Aleteia

La moda contra el covid-19: mascarillas solidarias y con estilo

MASK
Gentileza-Gratacos
Comparte

La empresa Gratacós se implica en la crisis del coronavirus: dona tela y consigue hacer llegar mascarillas de China al Hospital Vall d’Hebron. La idea es un cúmulo de acciones solidarias entre proveedores y clientes.

La empresa de tejidos española Gratacós, proveedora de marcas del sector de lujo como Pierre Balmain, Giorgio Armani, Carolina Herrera, Agnès B. y Oscar de la Renta, se ha implicado en las acciones de solidaridad para luchar contra el coronavirus
Antonio y Joan Gratacós, primos y managers de la empresa, han donado más de 1.000 metros de tejido de algodón para hacer mascarillas y han pagado la compra de 10.000 mascarillas en China para que puedan ir directamente al Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.
MASK
Gentileza-Gratacos
Jóvenes diseñadores, estudiantes de diseño de moda, fabricantes de moda... todos se han puesto al servicio de la confección urgente de mascarillas con el tejido que Gratacós pudo aportar.

Todos implicados: del tejido a la máquina de coser

Joan Gratacós explicó a Aleteia que «la donación de tela surgió por un deseo compartido por nuestros clientes, diseñadores y estudiantes de diseño de moda. Todo estamos preocupados por la falta de materiales de protección para los sanitarios y la población. Al hablar con nosotros estos días, muchos decían que querían colaborar de algún modo».
MASK
Gentileza | Gratacós
Mascarilla confeccionada con tejido procedente de Gratacós.
«En Gratacós la mayoría de los tejidos que fabricamos no son de algodón, pero buscamos las piezas de qué disponíamos en este material». «Decidimos ponernos en marcha -cuenta- y proveer el tejido para que los que tienen maquinaria pudieran coser».

Una cadena de gestos solidarios

En cuanto a la compra de mascarillas, Joan Gratacós afirma que se han valido de su experiencia comercial en China para conseguir el producto.
MASK
Gentileza-Gratacos
Una imagen del stand de Gratacós en una feria textil de China.
Gratacós pagó la compra del material pero a raíz de su gesto, otras empresas han querido unirse a esta acción solidaria. «Los vamos a traer a España a través de UPS y ha sido bonito ver que los transportistas decidieron no cobrar el transporte. Todos quieren sumar esfuerzos por esta causa».

Directo al hospital

Las mascarillas chinas irán directamente al Hospital Vall d’Hebron. Con él Gratacós (empresa familiar) tiene un vínculo de agradecimiento: hace unos años Joan Gratacós estuvo ingresado en la Unidad de Quemados del hospital a causa de un accidente doméstico que casi le cuesta la vida. Durante 15 días se debatió entre la vida y la muerte. Ahora precisamente una hija suya hace el MIR allí, aunque estos días está apartada del servicio ya que está embarazada y es persona de riesgo.

En medio de la difícil situación por la que atraviesan los hospitales españoles, las mascarillas fabricadas con estas telas dan un punto de alegría. «Nos han agradecido lo bonitas que son», dice el empresario.

Por su parte, una empresa de Lliçà d’Amunt (Barcelona) que se dedica a la elaboración de tela de paracaídas, quiso colaborar y ha aportado el tejido que sirve de «barrera» y «forro» a algunas de las mascarillas. «Todas las aportaciones son bienvenidas», afirma Gratacós.

MASK
Gentileza | Gratacós

Máxima solidaridad del sector textil y de calzado

El sector textil español está dando lo mejor de sí en esta crisis sanitaria. Amancio Ortega, fundador de Inditex, ordenó el envío de 300.000 mascarillas a España y de 75.000 buzos de protección, todo desde China.

El día del 84 cumpleaños del empresario, el pasado 28 de marzo, un numerosos grupo de ambulancias hizo sonar las sirenas frente a su casa en A Coruña en señal de agradecimiento.

Numerosas artesanas del calzado de Valencia, llamadas popularmente «aparadoras«, aparcaron los zapatos y se pusieron ante su máquina a coser mascarillas.

En otros puntos de España, las máquinas del sector textil han pasado a confeccionar batas y mascarillas y desde entonces no han parado.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.