpus comienza a celebrarse en Lieja en el siglo XIII.

BARCELONA
Carquinyol-CC-BY-NC-2.0.
La fuente del claustro de la Catedral de Barcelona concentra estos días la mirada de los barceloneses.

A causa del estado de emergencia provocado por la pandemia del coronavirus, la procesión no podrá realizarse como de costumbre, con un recorrido por las calles próximas a la Catedral sino que se hará por las naves del templo y el claustro gótico.

El Arzobispado de Barcelona ha comunicado que junto con esta celebración de carácter más íntimo adaptada a las circunstancias, el 700 aniversario se celebrará el año próximo con un cortejo religioso y civil por las calles de la ciudad. 

Este año, sin embargo, se seguirán escuchando las campanas de varias iglesias del casco antiguo de Barcelona, que celebran la fiesta con un toque particular.

Son los campanarios de la iglesia de Santa María del Pino, de Santa María del Mar, de Santiago Apóstol, de la Basílica de Nuestra Señora de la Merced, de los Santos Justo y Pastor, de San Pedro de las Puelas y de la Catedral. Podrá escucharse este toque en directo a las 19.00 horas a través de perfil de Facebook de Santa María del Pi.

Una compra de huevos en el siglo XV

L’ou com balla es una tradición de la que guardamos testimonios que se remontan al siglo XV. Curiosamente, se conserva el documento que registra en el año 1440 la compra de una partida de huevos que iban a utilizarse por Corpus: es el libro de cuentas de la Catedral de Barcelona.

BARCELONA
Jordi Domènech i Arnau-CC-BY-NC-2.0

L’ou com balla está abierto al público desde el jueves (originariamente fiesta del Corpus Christi) y ya que por motivos de calendario laboral la fiesta litúrgica se traslada al domingo siguiente, permanece a la vista hasta ese mismo domingo por la tarde, en horario de 10 a 20 horas.

Además de l’ou com balla del Claustro de Sant Jordi en la Catedral de Barcelona, también puede verse en otros puntos de la ciudad, la mayoría claustros y patios históricos de una gran belleza, adornados para la ocasión con flores de manera espectacular. Si clicas aquí, podrás ver la lista de lugares y su ubicación en el mapa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.