Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 24 noviembre |
San Clemente I
home iconActualidad
line break icon

'Los hermanos Willoughby': un cuento animado para niños

THE WILLOUGHBYS

Netflix

José Ángel Barrueco - publicado el 08/05/20

Una fantasía en clave de humor negro que esconde un grito: los niños necesitan que papá y mamá los quieran y cuiden

Lo primero que nos sorprende al comienzo de Los hermanos Willoughby son las alusiones e influencias de sus directores y dibujantes: por la pantalla vemos guiños, ritmos, planos y referencias que evocan el universo cinematográfico de Wes Anderson y de Tim Burton (en especial por Charlie y la fábrica de chocolate), además de percibir cierto aire en la puesta en escena que nos remite a Los Borrowers, esa película que protagonizó John Goodman en los 90 y que habría que reivindicar como uno de los grandes divertimentos infantiles de aquella década.

Toda esa suma de personajes excéntricos, tipos más o menos malvados y chavales intrépidos, ese prólogo al estilo de Los Tenenbaum, han sido convertidos aquí en animación. Animación, por cierto, que proviene de Canadá.

The Willoughbys, cinta producida por Netflix y estrenada hace poco en esa plataforma, se basa en un célebre libro para niños de la escritora Lois Lowry, publicado en España por Anaya Infantil y Juvenil.

El matrimonio Willoughby está formado por un hombre y una mujer a quienes sólo conocemos con los nombres de Padre y Madre: se quieren mucho, están todo el día haciéndose arrumacos y carantoñas y en los últimos tiempos han concebido a cuatro hijos, dos de ellos gemelos, pero a los que tratan como si fuesen esclavos o prisioneros (apenas les procuran alimento, no les hacen caso y los relegan siempre a otros cuartos… para que se las apañen solos).

La saga de los Willoughby estuvo formada por antepasados de alta alcurnia: viajeros, inventores, artistas, exploradores… Pero parece que, al llegar al matrimonio de Padre y Madre, todo se ha detenido: el hombre ni siquiera exhibe los bigotazos característicos de los varones (¡y algunas mujeres!) de la rama familiar, lo que nos indica que no es de pura cepa, que ha habido alguna clase de error genético.

Los niños están compungidos debido a este trato, y se las arreglan para embarcar a sus padres en un viaje y quedarse solos para intentar vivir un poco mejor. Durante esa ausencia recibirán la visita de una niñera igual de excéntrica que sus progenitores, pero que al menos demuestra un trato cariñoso y protector.

Otros personajes se cruzan con ellos: un bebé abandonado, el dueño de una fábrica de caramelos, un felino que narra la historia, etcétera.























Lo que la película trata de exponer es la necesidad de los hijos de tener unos padres que les cuiden y les proporcionen afecto, seguridad, cobijo y comida. Y lo hace mediante el humor negro, muy próximo, como hemos dicho, a los universos cinematográficos de Tim Burton y (sobre todo) Wes Anderson: no en vano Mark Mothersbaugh, el músico habitual de éste último, ha compuesto la partitura del filme.

En la apretada hora y media que dura la historia, los directores introducen numerosas ideas visuales, guiños al cine y un ritmo trepidante. Es uno de esos largometrajes de dibujos para disfrutar en familia, que va dispersando poco a poco sus mensajes y sus valores sobre el cariño, la orfandad, el árbol genealógico y el apoyo entre hermanos.

Tal vez le falte la genialidad de algunos de los últimos productos de (por ejemplo) Pixar o Disney, pero contiene el suficiente carisma para que pasemos hora y media de diversión sana.

Ficha Técnica

Título original: The Willoughbys

País: Canadá

Director: Kris Pearn, Cory Evans & Rob Lodermeier

Guión: Kris Pearn, Mark Stanleigh (basado en el libro de Lois Lowry)

Música: Mark Mothersbaugh

Género: Animación / Aventura / Comedia familiar

Duración: 90 min.

Reparto: Voces en la versión original de Will Forte, Maya Rudolph, Alessia Cara, Terry Crews, Martin Short, Jane Krakowski, Seán Cullen, Ricky Gervais

Tags:
cineinfancia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
HANDSOME,MAN,DRIVING
Philip Kosloski
10 pequeñas oraciones para cuando pasas frent...
LaFamilia.info
Los 7 hábitos de las parejas que funcionan bi...
VIRGIN OF MERCY
Philip Kosloski
Ponte bajo el manto de la Virgen María con es...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.