¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El actor que se ha confinado con su tía bisabuela para cuidarla en la cuarentena

SOY LA TATA REAL
Comparte

Miguel Ángel Muñoz y su “tata” emiten cada día un programa de risas desde Instagram que ya cuenta con miles de seguidores. Unas notas de guion y mucho amor.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Miguel Ángel Muñoz es un joven actor español muy querido por todos. Es famoso por sus trabajos en televisión, cine y teatro: “Amar es para siempre”, “Un paso adelante”, “Presunto culpable”… a los que suma una intensa actividad en favor de los demás, puesto que siempre ha accedido a colaborar en actos benéficos de entidades como Save The Children, Fundación Aladina o Unicef, entre otras.

Pero en estos dos meses de confinamiento, su vida ha dado un vuelco. Cuando en España se decretó el estado de emergencia, Miguel Ángel aparcó su profesión y se volcó en lo que más quiere: la Tata Luisa.

La “tata” ejerció de madre de “Miguelito”

Se trata de Luisa Cantero, una entrañable ancianita de 95 años que es la hermana de su bisabuela.

“La relación tan fuerte con mi ‘tata’ -explica Miguel Ángel- viene de que me cuidó cuando yo era pequeñito. Mis padres eran muy jóvenes y tenían que trabajar. Entonces, la persona que se podía quedar conmigo era la ‘tata'”. Hasta los 3 años, la tata ejerció de madre para Miguel Ángel.

Así se entiende que él para ella era y sigue siendo “Miguelito”.  

SOY LA TATA REAL
Instagram | @soylatatareal

El actor, que ahora tiene 36 años, siempre está pendiente de “la tata”: “Necesita que alguien esté pendiente de ella y tenía a dos cuidadoras contratadas que la atendían día y noche”.

Miedo a que la “tata” se contagiara

Pero al extenderse la pandemia del coronavirus, el miedo al contagio le hizo pensar qué sería mejor para la anciana: “Prácticamente toda mi niñez viví con ella”, explicó Miguel Ángel. Ahora ha llegado el momento de la gratitud.

70 días bajo el mismo techo

El actor decidió no poner en riesgo de contagio a la anciana, minimizó su contacto con otras personas que entraran y salieran de la casa y se confinó con ella. Famoso y tía bisabuela bajo el mismo techo llevan ya 70 días. “No había ocurrido algo así desde que yo tenía 3 años, porque estoy mucho con ella, pero nunca las 24 horas del día ni tantos días seguidos”, dice él.

A las 10, la misa en la televisión

Se adoran mutuamente. Miguel Ángel ideó un plan de vida que incluye desayuno, toma de la medicación, arreglo personal… las rutinas que a ella le resultan más adecuadas. “A las 10, le pongo la misa en la tele y yo me pongo detrás haciendo ejercicios de yoga”, explica.

Por la tarde, han inventado un “programa”, la Cuarentata, en el que emiten por Instagram en directo y conversan, se disfrazan… Miguel propone un tema de conversación y así arrancan, con la participación del público. La cuenta se llama @soylatatareal.

SOY LA TATA REAL
Instagram | @soylatatareal
Cada día, en la Cuarentata, el actor y su tía abuela sorprenden a los seguidores de Instagram.

Para la tata de Miguel Ángel es una diversión excelente y el confinamiento a causa del coronavirus, en vez de ser una etapa angustiosa, ha pasado a ser una etapa felicísima.

Hablan de lo divino y de lo humano, la anciana comenta y da consejos, se disfrazan, se ríen… Son un dúo magnífico y la “tata” y Miguel Ángel está dando una lección de vida.

Ya van por los 113.000 seguidores y la “tata” se ha convertido en una “influencer” para gente de todas las edades, desde las fans del guapo hasta personas ancianas que afrontaban el confinamiento con miedo.

Nadie quiere perderse sus apariciones de cada tarde, que ya son 70, porque desde el momento en que Miguel Ángel hace sonar una claqueta como si estuviera en un estudio de rodaje, ahí se une la ternura, la paciencia del actor con la ancianita, el buen humor, la esperanza a pesar del peligro de la covid-19… y tantas cosas buenas.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.