Aleteia

Costa Rica: Primer país en Centroamérica en legalizar unión de parejas del mismo sexo

WEDDING RINGS AND RAINBOW GAY FLAG
By Africa Studio | Shutterstock
Comparte

Una de las modificaciones que se hizo en el Registro Civil de Costa Rica para poderle dar valor legal a la unión homosexual es el cambio de varón o mujer por el de “la persona contrayente”

A partir de hoy martes 26 de mayo, el llamado matrimonio igualitario es legal en Costa Rica. La unión de la pareja homosexual será retransmitida por la televisión estatal y por redes sociales. No habrá celebración de la comunidad LGBTI por la pandemia del coronavirus y el confinamiento.

El pequeño país centroamericano habrá de mirar por televisión a la primera pareja del mismo sexo que legaliza su unión, por una disposición judicial de 2018 de la sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

La comunidad de la diversidad sexual que lleva la campaña “Sí Acepto Costa Rica” anunció que se suspende la fiesta planeada para celebrar este acontecimiento, y que se sustituirá por la transmisión de un documental televisivo y el momento en que dos mujeres realizaron la unión el primer minuto de este martes.

Una de las modificaciones que se hizo en el Registro Civil de Costa Rica para poderle dar valor legal a la unión homosexual es el cambio de varón o mujer por el de “la persona contrayente”.

 

Y como eso, algunos otros cambios legales han tenido que hacerse en este país de cinco millones de habitantes; país con honda raíz católica, cuya constitución señala a esta religión como la oficial.

“Las parejas del mismo sexo han esperado por muchísimas décadas el reconocimiento de sus derechos en igualdad de condiciones”, declaró a la agencia AFP el comisionado presidencial para la población LGBTI, Luis Salazar.

Y más adelante, Salazar agregó que estas personas “pagan los mismos impuestos que cualquier otro ciudadano, tienen las mismas obligaciones frente a la ley, pero la orientación sexual se convirtió en una condición discriminatoria para negarle sus derechos”.

Anteriormente, la Cuarta Sala constitucional había desechado la petición de once diputados de retrasar la entrada en vigor de la disposición legal quienes argumentaban que no se había tenido suficiente tiempo para legislar sobre una materia tan delicada.

Desde enero de 2018 la Corte Interamericana de Derechos Humanos –cuya sede central se encuentra en San José, la capital de Costa Rica– emitió una opinión consultiva en la que determinó que una pareja homosexual tiene los mismos derechos matrimoniales que una pareja heterosexual.

Basado en esa resolución, la Corte declaró inconstitucional la norma del Código de Familia que impide el matrimonio entre personas del mismo sexo y dio un plazo de 18 meses al legislativo para elaborar una nueva normativa. Y como el Congreso no legisló, hoy se agotó el tiempo de espera.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, momentos antes de que se constituyera la primera unión homosexual, dijo que en el país “tenemos que construir una convivencia respetuosa más allá de este cambio legal”.  Y abogó por “una Costa Rica diversa, plural y unida, donde la empatía y el amor sean la brújula que nos permite salir adelante como país”.

“Nuestro deber es combatir todo tipo de discriminación, sea por discapacidad, etnia, cultura, credo religioso, sexo, identidad y expresión de género, orientación sexual o cualquier otra. Y desde ese enfoque que procura la defensa de todos los derechos humanos, es el lugar donde hay que entender este paso”, manifestó el mandatario mediante un comunicado.

Costa Rica se convirtió hoy en el primer país de Centroamérica en legalizar las uniones del mismo sexo y el número 29 a nivel mundial en el que se reconoce el matrimonio civil igualitario.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.