Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
San Nahún
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Consagrar un país o una ciudad a la Virgen qué significa?

MOTHER MARY

Moisés Becerra | Cathopic CC0

Patricia Navas - publicado el 01/05/20

Una esperanzadora respuesta a la pandemia de coronavirus recorre el mundo

Los obispos de los Estados Unidos y los de Canadá renuevan este viernes la consagración de las dos naciones a María, uniéndose a una acción similar de la conferencia de obispos de Latinoamérica y el Caribe (CELAM), que consagró sus naciones a la Virgen de Guadalupe el pasado Domingo de Pascua.

También este 1 de mayo, a las 21 horas, los obispos de Italia, respondiendo a peticiones de centenares de personas, consagran su país a la Virgen María en la Basílica de Santa María del Fonte en Caravaggio, en la provincia de Bérgamo (la más afectada por el Covid-19) donde la Virgen María se apareció el 26 de mayo de 1432 al joven conde Giannetta de’ Vacchi.

“Queremos que nos proteja la Madre de Dios de la pandemia, no más muertes, enfermos y estragos económicos”. Es también una manera especial de empezar el mes de mayo, dedicado tradicionalmente a la Virgen María.

Unos días antes, el pasado 10 de marzo, el Papa había confiado la ciudad de Roma, Italia y el mundo a la protección de la Madre de Dios, como signo de salvación y esperanza.

Francisco también había dirigido una especial oración a la Virgen María para encomendar Italia y el mundo a la Virgen el pasado 11 de marzo, día en que la Organización Mundial de la Salud calificó como pandemia la situación causada por el coronavirus.

En los momentos más difíciles, en los momentos más dramáticos, los hijos vuelven a la madre.No deseches las oraciones que te dirigimos, en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!”, rezó Francisco ante la imagen de la Virgen del Divino Amor con el niño en brazos.

«Un acto de consagración tiene el significado de ser un recordatorio para los fieles del testimonio del Evangelio de la Santísima Madre y la petición de su intercesión efectiva ante su Hijo en nombre de los necesitados», explican los obispos estadounidenses.

Grandes países y pequeñas ciudades para María

También en muchos otros lugares, grandes y pequeños las personas consagran sus pueblos a la Virgen. Como en La Seu d’Urgell, en un valle cercano a la frontera entre España y Andorra, donde se ha decidido consagrar la ciudad a su patrona, santa María d’Urgell, este sábado 2 de mayo a las ocho de la tarde.

Mirando el escudo de la ciudad, que tiene en el centro a la Virgen con el Niño, podría pensarse que sus ciudadanos -en torno a los doce mil- en seguida pensaron en esta cristiana respuesta al sentir su impotencia ante el coronavirus.

LA SEU D URGELL
Ajuntament de la Seu d'Urgell

Es cierto que la talla de la Virgen con el Niño, del siglo XIII, ocupa un lugar central en la espectacular catedral íntegramente románica de La Seu d’Urgell, que da nombre a esta ciudad catalana.

Sin embargo, todos estos elementos cristianos, de gran relevancia histórica, tienen hoy poca repercusión en la vida cotidiana de la mayoría de urgelenses.

Pero quizás la Covid-19 ha ayudado a remover cimientos y recuperar una fe dormida. El hecho es que no son pocos los que han vuelto a creer que santa María d’Urgell podría ayudar a la ciudad, como lo hizo en otros momentos -difíciles o felices- de su historia.

El Movimiento de Schoenstatt ha impulsado la consagración de la ciudad a su patrona, como acontecimiento central de sus segundas misiones familiares en esta ciudad. Y muchos ciudadanos e instituciones se han encendido con esta llama de esperanza.

«Al consagrar nuestra ciudad a María estamos expresando que queremos abrirle nuestro corazón, que queremos regalarle nuestra ciudad, para que Ella pueda poner a Jesús en todos sus ámbitos y rincones», explican los impulsores.

«La consagración es un acto de confianza, de amor, que cada uno podemos hacer sólo desde nuestra libertad -añaden-. Dios también, por medio de María irrumpe con su gracia, actúa en ese corazón, en ese pueblo como posesión suya. ¿Puede haber entonces una bendición mayor para una persona, para un pueblo, que consagrarse a María?».




Te puede interesar:
​Oración del Papa Francisco para consagrarse a María




Te puede interesar:
Consagrarme a María me cambió la vida, y puede cambiar también la tuya




Te puede interesar:
5 santos que se consagraron a María

Tags:
consagracioncoronavirusepidemiavirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.