Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

Coronavirus: ¿Habrá que recordar que la vejez es un derecho humano?

ELDERLY

Shutterstock | Kateryna Skorokhod

Dolors Massot - publicado el 30/04/20

La Asociación Latinoamericana de Gerontología alerta del peligro de negar a los ancianos la atención sanitaria que merecen.

La reacción de los países ante la pandemia del coronavirus ha puesto sobre el tapete cómo es nuestra valoración de la vejez.

El escenario global presenta diversidad de reacciones: desde quienes opinan que los ancianos «han vivido demasiado» y, por lo tanto, no merecen un esfuerzo si enferman de coronavirus. Y quienes recuerdan que la vejez es una condición de las personas y están en su derecho de recibir la atención hospitalaria que requieran.

¿Es que un viejo ya no «sirve»? ¿Hasta dónde tenemos el deber de cuidar a los mayores?

La economía no debe mandar

La Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria acaba de responder a esta polémica con un enérgico artículo en el que se opone a la postura que permitiría «prescindir de los ancianos» porque no resulta rentable económicamente cuidar de ellos.

En un artículo firmado por Mariana Rodríguez, se califica la situación provocada por el coronavirus como «oportunidad histórica». Es, dice la autora, «‘el’ momento para poner en el centro del escenario social, con todas las luces y sonidos, el paradigma de la vejez y el envejecimiento”. 

ELDERLY
Shutterstock | Fotoluminate LLC
Atender a los ancianos no es solo una cuestión de sentimientos o de compasión: tienen derecho a ello.

Es urgente replantear nuestra concepción de los mayores para que valoremos cómo los cuidamos, cómo los atendemos médicamente, cómo los protegemos y cómo los respetamos.

La familia, la sanidad pública, la economía… han de demostrar con hechos que los mayores son respetados y cuidados.

Daniel García Delgado, de FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales-Argentina), ha manifestado recientemente que “un nuevo paradigma está en ciernes, tanto económico, político, geopolítico como cultural y avizorarlo, es también una forma de trabajar desde las ciencias sociales, tanto lo político como lo filosófico, para su avenencia”.

Somos «sujetos envejecientes»

Mariana Rodríguez afirma que «es fundamental asumirnos como sujetos envejecientes, es decir, aceptarnos como personas que envejecemos desde que nacemos hasta el fin de nuestras vidas

«El envejecimiento -continúa- requiere conciencia del envejecimiento en cada etapa de la vida -en la niñez, la adolescencia, la adultez y la vejez-. Es necesario que el mundo que viene comprenda y sienta que la vejez es un derecho humano. Que todas las personas tenemos derecho a existir.»

A envejecer y a enfermar. Las personas tenemos derecho a ponernos enfermos sin que peligre nuestra vida porque el Estado decida entonces que no le servimos y que puede desecharnos a la basura.

La salud pública es esencial

Rodríguez apunta que un informe elaborado por CEPA (Centro de Economía Política Argentina) señala que la crisis del coronavirus ha despertado en la sociedad «el reconocimiento social de la importancia de la salud pública, de la capacitación permanente y formación de profesionales de la salud y la ciencia, de la tarea de cuidadores/as, de la redistribución y masculinización de las tareas de cuidados en los hogares, de las formas de educación, de la reflexión espiritual y existencial, entre otros temas».

Después de leer a estos expertos, cobra más sentido seguir aplaudiendo cada día a los sanitarios desde las ventanas y balcones de nuestras casas, estando confinados. Como también se subraya que cada Gobierno debe adoptar las medidas para que el derecho a la vejez sea real. Y en cada familia nos planteemos cómo estamos tratando a nuestros mayores.

Tienen derecho

En la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, afirma Rodríguez, se insta a los Estados a «que asuman el compromiso, acompañen y potencien el paradigma que posiciona a las personas mayores como sujetos de derecho. Planteamos que se corra de una vez y para siempre, de manera explícita y concreta y no como meros acuerdos sectoriales, la concepción de las personas mayores como ‘personas con necesidades de ser asistidas’ a ‘sujetos con derechos a demandar determinadas prestaciones y conductas’, en acuerdo pleno con la definición de Víctor Abramovich

Más que compasión

«Apelamos -subraya Rodríguez- a la construcción de un modelo basado en el respeto y el reconocimiento y no a la compasión. Cuestionamos los estereotipos que enfatizan la imagen negativa, homogénea e injusta sobre el rol de las personas mayores y la vejez en el mundo. Pedimos discursos que no acudan al lenguaje paternalista porque apelan a la mera lástima.»

Rodríguez, en nombre de ALGEC, presenta un plan de acción de ahora en adelante: «Les proponemos construir una sociedad del cuidado colectivo y permanente en cada etapa de la vida, a consolidar el paradigma de la vejez y el envejecimiento asumiéndonos como sujetos envejecientes y comprendiendo que la vejez no es un problema individual que le sucede a las personas cuando llegan a viejas, es un asunto colectivo y político, es un derecho humano que respeta y celebra nuestra existencia.» 


ADOLFO DOMINGUEZ

Te puede interesar:
Ser «viejo» es bello




Te puede interesar:
¿Envejecer feliz? ¡Claro que es posible!

Tags:
ancianos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.