¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Pudo abrazar a su hija tras dar a luz en coma infectada de covid-19

ANGELA PRIMACHENKO
Instagram | @angela_primo
Comparte

Un “aliento de vida” en medio de las dificultades

La historia de Angela Primachenko, una terapeuta respiratoria de 27 años de Estados Unidos, ha sido descrita por ella misma como un milagro.

ANGELA PRIMACHENKO
Instagram | @angela_primo

A finales de marzo, faltándole unas semanas para dar a luz, fue ingresada en el hospital. Presentaba síntomas de covid-19.  Le confirmaron que lo tenía, cosa que le tomó por sorpresa porque, a pesar de su profesión, ya ella tenía varias semanas en cuarentena y tomando las medidas pertinentes justamente considerando su embarazo.

Su situación empeoró rápidamente y tuvo que ser trasladada a cuidados intensivos, donde le indujeron un coma y la conectaron a un respirador para tratar salvaguardar su vida y la de su pequeña.

ANGELA PRIMACHENKO
Instagram | @angela_primo

Ava (que significa “aliento de vida”, algo que supieron después) tuvo que ser traída al mundo el 1 de abril. Angela lo supo cuando se despertó cinco días después y vio que ya no tenía una barriga tan pronunciada. Pero, aunque ya no estaba conectada a un respirador y pudo ser llevada a un cuarto regular del hospital, seguía teniendo el virus, así que no podía conocer ni mucho menos cargar a su segunda hija como lo haría la mayoría de las madres.

ANGELA PRIMACHENKO
Instagram | @angela_primo

Su esposo David y las enfermeras le mostraban fotos de Ava, que por ser un poco prematura y dadas las circunstancias de su nacimiento, también estuvo en cuidados intensivos neonatales.

Pasaron poco más de dos semanas, varias pruebas médicas que verificaran que ya no tenía el virus para que el pasado 15 de abril Angela puderia abrazar a su pequeño milagro por primera vez. Su emoción la compartió en Instagram, donde familiares, amigos y gente que simplemente estaba maravillada con su historia, se unieron en oración por este tan anhelado encuentro.

ANGELA PRIMACHENKO
Instagram | @angela_primo

Ya ambas están en casa. Ava también conoció a su hermana mayor Emily y a sus abuelos, y la familia Primachenko agradece que puedan estar finalmente sanos y juntos. “Las últimas semanas han estado llenas de tantos cambios inesperados en mi vida… siento que podría escribir una novela, pero esta noche quiero decir que la vida es buena y hay que encontrar lo bueno en cada día”, compartió Angela en un post.

https://www.instagram.com/p/B_DZyCfAUDq/?utm_source=ig_web_copy_link

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.