Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 24 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconActualidad
line break icon

Venezuela: Médicos y enfermeras que se refugian en Dios durante pandemia

VENEZUELA

@GuardianCatolic

Ramón Antonio Pérez - Aleteia Venezuela - publicado el 04/05/20

“Aun cuando sabemos que son valientes sienten muchas veces miedo, temor, pánico, desesperanza”, dice el padre Luciano Labrador que los visita en un hospital de Venezuela. Fuera del país algunos sanitaristas que emigraron forzados por la crisis humanitaria, han pasado de llevar salud a convertirse en pacientes; y de dar vida, a ser contados entre los fallecidos

En Venezuela no es solamente la ciencia médica la que se enfrenta a la pandemia del Covid-19; es también la fe en Dios expresada por los mismos galenos, enfermeras y el personal técnico sanitario. Ellos están llevando adelante su trabajo y se han enfrentado con éxito a la contradictoria realidad que impone la peste. No ha ocurrido así en los países donde las cifras son escalofriantes, en los que muchos sanitaristas venezolanos pasaron a ser contados entre las víctimas de la pandemia, el más reciente, Pedro Marín, en España.

A casi mes y medio de la “cuarentena social” decretada en el país suramericano, las bajas cifras oficiales de fallecidos y contagiados únicamente se entienden en la misericordia de Dios o en las dudas que genera la propia acción del gobierno de Nicolás Maduro.

Hasta finales de abril, las cifras daban cuenta de 329 infectados y 10 fallecidos desde el primer contagio. Pero… ¿cómo entender esto si los organismos multilaterales reconocen las paupérrimas condiciones sanitarias en que se encuentra la nación suramericana, técnicamente sumida en una crisis humanitaria compleja? ¿El gobierno está diciendo la verdad?

VENEZUELA
@GuardianCatolic

Son gente valiente pero necesitan apoyo

La gente sencilla, incluidos los médicos y enfermeras que trabajan en los centros públicos, lo entienden desde la fe en Dios. “Él es un padre que nunca abandona a sus hijos”, exponen. Así lo entienden en el hospital “Doctor Luis Salazar Domínguez”, adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), en Guarenas, estado Miranda. Desde allí invitaron al padre Luciano Labrador, para renovar sus fuerzas y seguir adelante para trabajar por la salud de los venezolanos y ganar la “batalla científica y espiritual” que les ha tocado.

El sacerdote, dispuesto al acompañamiento de la feligresía en medio de la pandemia, acudió con el Santísimo Sacramento y recorrió el centro médico: visitó a los enfermos y junto a ellos rezó; les entregó la comunión y además llevó un mensaje de esperanza.

Son hombres y mujeres que aun cuando sabemos que son valientes, en algunos momentos se sienten desfallecer como ellos mismos nos lo relataban pues sienten muchas veces miedo, temor, pánico, desesperanza”, explicó Labrador a Aleteia, desde donde se le ha hecho seguimiento en esta etapa extraordinaria que vive la iglesia universal.

Han pedido nuestro acompañamiento espiritual y sobretodo la bendición de Dios, del Dios Todopoderoso que les llamó a vivir esa vocación específica y quien a su vez les dará la fuerza necesaria  para que sirvan cada día con amor y entrega”, refirió.

Narró que en esta visita llevó a Dios que se da como alimento de vida eterna “a través de la Sagrada Comunión para fortalecer sus cuerpos y sus almas por medio de su gracia salvadora”. Los presentes lo “reconocieron y adoraron con profunda fe y devoción”.

VENEZUELA
@GuardianCatolic

¿Cuántos han fallecido fuera de Venezuela?

Mientras Labrador llevaba esperanza y motivaba a los trabajadores sanitarios en este centro venezolano, cruzando el Atlántico un médico venezolano caía abatido por la pandemia del Covid-19. Se trata de Pedro Marín Esquirol, de 47 años, quien según algunos medios, luego replicados por la organización no gubernamental Médicos Unidos de Venezuela, murió en el hospital de Úbeda, España, después de un mes de estar internado.

Marín era natural de Puerto La Cruz, estado Anzoátegui y emigró hace poco más de tres años a la Madre Patria, huyendo de la crisis humanitaria y buscando mejores oportunidades, pero no ha sido el único galeno venezolano que muere víctima de la pandemia fuera de su país.

El 3 de abril en España también falleció Nerio Valarino González, de 59 años, quien era internista facultativo del hospital Quirónsalud de Murcia y falleció en el Reina Sofía de Madrid. Quienes los conocieron dejaron ver por las redes sociales que Nerio Valarino igual que Marín era “un profesional muy querido por sus compañeros”.

Nerio no ha estado en la retaguardia, sino en el frente, día a día, viendo a sus pacientes en la planta y haciendo guardias en Urgencias. Arrimando el hombro, sustituyendo a los que, como otros anónimos compañeros de la profesión, iban dando positivo a esta sinrazón y tenían que retirarse, como ha ocurrido en nuestro hospital. Nerio era valiente, sereno y siempre tenía una sonrisa”, escribió Fulgencio Molina Zapata del servicio de urgencias.

Ocurrió lo mismo con el enfermero Pedro Castillo, que falleció el 7 de abril víctima del Covid-19. Castillo había permanecido ingresado en el hospital Neuro traumatológico, en Jaén, también en España. En fin. Los médicos venezolanos están dejando su cuota en medio de la pandemia dentro y fuera de Venezuela. Igual sucede en América Latina pero la censura informativa impide tener cifras confiables. El temor de los médicos está justificado.

VENEZUELA
@GuardianCatolic

La petición de un cura por los médicos

Luciano Labrador durante la visita al hospital del Seguro Social en Guarenas, elevó sus peticiones a Dios para que “continúe derramando su bendición, especialmente en todos los hombres y mujeres que sirven en todos los hospitales del mundo, aquellos que en este momento están entregando sus vidas para que otros tengan vida”.

Finalmente, destacó el apoyo del equipo familiar “Los Telerines” de la parroquia “Nuestra Señora de Coromoto” a su cargo. “Pudimos llevar 150 arepas rellenas como un hermoso gesto de amor y generosidad para compartir no sólo con el personal de salud sino también con aquellos que encontramos en nuestro caminar dentro y fuera de dicha institución”.


VENEZUELA

Te puede interesar:
Retornar a Venezuela en tiempos del Covid-19: Ni voluntario, ni seguro

Tags:
diosvenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
VIRGIN OF MERCY
Philip Kosloski
Ponte bajo el manto de la Virgen María con es...
HANDSOME,MAN,DRIVING
Philip Kosloski
10 pequeñas oraciones para cuando pasas frent...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.