Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
San Juan Berchmans
home iconEstilo de vida
line break icon

Covid-19 y la toma de decisiones empresariales

kitchen.jpg

Free-Photos

Juan Francisco Mira - publicado el 24/04/20

Estamos ante un escenario volátil, incierto, complejo y ambiguo

En primer lugar, una aclaración, qué se entiende por entornos VUCA. Esta expresión es acrónimo de volátil, incierto, complejo y ambiguo (volatile, uncertain, complex, ambiguous, en inglés).

Se da la volatilidad en nuestro entorno cuando cambian las cosas y no sabemos con certeza en qué dirección. Por incertidumbre entendemos aquella situación en que no solo no se sabe qué va a pasar sino que además los cambios se dan con intensidad o bien se presentan de forma brusca, por ejemplo, con ocasión del COVID-19, los cambios e innovaciones tecnológicas en servicios y productos que vemos necesarios para llegar eficazmente al mercado. ¿Cómo nos afectan? ¿Estamos preparados para abordarlos?

Por otra parte, observamos la complejidad de las relaciones entre las causas económicas y las sociales, políticas, ambientales, educacionales, tecnológicas. Por ejemplo, la subida del salario medio interprofesional. ¿Cómo afecta a los demás factores? La implantación de un salario mínimo vital y su financiación, ¿en qué medida va a influir sobre los costes empresariales y, en consecuencia, sobre el empleo?

Y, si a todo ello añadimos la ambigüedad, cosa que se da cuando es difícil encontrar la relación causa-efecto porque cuando trabajamos en equipo y eso es la empresa, todos no ven las cosas de igual modo, así como cuando vemos también ante determinados hechos que las autoridades políticas, la competencia, clientes y proveedores, no reaccionan de la misma forma, en gran parte debido a que no se manejan datos fiables de la realidad. Tal es la situación, por ejemplo, de las políticas aplicadas por los distintos gobiernos, nacionales y locales, ante la crisis generada por el covid-19, nos encontramos ante un escenario que está poniendo a prueba el liderazgo, exigiendo una consistencia y visión de futuro que definen al líder o descubren su ausencia.

Hasta ahora la gestión se había centrado en administrar y no en crear, el foco ha sido la implantación de la estrategia, mirando lo que pasa dentro y no en saber qué pasa en todo momento en el entorno y adelantarse hasta donde permita las propias capacidades.

Lo poco que miramos hacia afuera se limita a los vecinos cercanos, como los clientes y los competidores, y a este sesgo estructural hay que añadir, en muchos casos, empresas centralizadas, donde el talento solo se usa para ejecutar.

De forma que desgraciadamente es solo cuando se presentan estas situaciones VUCA cuando se cuestiona qué parte del flujo de caja se destina a la investigación, a la formación, a la inversión en sistemas de información y comunicación, lamentándose muchas veces de la ausencia de capacitación para abordar los cambios.

Cambiar la cultura en la visión del futuro

Ver el cambio antes que nadie y aprovecharlo con la capacidad de ejecución propia, estas son las condiciones exigidas al líder para tomar decisiones en escenarios volátiles, inciertos, complejos y ambiguos como el presente, creados por el COVID-19.

Implantar la estrategia mejor que nadie ha dejado de ser una ventaja competitiva para convertirse en una commodity (algo ordinario, básico). Estas nuevas culturas entienden la necesidad de ver el cambio antes que nadie y eso sólo es posible si se dedica tiempo y atención a lo que está pasando en el exterior. Las organizaciones que aplican modelos de búsqueda de oportunidades, tanto tácticas como estratégicas, como parte de su ADN, son las que mejor se adaptan ante cambios bruscos en el entorno.

La información cuantitativa y cualitativa, la interacción entre las personas del grupo y el conocimiento de lo que está pasando en el entorno ofrece innumerables oportunidades para tomar decisiones orientadas a cambiar la forma en que gestionamos la Organización.

Esta metodología permite enfocarnos hacia fuera y ver el cambio antes que nadie para poder crear nuevas fuentes de ventaja competitiva, al propio tiempo que nos une, nos hace compartir experiencias y observaciones, haciendo más consistente la Organización.

Tags:
coronavirusempresa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.