Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconEstilo de vida
line break icon

Por qué el homeschooling está convirtiéndose en una forma moderna de educar

HOMESCHOOL

Shutterstock

Michael Rennier - publicado el 15/04/20

Ya no es un movimiento marginal: educar a los niños en el hogar es ahora la elección de más y más padres

Mis hermanos y yo fuimos educados en casa en la década de 1990. En ese momento, pensamos que era normal despertarse a las 9 a.m., ver la serie Matlock y luego pasar por las pilas de tareas escolares lo más rápido posible para poder jugar con los cromos de béisbol mientras esperamos que el autobús dejara a nuestros amigos.

Pero en realidad, nuestra experiencia fue bastante marginal. Conocíamos a otros homeschoolers, por lo que no éramos únicos, pero mi madre realmente tuvo que trabajar para mantenernos conectados a través de cooperativas, prácticas de banda y excursiones.

Las otras familias que conocimos solían ser cristianos conservadores y supongo que la religión jugó un papel en nuestra experiencia colectiva.

En 1999, el año en que me gradué, una encuesta de Gallup muestra que había 850,000 educadores en el hogar en los Estados Unidos. Hoy en día, hay aproximadamente tres veces eso y el número está creciendo a un ritmo constante.

A medida que los padres continúen viendo un gran valor, podemos esperar que la educación en el hogar sea aún mayor como porcentaje de la población general en los próximos años.

Pero esto es lo sorprendente de la educación en el hogar hoy: ya no se trata simplemente de la educación religiosa. Las familias de todos los tipos ahora están estudiando en casa y no hay un nivel de ingresos, afiliación política o filosofía que las una a las otras.

La educación en el hogar cubre una sección transversal típica de personas que tienen sus propios motivos para elegir. En otras palabras, ya no es un movimiento «marginal».

Recuerdo que los adultos me preguntaban con frecuencia sobre mis habilidades sociales y el rigor de mi educación. Muchos a menudo malinterpretaban la naturaleza de mi educación y sospechaban de ella. Les preocupaba que yo fuera incapaz de una interacción humana básica o que fracasara en la universidad.

Me gradué de Yale y hoy estoy casado y tengo seis hijos, así que supongo que estoy bien, pero muchos educadores en el hogar han tenido un éxito académico impresionante.

Debido a esto, gran parte del estigma ha desaparecido y las encuestas muestran que la educación en el hogar se considera cada vez más como una opción saludable.

Por supuesto, no todos tienen el tiempo disponible o el deseo de educar en casa, y no diría que es objetivamente mejor que otras formas de educación. Pero para algunas personas, como mi familia, es, con mucho, la mejor opción. Puedo decirte por qué nos gusta y por qué es una buena opción para nosotros …

Más tiempo en familia

Los escolares tienen un horario apretado por la mañana para asegurarse de que hayan desayunado y estén esperando el autobús a tiempo. Luego, con un día completo de escuela, deportes y tareas escolares… es fácil ver que están estresados ​​y sobreprogramados.

Muchos niños están ocupados en la escuela durante más horas del día de lo que sus padres pasan en el trabajo. Si no tenemos cuidado, la escuela puede ser un factor que separe a nuestras familias. También evita que nuestros hijos mayores tengan tiempo para trabajar y ganen experiencia en la vida real.

La educación en el hogar definitivamente también puede ser caótica y menos intensa, pero si quitas el traslado al cole, los deberes y la espera de que otros niños terminen antes de pasar al siguiente tema, la educación en el hogar puede ser notablemente más eficiente. Incluso con clases de piano, deportes y campamentos de verano, les da a los niños la posibilidad de disfrutar más de su infancia.

Adaptado al niño individual

Los niños no son todos iguales. Debido al tamaño de las clases, las escuelas luchan con eso, pero la educación en el hogar es más adaptable. Mis hijos pueden despertarse cuando quieran, almorzar cuando tengan hambre y tomar un recreo cuando necesiten despejarse.

No todos los niños aprenden al mismo ritmo o de la misma manera. Tengo algunos niños que probablemente serían alumnos avanzados en sus respectivos grados y uno que, digamos, es un poco más excéntrico en los tipos de conocimiento que elige adquirir.

En casa está bien, pero sospecho que si estuviera en la escuela estaría en una clase de recuperación y comenzaría a odiar los libros para siempre. Los niños pueden estar atrasados ​​en algunas materias y adelantarse en otras y con un maestro atento todo se iguala al final.

Debido a que todos son muy diferentes, algunos niños prosperan en un ambiente de educación en el hogar, pero tendrían dificultades en un aula más grande.

Amplias experiencias culturales

Cuando yo hacía homeschooling, tenía clases de piano, clases de ciencias en un colegio comunitario, un grupo de teatro y practicaba deportes.

Mis propios hijos toman clases de canto, tocan ukeleles para los que escriben canciones originales, tienen trabajo en el mercado local de granjeros y cuidan a los pollos del corral. De manera regular, interactúan con una amplia gama de adultos y niños.

Debido a esto, en realidad se socializan en una escala más amplia que los niños en la escuela, porque un niño educado en el hogar a menudo se queda y participa en conversaciones con adultos.

Otros niños se pondrán al día y estarán bien socialmente, pero creo que los niños educados en casa tienen una ventaja inicial.

Éxito académico

Los maestros en las escuelas están bajo una presión tremenda para producir altos puntajes en los exámenes de sus estudiantes, por lo que necesitan pasar tiempo en la preparación de los exámenes.

La educación en el hogar está mucho menos restringida por las pruebas y se centra en el aprendizaje. Sí, los homeschoolers también tienen que aprobar los exámenes estatales obligatorios y buscar el éxito académico en la universidad, pero eso no parece ser un problema para la mayoría de los niños.

Durante mi infancia, pude leer mucho más ampliamente literatura que otros niños. Mi hermano aprendió programación informática en su tiempo libre. Todos terminamos siendo buenos estudiantes con un amor por el aprendizaje.

La educación en el hogar a veces puede ser intimidante: después de todo, es un desgaste para los padres, y en los días difíciles uno puede preguntarse si está haciendo un trabajo lo suficientemente bueno. Pero al igual que con cualquier elección de escuela, hay días buenos y días malos.

Sin duda, ha sido una bendición en mi vida y en la de mi propia familia, así que si alguna vez lo has considerado, no tengas miedo de dar los siguientes pasos; te sorprenderá encontrar que encaja perfectamente.

Tags:
educaciónhomeschooling
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.