Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
home iconActualidad
line break icon

Alarma mundial: El hambre podría matar más que el coronavirus

Hunger Africa

Eric Lafforgue / Hans Lucas / Hans Lucas via AFP

Jaime Septién - publicado el 27/04/20

El impacto económico del COVID-19 durante este año elevará a 265 millones el número de personas expuestas al hambre extrema

Cuando la pandemia apenas despliega sus tentáculos en África, y cuando baja hacia otros rumbos de América Latina, golpeados por la pobreza extrema, o se posa sobre la India o los países en guerra de Medio Oriente, el grito de muchos hombres, mujeres y niños es el mismo: “Preferimos enfrentar el virus que morir todos de hambre”.

En rigor, no debería ser esta ninguna alternativa, pero se está volviendo opción cuando el propio Programa Mundial de Alimentos, un Programa dependiente de la ONU, calcula que el impacto económico del COVID-19 durante este año elevará a 265 millones el número de personas expuestas al hambre extrema.

Envueltos en la danza de los millones, apenas si nos alcanza a hacernos sentido tal número. Pero la hambruna del 2020 podrá llegar a ser aproximadamente el doble el número de personas en situación de hambre extrema con respecto al año 2019, cuando la Red Mundial contra las Crisis Alimentarias informó la existencia de 135 millones de personas con hambre extrema en el planeta.

Los niños, en primera fila

En 2019 había sido la cifra más alta de personas con hambre extrema que vivían en 55 países del mundo desde que empezó este estudio en 2017. Ya 2019, sin pandemia de coronavirus, había representado un incremento de 22 millones de personas con respecto a 2018, por lo que la ONU ha encendido todas las alarmas para este 2020.

El informe 2019 de la Red Mundial contra las Crisis Alimentarias, una alianza internacional de organismos de las ONU que trabajan para abordar las causas fundamentales del hambre extrema, indica que en los 55 países mencionados, 75 millones de niños sufrieron retraso de crecimiento y 17 millones de personas delgadez excesiva causada por la falta de alimentación.

Los principales factores que motivaron este crecimiento fueron los conflictos (el factor clave que empujó a 77 millones de personas a la inseguridad alimentaria aguda) en particular la República Democrática del Congo y en Sudán del Sur, junto a los fenómenos meteorológicos extremos (34 millones de personas) y las turbulencias económicas (24 millones) en Guatemala, Haití, Pakistán, Zambia y Zimbabue.

La geografía del hambre extrema

En lo que respecta a la llamada “geografía del hambre extrema”, de los 135 millones de personas que la padecían en 2019 (y que pueden ser los sitios por donde podría doblarse el número en 2020), 73 millones viven en África; 43 millones viven en Oriente Medio y Asia y 18.5 millones viven en América Latina y el Caribe.

En lo que respecta a esta última región, Venezuela aparece como la cuarta mayor crisis alimentaria del mundo, con 9.3 millones de personas en situación de inseguridad alimentaria aguda y necesitadas de asistencia urgente, según los datos que arrojó el Informe 2019 de los organismos de la Red Mundial contra las Crisis Alimentarias

En los cuatro países del llamado “Corredor Seco Centroamericano” (El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua), la sequía ha dejado a 3.2 millones de personas pasando hambre, mientras que en Haití, la crisis política y socioeconómica empeoró la inseguridad alimentaria extrema, con 3.7 millones de personas afectadas.

Además 1.2 millones de migrantes y refugiados venezolanos en Colombia y Ecuador también sufren hambre aguda y podría aumentar al doble considerando que según la ACNUR existen, en la actualidad poco más de cuatro millones de refugiados y migrantes que han salido huyendo de Venezuela.

Que los programas no se detengan

Si el panorama era desolador 2019 y si no se ataca por parte de las potencias mundiales el problema del hambre extrema, ésta podría matar muchas más personas que el propio coronavirus. La ONU pide que los programas de asistencia alimentaria no se detengan, como tampoco los apoyos a los programas de la propia ONU, que atienden ahora mismo a cien millones de personas con hambre extrema en el mundo.

Tags:
coronavirushambre
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.