Aleteia

El comentario que debes hacer al menos una vez al día a tu pareja

COUPLE,
fizkes | Shutterstock
Comparte

El método Imago, una terapia de parejas creada en Estados Unidos en la década de 1980, propone una herramienta para cuidar a la pareja: el diálogo apreciativo

“¡Todos deberíamos practicar el diálogo apreciativo al menos una vez al día!”. Esta es la recomendación de Guillaume de Brébisson, terapeuta de parejas especialista del método relacional Imago. Este método fue creado por Harville Hendrix y Helen LaKelly Hunt que, tras pasar por un divorcio decidieron ayudar a las parejas a superar las crisis renovando profundamente su modo de comunicarse.

Con excepción de los casos de violencia conyugal, este método considera los conflictos matrimoniales como oportunidades de diálogo,  de crecimiento y de cambio. El término “imago”, conceptualizado por el psiquiatra Carl Jung, hace referencia a todos los recuerdos visuales, sensoriales y emocionales, placenteros o dolorosos, profundamente imprimidos en nuestro inconsciente desde nuestra infancia y que determinan la manera en que vivimos nuestras relaciones interpersonales y, sobre todo, las amorosas.

“Lo que aprecio de ti es…”

¿En qué consiste el diálogo apreciativo? Se trata sencillamente de decir al cónyuge aquello que apreciamos de él o ella. La pareja quizás trabajaba este hábito en tiempos de su preparación para el matrimonio o en los primeros años de vida común, pero es algo que puede desdibujarse con el tiempo.

“Tenemos tendencia a pensar que nuestra pareja ‘sabe’ qué pensamientos positivos tenemos con respecto a él o ella”, explica Guillaume de Brébisson. ¡Pero no es así! Además, sienta bien recibir una valoración pertinente por parte de la persona con quien compartimos el día a día.

Basta con probar, al menos una vez al día, según el terapeuta, comenzando así: “Lo que me gusta de ti es…”.

“Cuanto más espacio concedáis a aquello que va bien en vuestra vida, menos espacio tendrá aquello que va mal para manifestarse”, precisa el experto. “La mejor manera de eliminar los conflictos es seguir diciendo que nos amamos”.

Según el protocolo, muy preciso, establecido por el método relacional Imago, el diálogo apreciativo se practica de la forma siguiente:

Ella: “Me gustaría hacer un diálogo apreciativo. ¿Estás disponible?”.

Él: “Sí, estoy disponible, y estoy de acuerdo en participar en un diálogo apreciativo”.

Ella: “Lo que me gusta de ti es…”.

Él: “Te escucho decirme que lo que te gusta de mí es… ¿Te he entendido bien?”.

Ella: “Sí. Y cuando haces esto, me siento…”.

Él: “Te escucho decirme que cuando actúo de esa forma, te hago sentir… ¿Te he entendido bien?”.

Ella: “Sí, y lo que ese sentimiento me evoca de mi pasado (o de mi infancia) es…”.

Él: “Te escucho decirme que sientes eso y que te recuerda de tu pasado que… ¿Te he entendido bien?”.

Ella: “Me has entendido bien”.

Él: “Si resumo lo que he escuchado, lo que te gusta de mí es… Cuando actúo así, te hace sentir… Y eso te recuerda de tu pasado que… ¿Te he entendido bien?”.

Cuando el resumen termina, los papeles se intercambian.

 

Su último libro Petit guide du confinement réussi en couple  (“Pequeña guía del confinamiento próspero en pareja”, editorial InterEditions),  puede descargarse gratis en francés.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.