Aleteia

Coronavirus: El Papa Francisco pide a líderes del mundo que inviertan en sanidad 

POPE FRANCIS
OSSERVATORE ROMANO | AFP
Comparte

Exhorta a invertir más en salud y personal, antes había asegurado que se gastaba demasiado en armas. El Pontífice recuerda el sacrificio de las enfermeras y enfermeros durante la pandemia, incluso poniendo en riesgo su propia salud.

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El papa Francisco pidió a los líderes de todo el mundo que inviertan en sanidad, como bien común primario. Lo hizo a través de un mensaje publicado este martes, 12 de mayo de 2020, con motivo del día internacional del enfermero y la enfermera. 

“En tantos países, la pandemia también ha evidenciado muchas deficiencias en la atención sanitaria». Por esto, el Pontífice dijo que se dirigía «a los jefes de las naciones de todo el mundo, para que inviertan en sanidad, como bien común primario, fortaleciendo las estructuras y designando más personal de enfermería, para garantizar a todos un servicio de atención adecuado y respetuoso de la dignidad de cada persona». 

Es importante reconocer efectivamente el papel esencial que desempeña esta profesión para la atención al paciente, para la actividad de emergencia territorial, la prevención de enfermedades, la promoción de la salud, la asistencia en el sector familiar, comunitario y escolar”, afirmó. 

“En este momento histórico, marcado por la emergencia sanitaria mundial a causa de la pandemia del virus Covid-19, hemos redescubierto la importancia del rol del personal de enfermería, como también el de partería”, se lee en el mensaje. 

Son muchas veces las que Papa Francisco en sus viajes a visitado a enfermos y enfermeros (Galería)

En el contexto de la celebración del Año Internacional del Personal de Enfermería y Partería, Francisco envío un mensaje a los enfermeros del mundo en su día. 

El testimonio de valentía 

“Diariamente presenciamos el testimonio de valentía y sacrificio de los agentes sanitarios, en particular de las enfermeras y enfermeros, quienes con profesionalidad, sacrificio, responsabilidad y amor por los demás ayudan a las personas afectadas por el virus, incluso poniendo en riesgo la propia salud”. 

El Papa lamentó que, “desgraciadamente, un elevado número de agentes sanitarios han muerto al cumplir fielmente con su servicio”. 

Efectivamente, en varias naciones, incluso en el llamado primer mundo, el personal sanitario ha trabajado expuesto al covid-19 debido a la precariedad de los recursos a disposición en los hospitales y estructuras sanitarias en primera linea durante la pandemia. Incluso en algunos países, ellos han sufrido discriminación simplemente por cumplir su labor. 

En redes sociales ha causado conmoción las fotos de los enfermeros y las enfermeras con las marcas y hematomas de sus rostros por el uso prolongado de las mascaras. (Ver Galería).

Las marcas internas son más difíciles de sanar.

La cercanía hacia los abuelos solos y enfermos 

El Papa ha subrayado la cercanía de los enfermeros hacía los pacientes, especialmente ancianos que sufren doblemente por la soledad y la enfermedad durante el confinamiento obligatorio en hospitales y casas de reposo. 

“Son hombres y mujeres que han dicho “sí” a una vocación particular: la de ser buenos samaritanos que se hacen cargo de la vida y de las heridas de los demás. Custodios y servidores de la vida que, mientras administran las terapias necesarias, infunden ánimo, esperanza y confianza”. 

El Pontífice remarcó la responsabilidad moral de los enfermeros y enfermaras iluminada” por la relación humana y humanizadora con el paciente”.  Ellos, aseguró, participan “en una escucha continua, encaminada a comprender cuáles son las necesidades de ese enfermo”. 

Santos de la puerta de al lado

Subrayó el trabajo heroico que realizan en cada situación  en la cual  “se requiere un continuo —¡y fatigoso!— esfuerzo de discernimiento y atención a cada persona”.  “Por esta entrega vuestra, formáis parte de los “santos de la puerta de al lado”, afirmó el Papa.  

“Sois la imagen de la Iglesia, “hospital de campaña”, que continúa llevando a cabo la misión de Jesucristo, que se acercó y curó a las personas que sufrían todo tipo de males y se arrodilló para lavar los pies de sus discípulos. ¡Gracias por vuestro servicio a la humanidad!”. 

El Pontífice también dirigió su saludo a las parteras. De modo particular, a “las comadronas, que asisten a las mujeres embarazadas y las ayudan a dar a luz a sus hijos, os digo: vuestro trabajo es uno de los más nobles que existen, dedicado directamente al servicio de la vida y de la maternidad”. 

Derechos de los enfermeros y enfermeras  

Los enfermeros y enfermeras, así como las comadronas, tienen derecho y merecen estar más valorizados e involucrados en los procesos que afectan a la salud de las personas y de la comunidad”, escribió el papa Francisco con motivo del día internacional del enfermero.

El Obispo de Roma exhortó a potenciar “su perfil profesional proporcionando herramientas científicas, humanas, psicológicas y espirituales para su adecuada formación; así como mejorar sus condiciones de trabajo y garantizar sus derechos para que puedan llevar a cabo su servicio con plena dignidad”. 

La Organización Mundial de la Sanidad ha querido recordar este año el bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale (12 mayo de  1820-13 agosto de 1910), precursora de la enfermería profesional moderna y creadora del primer modelo conceptual de enfermería.

El Dicasterio para el Servicio para el Desarrollo Humano Integral ha difundido el mensaje del Obispo de Roma en el que, por último, se dijo que rezaba por los enfermeros, en “este aniversario” para que “coloque la dignidad de vuestro trabajo en el centro, en beneficio de la salud de toda la sociedad”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.